Google pide a su plantilla que pruebe las nuevas funciones de Bard, que ahora es capaz de escribir y corregir código

Sundar Pichai

JOSH EDELSON/Getty

  • Google está metiendo nuevas funciones de código en una versión interna de su chatbot Bard AI. 
  • El personal puede pedir a Bard que genere, corrija e incluso explique el código. 
  • Algunas de estas funciones se están haciendo públicas. 

Google se encuentra trabajando de lleno en su chatbot Bard y está pidiendo a su personal que pruebe las nuevas funciones antes de ponerlas a disposición del público. 

Este viernes, la compañía le dijo a sus empleados que podían probar las funciones que permiten a Bard generar y corregir código e incluso explicarlo, algo que convierte al chatbot en una especie de asistente de programación. 

También han pedido al personal que diera su opinión, según una copia de un correo electrónico interno al que ha tenido acceso Business Insider

Estas nuevas características dejan claro que Google está moviendo ficha y quiere alcanzar a competidores como Copilot de Microsoft, que también funciona como asistente de programación. 

"Ahora puedes probar nuevas funciones, como completar el código fuente, dar explicaciones, corregir errores y mucho más en Bard", reza la nota enviada por Paige Bailey, responsable de producto en el área de IA generativa de Google.

Algunos ejemplos son: 

  • "Pide a Bard que genere código (por ejemplo, 'escribe un modelo de regresión lineal en Python')".
  • "Pedir a Bard que explique un fragmento de código línea por línea".
  • "Comparte un fragmento de código y pide a Bard que escriba documentación para él".
  • "Copia fragmentos de código en el portapapeles con el botón 'Copiar'".

Un portavoz de Google ha dejado claro que esto todavía está en periodo de pruebas y las capacidades de codificación no son compatibles oficialmente todavía. 

"Las pruebas y los comentarios de los Googlers y de probadores externos de confianza son aspectos importantes de la mejora de Bard para garantizar que esté listo para nuestros usuarios", reza un comunicado enviado a Business Insider

A menudo buscamos la opinión de los Googlers para ayudar a mejorar nuestros productos, y es una parte importante de nuestra cultura interna", revela el portavoz.

En este correo electrónico también se pide al personal que probara las nuevas funciones para sus "casos de uso de desarrollo de software" pero advertía de que el código generado por Bard "no debe utilizarse en producción". 

Otro elemento clave del mail es que se pedía a los empleados que no enviaran "información confidencial, privilegiada o sensible" a Bard. Daba una alternativa: usar un chatbot interno llamado Duckie.

Algunas de estas funciones parece que ya están en la versión estable de Bard. De momento, la IA afirma que "no puede ayudarle con la codificación en este momento", aunque desde Business Insider se ha conseguido que Bard genere y explique código.

La compañía americana ha pedido a sus empleados que dediquen entre 2 y 4 horas de su jornada a probar Bard antes de su lanzamiento público. 

ChatGPT, competidor de Bard, ya es capaz de generar código. Se espera que con el lanzamiento final lleguen estas características al chatbot. 

Sundar Pichai, CEO de Google, ha reiterado recientemente este punto y parece que las herramientas están empezando su despliegue. 

Conoce cómo trabajamos en BusinessInsider.

Etiquetas: BI PRIMEInteligencia artificial, Google