Elon Musk se perfila como el mayor perdedor en la compra de Twitter

Elon Musk

Win McNamee/Getty

Ahora que la batalla de Elon Musk contra Twitter parece que se acerca a su desenlace, se vislumbra un claro perdedor: el hombre más rico del mundo. 

Eso sí, los expertos subrayan que los banqueros, abogados y empleados absorbidos por la órbita de Elon Musk también pueden terminar pagando un precio por la batalla legal de estos meses.

Dan Ives, analista tecnológico de Wedbush, ha comparado la adquisición de Musk con regalar caviar para comprar una porción de pizza de 2 dólares. Es una operación nefasta para el multimillonario, así como para los más de una docena de inversores que se han ofrecido a respaldar la compra de 44.000 millones de dólares.

Al mismo tiempo, para Twitter es una clara victoria contra un hombre que ha estado tiempo resistiéndose al acuerdo, así como un golpe en la mesa para los accionistas que se beneficiarán si finalmente Musk acaba cumpliendo su parte del pacto. Sin embargo, dentro de la empresa, la posible adquisición por parte de Musk ya está frustrando a muchos empleados mientras despierta el temor a futuros despidos. 

A continuación, estos son los ganadores y los perdedores de la operación:

Los perdedores

Elon Musk

Ilustración con la imagen de Elon Musk en un teléfono móvil sobre el logotipo de Twitter repetido.

El giro rocambolesco de Elon Musk en la operación de compra de Twitter no es solo un extraño ejemplo del multimillonario aceptando una derrota, sino que le ha puesto en una situación peor a la hora de financiar la operación.

El CEO de Tesla ha contribuido a rebajar el precio de las acciones de la empresa que ahora pretende comprar. Desde la oferta inicial de adquisición de Musk, las acciones de Twitter han caído hasta un 26%. Aunque las acciones de la empresa de redes sociales subieron un 22% después de que el multimillonario volviera a decir que planea comprarla, los analistas sostienen que Musk está pagando demasiado, especialmente en comparación con los principales rivales de Twitter.

Al pagar 54,20 dólares por acción, Musk pagará más del doble de la valoración actual de Meta y Snap, señala Barron's

La fortuna de Elon Musk, que en su mayor parte está ligada a las acciones de Tesla, también se ha desplomado en los últimos meses. Cuando acordó la compra de Twitter en abril, su valor aproximado era de 257.000 millones de dólares, según el índice de multimillonarios de Bloomberg. Desde que el consejo de administración de Twitter aceptó la oferta de Musk el 25 de abril, Tesla ha caído un 28%. Ahora, Musk tiene sobre el papel unos 30.000 millones de dólares menos desde aquel acuerdo inicial.

Las acciones de Musk también han parecido tener un efecto perjudicial en las operaciones de Twitter, cuentan los analistas de Stifel Mark Kelley y Thomes Doheny.

"Creemos que la compañía de la que pronto será propietario es considerablemente menos atractiva en este momento, con un ritmo constante de salidas en todas las filas y un producto que ha estado en el limbo desde abril, cuando se anunció originalmente el acuerdo", relataron Kelley y Doheny en una nota publicada el martes. 

Los bancos

Edificio de Morgan Stanley en Nueva York.

Aparte de Musk, quienes financiarán el acuerdo son los que más tienen que perder. 

Destacan Morgan Stanley y Bank of America, por nombrar algunos. Todos se enfrentarán al reto de financiar el acuerdo después de meses de citaciones en los juzgados y de idas y venidas entre Twitter y Musk. 

"Desde la perspectiva de los bancos, esto no es precisamente lo ideal", resume Ives a Reuters. "Los bancos están entre la espada y la pared: no tienen más remedio que financiar la operación".

Para complicar más las cosas, el acuerdo avanza ahora en un momento mucho menos favorable para los bancos, cada vez más preocupados por la subida de los tipos de interés y la posibilidad de una recesión. Según Reuters, los bancos implicados en la operación podrían enfrentarse a pérdidas potenciales de cientos de millones al tratar de vender acciones a inversores que se muestran cada vez más recelosos a la hora de asumir deudas arriesgadas. 

