Todo lo que ha pasado en el caótico intento de compra de Twitter por Elon Musk

Ilustración con la cara de Elon Musk en un teléfono y símbolos de Twitter.

Reuters

Cuando en abril se conoció la noticia de que uno de los usuarios más poderosos de Twitter, Elon Musk, se había convertido en el mayor accionista individual de la compañía con una participación del 9,2%, las expectativas de su mayor participación en la configuración de la plataforma se dispararon como un cohete SpaceX Falcon.

En un mes caótico de reacciones y predicciones, se especuló con nuevas funciones, políticas y estrategias, se rechazó un puesto en el consejo de administración y se aceptó una oferta de compra por 44.000 millones de dólares.

La evolución desde abril ha sido más lenta, pero no menos volátil. 

Las cotizaciones de las acciones tanto de Twitter como de Tesla están sufriendo los giros de guión y Musk sigue buscando cómo renegociar el acuerdo, hasta que este viernes comunicó a la empresa que lo daba por terminado.

Esto es todo lo que ha pasado desde entonces entre el magnate de la tecnología y la red social.

Antecedentes

La saga empieza en enero, cuando los registros revelan que Musk empezó a comprar acciones de Twitter casi a diario.

El 14 de marzo, alcanzó una participación del 5%, lo que representa un umbral que la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos considera lo suficientemente grande como para exigir su anuncio.

Pero en lugar de revelar su participación antes del 25 de marzo, como exige la Comisión, Musk no dijo nada y continuó acumulando acciones en silencio a precios artificialmente bajos, según los expertos que han hablado con The Washington Post

VIDEO

Así vive y gasta su dinero ELON MUSK, la persona más rica del mundo

La semana siguiente, Musk insinuó que Twitter estaba socavando la democracia al "no adherirse a los principios de la libertad de expresión".

"¿Es necesaria una nueva plataforma?", preguntó el 26 de marzo.

Más tarde, ese mismo día, dijo: "Estoy pensando seriamente en esto". A continuación, compró millones de acciones más de Twitter.

Lunes, 4 de abril

Musk reveló que era propietario de 73.486.938 acciones, por un valor del 9,2% de Twitter, en una notificación 13-G —el anexo que revela la titularidad real de más del 5% de una clase de valores— presentada el lunes ante la SEC. Las reacciones del mercado y de las redes sociales fueron inmediatas.

El precio de las acciones se disparó más de un 25% con la noticia, por la posibilidad de que los movimientos derivasen en la venta de la compañía.

De ser acosado en el colegio a convertirse en el hombre más rico del mundo: la increíble historia de Elon Musk

"Algunos inversores están sin duda esperando una venta, pero creemos que el movimiento de las acciones es probablemente una reacción exagerada para una posibilidad ampliamente especulativa", decían los analistas de Bernstein dirigidos por Mark Shmulik.

Esa noche, Musk tuiteó una encuesta preguntando a sus seguidores si querían "un botón de edición" en Twitter.

Martes, 5 de abril

Al día siguiente, Twitter notificó a la SEC su intención de nombrar a Musk miembro de su consejo de administración "tan pronto como fuera posible", siempre que no posea más del 14,9% de las acciones de la empresa.

Las acciones se dispararon otro 10% tras el anuncio, y Musk tuiteó que esperaba hacer "mejoras significativas" en el servicio.

Han pasado 100 años desde que existiera alguien como Elon Musk: esta es la razón por la que eso es tan desconcertante

El fundador de Twitter, Jack Dorsey, dijo que estaba "muy contento" con la idea de que Musk se uniera al consejo de administración de Twitter.

Una presentación financiera 13D —distinta de la 13G, pero con el mismo propósito de informar sobre la posesión de las acciones— reveló el martes que Musk había estado comprando en Twitter casi todos los días desde principios de enero.

Miércoles, 6 de abril

El miércoles, The Washington Post estimó que Musk se ahorró 156 millones de dólares al saltarse el plazo para revelar su participación del 5% en marzo. Al no hacer pública su participación, Musk pudo comprar acciones con un 30% de descuento, según los expertos en finanzas.

Jueves, 7 de abril

Las reacciones de los empleados escalaban en la red social, llamando a Musk "racista" y poniendo en evidencia la preocupación por la posible interferencia en la moderación de contenidos de la empresa. 

Sábado, 9 de abril

El día que iba a empezar a ser miembro del consejo de administración, pasó la mayor parte del tiempo haciendo una lista de cambios que le gustaría ver en la plataforma, incluyendo pagos en dogecoin, los ajustes de precios y las marcas de autentificación para el servicio de suscripción Twitter Blue.

Domingo, 10 de abril

El domingo, tuiteó —y luego borró— que la sede de Twitter en San Francisco debería convertirse en un refugio para personas sin hogar y una encuesta en la que se preguntaba si la empresa debería "eliminar la w en twitter" —que en inglés, titter, significa reírse disimuladamente—. 

A última hora de la noche del domingo, Agrawal tuiteó una nota en la que decía que "Elon había decidido no unirse a la junta directiva", y explicaba que Musk había compartido su decisión el día anterior.

