La pandemia pone en jaque a los ejecutivos de las grandes empresas como Apple: los empleados quieren flexibilidad para decidir desde dónde trabajan

Tim Cook, CEO de Apple.
Tim Cook, CEO de Apple.

Reuters

  • Podría surgir un abismo entre el personal y los ejecutivos si estos no escuchan a sus empleados.
  • La reciente batalla de Apple con el personal sobre el trabajo a distancia es una prueba de las batallas a las que podrían enfrentarse las empresas.
  • El trabajo híbrido requerirá un enfoque más "centrado en el ser humano" por parte de líderes y trabajadores.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El rechazo de los empleados a la vuelta al trabajo de Apple puede ser indicativo de un "abismo cada vez mayor" que podría surgir entre los empresarios y el personal si las empresas no gestionan correctamente la vuelta a la oficina.

Después de décadas en las que los empleadores tenían la última palabra sobre dónde, cuándo y cómo se hace el trabajo, hemos llegado al otro lado del espectro en el último año, asegura Alexia Cambon, directora de investigación de Gartner.

"Los empleados han tenido más control sobre esas dimensiones del trabajo y se han dado cuenta del impacto que esas dimensiones del trabajo tienen en sus vidas", dice a Business Insider, comentando en general el reto al que se enfrentarán los empleadores.  "De repente, tener que ceder el control sobre ellos se convierte en algo increíblemente personal".

Por qué el teletrabajo no sustituirá del todo el trabajo presencial, según la responsable de uno de los principales fondos que invierten en oficinas

En junio, unos 80 empleados de Apple expresaron su frustración por sentirse "no escuchados" e "ignorados", en una carta interna al consejero delegado Tim Cook tras el anuncio de sus planes de volver a la oficina tres días a la semana -los lunes, martes y jueves- a partir de septiembre.

En cambio, estos empleados quieren que quienes puedan trabajar a distancia puedan hacerlo, y afirman que la política de Apple ha provocado la renuncia de algunos compañeros.

La empresa parece haber redoblado su posición, a pesar de estas preocupaciones.

Según The Verge, Deirdre O'Brien, vicepresidenta sénior de ventas al por menor y personal de Apple en el Reino Unido, declaró en una grabación de vídeo que era probable que hubiera pocos puestos totalmente remotos en el futuro. 

La mayoría de la gente quiere flexibilidad a la hora de volver al trabajo

Los empresarios de todo el mundo difieren en su enfoque del mundo de la oficina tras el coronavirus. 

David Solomon, director general de Goldman Sachs, por ejemplo, ha calificado de "aberración" el trabajo desde casa y ha dicho a los empleados que se preparen para una vuelta generalizada a la oficina física una vez que terminen las restricciones por el coronavirus. 

Facebook, en cambio, permitirá que todos los empleados que puedan desempeñar sus funciones desde casa lo hagan. 

Los datos de una encuesta externa indican que los que quieren trabajar a distancia a tiempo completo en Apple, que tiene una plantilla mundial de más de 160.000 personas, podrían ser una minoría.

4 consecuencias psicológicas a largo plazo que genera el teletrabajo

Solo el 11% de los trabajadores dijeron que querían ser totalmente remotos en el futuro, según una encuesta global realizada por McKinsey a 5.043 empleados a tiempo completo entre diciembre de 2020 y enero de 2021. Aunque la mayoría de los encuestados, el 52%, sí quiere algún tipo de trabajo flexible después del covid.

La investigación de Gartner sugiere que el 68% de los empleados que trabajaron a distancia durante la pandemia están a favor de un modelo híbrido en el futuro, dice Cambon. 

Ansiedad por la falta de claridad

Es probable que los "problemas iniciales" entre el personal y los empleadores se centren en la ubicación, afirma Cambon. 

Gran parte de la conversación sobre la importancia de volver a la oficina está impulsada por el énfasis en que la oficina física es mejor para la innovación y la colaboración.

Esto va en contra de la experiencia de muchos empleados que trabajan a distancia, muchos de los cuales han podido colaborar bien, añade. 

Las organizaciones que aplican "estrategias de escucha" que proporcionan datos a los empleados y hacen que estos se sientan escuchados -y luego diseñan el trabajo híbrido en torno a ello- tienen menos probabilidades de que surjan batallas, comenta.

Los trabajadores pospandemia elegirán empresas que permitan conciliar y teletrabajar, según un estudio de Randstad

La propia investigación de Gartner sugiere que el 45% de los empleados está de acuerdo en que sus preferencias a largo plazo por el trabajo flexible no son tomadas suficientemente en serio por la dirección.

Asimismo, los datos de McKinsey sugieren que podría ser perjudicial que las empresas no tengan claros sus planes pospandémicos: El 47% de los trabajadores está de acuerdo, o muy de acuerdo, en que la falta de una visión clara sobre la vuelta a la oficina les causa preocupación o ansiedad.

Otros artículos interesantes:

El teletrabajo hace que se trabajen más horas, pero no de manera más productiva

Por qué el teletrabajo no sustituirá del todo el trabajo presencial, según la responsable de uno de los principales fondos que invierten en oficinas

Menos yoga y más derechos laborales: cómo proteger la salud mental de los empleados en la era del teletrabajo