La batalla judicial también obligó a ciertos inversores, incluidos el fundador de Oracle, Larry Ellison, y el CEO de Morgan Stanley, James Gorman, a airear sus trapos sucios después de haber sido citados en el juicio. Los mensajes que compartieron con Musk han quedado al descubierto como parte del proceso de investigación previo al juicio.

Gerard Filitti, asesor principal de The Lawfare Project, un grupo de reflexión jurídica internacional sin ánimo de lucro y un fondo de litigios con sede en Nueva York, explica a Business Insider que Musk podría incluso haber sido empujado a cerrar el trato por el daño que su inminente declaración podría tener en algunas de sus relaciones más cercanas en el mundo corporativo.

Los empleados de Twitter

Twitter nuevas funciones

Para los empleados de Twitter, toda esta historia resulta "devastadora", según explicó ya en su día a Business Insider Harry Kraemer, profesor de gestión y estrategia en la Escuela de Gestión Kellogg de la Universidad Northwestern de Estados Unidos. 

"Una organización es su gente", dice Kraemer. "Y la gente de Twitter, en lugar de trabajar, está pasando la mayor parte de su tiempo tratando de averiguar quién es el dueño de la empresa y qué va a pasar con su trabajo. Muchos se preguntan qué va a pasar con su familia y cómo planificar los nuevos productos o el desarrollo para el próximo año si no se sabe qué va a pasar la semana que viene. La planificación se paraliza". 

De hecho, la noticia de que Musk había renovado su oferta de compra también se ha producido cuando muchos empleados de la empresa estaban trazando la estrategia de cara a 2023. Algunos empleados temen que todo este trabajo caiga en saco roto bajo la nueva propiedad. Uno de ellos, el analista financiero sénior Parker Lyons, tuiteó un meme en ese sentido, dando a entender que los planes de la compañía para 2023 son ahora "inútiles".

Como consecuencia de tanta inestabilidad, cientos de empleados de Twitter han abandonado la empresa desde junio. Lo han hecho en buena medida por preocupaciones relacionadas con el liderazgo de Musk. 

Twitter ha interrumpido además todas las contrataciones y ha empezado a realizar despidos desde que Musk aceptó comprar la empresa. En la demanda, la empresa atribuye sus acciones a la presión de Musk para recortar costes, y es posible que se avecinen más despidos: durante una reunión general de empleados de Twitter en junio Musk aludió a más recortes de costes diciendo que la empresa "necesita sanearse."

Derek Horstmeyer, profesor de finanzas de la Universidad George Mason, vaticina a Business Insider por correo electrónico que los empleados de Twitter podrían tener "una situación difícil" si Musk se hace cargo. 

"Espero que mucha gente renuncie dados los cambios que Elon quiere hacer", dice Horstmeyer.

Los ganadores

Parag Agrawal, CEO de Twitter.

Twitter

Twitter es una de las pocas empresas que ha salido victoriosa en una batalla contra Musk, pero su triunfo no se ha producido sin ciertos contratiempos.

Filitti explica a Business Insider que Twitter está consiguiendo exactamente lo que quiere a la vez que evita el rencor y el coste exorbitante de un litigio que dañaría significativamente a la compañía y a todos los implicados.

Sin embargo, Paul Regan, profesor asociado y director adjunto del Instituto de Derecho Corporativo y Empresarial de Delaware en la Facultad de Derecho de la Universidad de Widener señala que, en general, la empresa todavía tendrá que recuperarse de la incertidumbre que ha generado un eventual juicio.

También se enfrenta a un futuro con Musk como comprador reticente.

Accionistas de Twitter

Los accionistas de Twitter son los que más ganan tras toda esta historia, sobre todo los que compraron durante la crisis. 