"Creo que esto es lo mejor", añadió Agrawal. "Elon es nuestro mayor accionista y seguiremos abiertos a sus aportaciones".

Lunes, 11 de abril

Sin estar sujeto a un acuerdo que le permita poseer menos del 14,9% de la compañía, el analista de Wedbush Dan Ives adelantó a Isobel Asher Hamilton de Business Insider, que "esto ahora pasa de ser una historia de Cenicienta ... a ser probablemente una batalla de Juego de Tronos entre Musk y Twitter".

Jueves, 14 de abril

Musk ofrece comprar Twitter por 54,20 dólares por acción en un acuerdo que valora la empresa en 44.000 millones de dólares.

"Twitter tiene que transformarse en una empresa privada", dice en una carta dirigida al presidente Bret Taylor, donde sugiere que la tecnológica debería salir de bolsa y pasar a ser propiedad de inversores privados. 

La verdadera historia de Twitter

"Twitter tiene un potencial extraordinario. Yo lo desbloquearé".

Twitter confirmó que recibió la oferta de Musk y dijo que la junta directiva la revisaría, mientras Musk amenazaba con "reconsiderar" su participación del 9,2% en la compañía si la junta directiva lo rechazaba.

Lunes, 25 de abril

El consejo de administración de Twitter acepta la oferta de Musk, que valora la empresa con una prima del 38% sobre el precio de cierre de las acciones el 1 de abril de 2022, antes de que se revelara su participación inicial.

Según el acuerdo, una empresa fantasma formada por Musk adquiriría Twitter en su totalidad, convirtiéndola en una empresa privada aproximadamente 9 años después de su salida a bolsa.

Viernes, 13 de mayo

Musk tuitea que el acuerdo de Twitter está "en pausa" mientras investiga la información de la compañía de que menos del 5% de sus cuentas son spam o bots.

Las acciones de Tesla, que Musk utiliza como garantía para financiar el acuerdo, habían caído aproximadamente un 25% desde que se anunció el acuerdo.

Lunes 16 de mayo

Las acciones de Twitter volvieron al precio de 38,31 dólares que tenían antes de que Musk anunciara su participación —muy por debajo de los 54,20 dólares ofrecidos en el acuerdo—, ya que los inversores parecían tener sus dudas sobre si saldría adelante.

Jueves, 28 de mayo

La Comisión de Bolsa y Valores de EEUU intervino, pidiendo a Musk que explicara por qué tardó en revelar cuando alcanzó una participación del 5% en Twitter, como exige la ley.

Lunes, 6 de junio

Los abogados de Musk presentaron una queja ante la SEC argumentando que Twitter estaba "oponiéndose activamente y frustrando los derechos de información [de Musk]", y amenazando con abandonar el acuerdo.

Normalmente, un posible comprador realiza este proceso antes de firmar un acuerdo, pero Musk decidió saltarse ese proceso.

Miércoles, 8 de junio

Días más tarde, The Washington Post informó de que Twitter daría al equipo de Musk acceso completo al flujo de "manguera contra incendios" de más de 500 millones de tuits diarios.

Una fuente dijo a Kali Hays, de Business Insider, que Musk "lo explotaría para hacer acusaciones salvajes" sobre bots o cuentas automatizadas en la plataforma de Twitter.

Jueves, 16 de junio

Musk se une virtualmente a una reunión de todos los empleados de Twitter por primera vez para responder a las preguntas de los empleados.

Entre las revelaciones: cabe la posibilidad de que se den más despidos, el trabajo remoto sea limitado —como ya hace con sus trabajadores en Tesla— y los extraterrestres no muy probables.

Martes, 21 de junio

El consejo de administración de Twitter aprueba por unanimidad el acuerdo de fusión, con lo que el acuerdo se acerca un poco más a su conclusión.

Jueves, 7 de julio

The Washington Post informó que fuentes "cercanas a Musk" describieron el acuerdo como en "serio peligro", alegando que el equipo de Musk no ha podido verificar las estimaciones de spam y bots de Twitter.

Mientras tanto, un tercio del equipo de contratación de Twitter fue despedido por la congelación de la contratación que se aplicó en mayo.

Viernes, 8 de julio

Los abogados de Musk notifican a la SEC que planea poner fin a la fusión, citando el "incumplimiento material de múltiples disposiciones" del acuerdo.

El consejo de administración de Twitter se apresuró a responder diciendo que tienen la intención de emprender acciones legales para hacer cumplir el acuerdo: "Confiamos en que prevaleceremos en el Tribunal de Cancillería de Delaware."

La historia aún no ha terminado

No está claro cómo se desarrollará todo esto en los próximos días, pero los expertos legales han avanzado a Business Insider que Musk está cada vez más cerca de una pesadilla legal y una cuota de 1.000 millones de dólares si el acuerdo no se lleva a cabo. Fuentes cercanas al multimillonario aseguran que este no tiene intención de pagar tal cuota.  

Otros artículos interesantes:

Elon Musk cancela la compra de Twitter y la tecnológica anuncia que lo llevará a los tribunales

Los 12 puntos más destacados de la primera reunión de Elon Musk con los empleados de Twitter

Elon Musk ha tenido gemelos con una de sus principales ejecutivas

Te recomendamos