Pasar al contenido principal

BBVA y Merlin confirman que han cerrado sin acuerdo sus negociaciones sobre la Operación Chamartín

El exterior de la estación de tren de Chamartín, en Madrid
Reuters
  • BBVA y Merlin Properties han confirmado este domingo a la CNMV que han cerrado sin acuerdo sus negociaciones para que el banco venda su participación en la Operación Chamartín.
  • La entidad confirma el cierre de las conversaciones "dadas las últimas informaciones aparecidas en la prensa y a petición expresa de la CNMV" y asegura que su prioridad es "avanzar en el proceso de aprobación del proyecto y garantizar su éxito".
  • Por su parte, Merlin apunta que no existe "certeza de que pueda alcanzarse [un acuerdo] en un futuro".
  • Cinco Días había adelantado la pasada semana que BBVA estaba negociando con Merlin para venderle su participación mayoritaria en Distrito Castellana Norte, la promotora de la Operación Chamartín, a cambio de entrar en el accionariado de la socimi.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Nuevo giro de guión para la Operación Chamartín. La semana pasada Cinco Días desvelaba que BBVA estaba negociando con Merlin Properties para venderle su participación en este ambicioso proyecto inmobiliario que pretende remodelar el norte de la capital para convertirlo en un nuevo centro residencial y de negocios, este domingo ambas partes han confirmado que las negociaciones se han cerrado sin acuerdo.

De este modo, el banco y la socimi han enviado sendos hechos relevantes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en los que confirman el fin de sus conversaciones. Según avanzaba el diario económico el pasado jueves, ambas partes llevaban meses negociando una alianza estratégica para asegurar la estabilidad del proyecto y que, tras los últimos contactos, estaban valorando dar la aprobación definitiva.

Leer más: Madrid aprueba por unanimidad la operación Chamartín, uno de los mayores proyectos de regeneración urbana de Europa: qué implica y qué va a pasar ahora

Sin embargo, BBVA asegura en su comunicación al regulador bursátil que "entre los diversos acercamientos que se han producido por parte de terceros interesados en Distrito Castellana Norte, la sociedad Merlin Properties Socimi ha mostrado su interés en el proyecto, lo que ha derivado en unas conversaciones preliminares que, en este momento, no continúan".

La entidad justifica la publicación de este comunicado por "las últimas informaciones aparecidas en la prensa y a petición expresa de la CNMV" y asegura que su prioridad es "avanzar en el proceso de aprobación del proyecto y garantizar su éxito", del que es accionista mayoritario. BBVA  controla en torno al 75% de Distrito Castellana Norte, la sociedad promotora de la operación, y el resto está en manos de Constructora San José.

Por su parte, Merlin Properties confirma en el hecho relevante que ha enviado a la CNMV que "ha mantenido, en el curso ordinario de sus negocios, conversaciones con BBVA sobre determinados activos relacionados con el ámbito urbanístico denominado Madrid Nuevo Norte y sobre otros activos propiedad de Merlin actualmente arrendados a BBVA, sin que se haya alcanzado acuerdo alguno".

Además, la socimi destaca en la nota al regulador que no existe "certeza de que pueda alcanzarse en el futuro" un acuerdo sobre este tema. Según publicó Cinco Días, la negociación se centraba en que BBVA entregase a Merlin el control de la Operación Chamartín a cambio de entrar en el accionariado de la socimi.

Leer más: Cómo podría cambiar la ciudad de Madrid con Martínez-Almeida en el Ayuntamiento

BBVA estaría interesado en vender su participación en Distrito Castellana Norte para reducir su exposición a los activos inmobiliarios, tal y como le exige el BCE, y para mejorar la disponibilidad de los recursos financieros vinculados a este proyecto. Además, la entidad tenía planeado seguir supervisando el desarrollo del proyecto, que podría durar entre 20 y 30 años.

La Operación Chamartín supone la construcción de 10.500 viviendas, de las que un 24% serán de protección pública, edificios de oficinas, locales comerciales, equipamientos y zonas verdes, además de la remodelación de la estación de AVE y la construcción de 3 nuevas estaciones de metro. En total, el proyecto abarca una superficie de 3 millones de metros cuadrados.

Los promotores estiman que la operación contará con una inversión de 7.300 millones de euros, de los que 2.800 millones se destinarán a la mejora de infraestructuras en la zona. Se prevé que las administraciones públicas gasten 2.452 millones de euros y reciban ingresos de 3.762 millones.

Y además