Carl Icahn, por ejemplo, podría obtener un gran beneficio del acuerdo, según informa The Wall Street Journal. El multimillonario inversor y presidente de Icahn Enterprises invirtió unos 500 millones de dólares en Twitter en los últimos meses, comprando acciones con descuento después de que Musk intentara retirarse del acuerdo. Como resultado, podría obtener una ganancia de al menos 250 millones de dólares, según el WSJ

El hedge fundPentwater Capital también se beneficiará después de convertirse en uno de los mayores accionistas de Twitter en el segundo trimestre. Ahora, Pentwater puede ganar más de 200 millones de dólares si la venta sigue adelante, según la CNBC

Diversas fuentes han revelado además a The Wall Street Journal que otros grandes inversores como Third Point y D.E. Shaw Group también han invertido en Twitter a medida que se desarrollaba este calvario y que podrían obtener importantes ganancias.

"Los accionistas de Twitter son los verdaderos ganadores", cuenta Horstmeyer. "Musk está pagando un sobrecoste de entre 50% y un 75% por esta empresa".

Parag Agrawal, consejero delegado de Twitter

A lo largo de la batalla, el CEO de Twitter, Parag Agrawal, se ha mostrado siempre muy profesional, incluso después de que se hicieran públicos unos mensajes de texto con sus conversaciones con Musk. 

El mes pasado, cientos de mensajes de texto entre Musk y algunas de las personas más poderosas de Silicon Valley se hicieron públicos como parte del proceso de indagación previo al juicio. En ellos, Agrawal era uno de los pocos que se acercaron a Musk sin doblegarse o reaccionar negativamente a los insultos que el multimillonario le dirigía.

El CEO de Twitter se negó continuamente a hincar la rodilla ante Musk a pesar de los intentos del multimillonario de echarse atrás en el acuerdo.

En abril, Agrawal se enfrentó a Musk por cuestionar públicamente la viabilidad de la empresa.

"Eres libre de tuitear que se está muriendo Twitter o cualquier otra cosa sobre la empresa", escribió Agrawal a Musk. "Pero es mi responsabilidad decirte que eso no me ayuda a mejorar Twitter en el contexto actual".

Es probable que pierda su puesto de consejero delegado si Musk sigue adelante con la compra, pero si lo hace, Agrawal se irá con mejor reputación ante la opinión pública que la que tenía al entrar en la batalla judicial.

Los abogados

Tanto Twitter como Musk han empleado más de medio centenar de abogados de varios bufetes de primer orden en su batalla judicial. 

Aunque, con el acuerdo, potencialmente perderán millones de dólares junto con la oportunidad de batallar en un juicio tan mediático, algunos expertos señalaron recientemente a Business Insider que Musk aún podría tener que desembolsar hasta 200 millones para los costes legales para él y Twitter tras meses de acumular casi 1.000 cartas y cientos de citaciones.

Los litigantes, los abogados especializados en fusiones y adquisiciones y los socios principales de estos notables bufetes pueden ganar hasta 2.500 dólares por hora, según Anat Alon-Beck, profesora de Derecho mercantil de la Universidad Case Western Reserve de Cleveland (Estados Unidos). 

La experta cifra los costes de Musk solo en abogados en unos 30 millones de dólares. El CEO de Transperfect, Phil Shawe, que ha litigado casos para su empresa en el Tribunal de Delaware, cuenta que Musk podría acabar desembolsando fácilmente entre 7 y 10 millones de dólares al mes en honorarios legales.

"Los grandes, grandes ganadores en esto van a ser los bufetes de abogados", explica Kraemer. "Esos tipos van a ganar una fortuna".

Otros artículos interesantes:

Tesla presenta su robot humanoide, Optimus, que trabajará en las tareas rutinarias de los seres humanos, según Elon Musk

Elon Musk vende acciones de Tesla para financiar la compra de Twitter: "Es como regalar caviar para comprar una pizza de 2 euros"

Elon Musk dice que la compra de Twitter acelerará la creación de X, su discutida "app para todo"

Te recomendamos