Pasar al contenido principal

BBVA no ve impacto "directo" en su negocio por el caso Villarejo, pero reconoce que daña su reputación

Onur Genç, consejero delegado de BBVA.
Reuters

El caso Villarejo no tiene impacto "directo" en el negocio de BBVA, pero sí sobre su reputación. Esta ha sido la contestación del consejero delegado de BBVA, Onur Genç, a varias preguntas de los periodistas en la presentación de resultados sobre cómo le está afectando a la entidad esta causa. 

El directivo ha señalado en varias ocasiones que están haciendo "todo lo posible para que se aclaren los hechos y que no van a hacer nada que pueda interferir en la investigación judicial". De esta forma, ha apuntado que continúan con su investigación interna y que ya han aportado documentos de la misma al juzgado. 

"No nos gusta aparecer en las portadas a diario, evidentemente tiene un impacto sobre la imagen del banco", ha señalado Genç, que ha reiterado que el caso está bajo secreto de sumario. Asimismo, ha señalado que lo que están haciendo es centrarse en el negocio, en la gestión. 

“Estamos enfocado en nuestro negocio, eso es lo mejor que podemos hacer”, ha apuntado el directivo.

BBVA ha sido imputado como persona jurídica en esta investigación del caso Tandem, que es la novena de las diez piezas que investiga la justicia relativos a los negocios ilícitos del excomisario José Manuel Villarejo. 

Leer más: La imputación del BBVA solo es el último ejemplo de la larga lista de grandes empresas y bancos españoles investigados por la justicia

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón investiga a la entidad  por presuntos delitos de cohecho, descubrimiento y revelación de secretos y corrupción en los negocios. Un paso más en la investigación del caso donde ya el 2 de julio el juez imputó a varios directivos de la entidad como el exjefe de seguridad de la entidad Julio Corrochano o el ex consejero delegado de BBVA Ángel Cano. 

La Fiscalía investiga si BBVA contrató a la empresa de Villarejo, Cenyt, para espiar a políticos y empresarios durante 2004 y 2005 para obtener información sobre la constructora Sacyr, que en ese momento trataba de hacerse con el control de la entidad. 

Cambios en la división de control interno

Precisamente este martes abandonaba el banco el responsable de regulación y control interno de BBVA, Eduardo Arbizu, tras 17 años en el grupo, siendo sustituido por la que hasta ahora era la actual directora de riesgos no financieros, Ana Fernández Manrique.

El banco no se ha pronunciado sobre los motivos de la salida de Arbizu, que se produce tras la imputación de BBVA. 

Genç tampoco ha querido referirse a las razones para estos cambios. En este sentido, ha señalado que no iba a referirse a ninguna persona en concreto, que no iba a contestar a ninguna pregunta que hiciera referencia a personas concretas. 

Arbizu fue el responsable de servicios legales del banco durante todo el periodo que investiga ahora la justicia. En concreto, fue director general de servicios legales de BBVA entre 2002 y 2003, tras lo que asumió la dirección de servicios jurídicos. En 2007 se le asignaron también las direcciones de asesoría fiscal, auditoría y cumplimiento.

En 2011 fue nombrado director global de legal y cumplimiento y en 2018 ascendió a director global de regulación y control interno, reportando directamente al consejo de administración.

Y además