La UE está perdiendo la paciencia con los bancos europeos que siguen ganando dinero en Rusia: "Es importante que sigan centrados en salir"

Huileng Tan,
Vladimir Putin, presidente de Rusia.

Getty Images

  • Un alto cargo del BCE ha pedido a los bancos de la UE que siguen operando en Rusia que abandonen el mercado "lo antes posible".
  • Sus comentarios surgen a raíz de la noticia de que algunas empresas occidentales siguen operando en Rusia, a pesar de las amplias sanciones.
  • El responsable ha insistido en los riesgos para la reputación de quienes permanezcan en el país.

La Unión Europea está perdiendo la paciencia con los bancos del bloque que siguen operando en Rusia, y un alto cargo del Banco Central Europeo está presionando públicamente a las entidades para que abandonen el país.

"Creo que es importante que los bancos sigan centrados en reducir aún más sus exposiciones e, idealmente, en salir del mercado tan pronto como sea posible", ha defendido Andrea Enria, supervisor jefe del BCE, en la Conferencia Financiera Europea este martes, según una transcripción oficial.

"Es un proceso que no sólo alabamos, sino que animamos encarecidamente a los bancos a que lleven a cabo, porque seguir operando en Rusia, en una economía que está cambiando para intentar limitar el impacto de las sanciones y apoyar el esfuerzo bélico, supone un enorme riesgo para su reputación", añadía Enria.

No está claro aún cuántos bancos occidentales siguen operando en Rusia. Financial Times notificó en enero que sólo un puñado de los 45 bancos occidentales con filiales en Rusia han conseguido salir.

Los comentarios del responsable del BCE se han producido a raíz de los titulares según los cuales algunas empresas occidentales con negocios en Rusia siguen operando en el país de forma rentable, incluso más de un año después de que la invasión rusa en Ucrania desencadenara la imposición de amplias sanciones.

 

Las 100 principales empresas occidentales que permanecen en Rusia ganaron tanto dinero que contribuyeron con casi 288.000 millones de rublos, o 3.200 millones de euros, en impuestos de sociedades en 2022, según informó Novaya Gazeta Europe el pasado 8 de junio. 

En particular, el banco austriaco Raiffeisen Bank casi cuadruplicó su beneficio neto hasta 141.000 millones de rublos, según el medio de comunicación independiente ruso. Aunque según 3 personas relacionadas con la entidad que han hablado con Reuters, el banco sigue intentando escindir sus operaciones en Rusia.

Ahora bien, no es fácil romper con Rusia.

Más de un año después de que Rusia invadiera Ucrania, sólo 526 empresas han roto relaciones con el país, según un estudio de la Universidad de Yale. Y eso a pesar de que 1.000 empresas anunciaron que reducían voluntariamente sus operaciones apenas 2 meses después del inicio de la guerra en Ucrania.

Pero no es por falta de intentos: más de 2.000 empresas solicitaron autorización para abandonar el mercado ruso, según informó FT en marzo, pero el proceso esá siendo muy lento debido a retrasos logísticos. 

 

Hasta Enria ha reconocido que es muy difícil que los bancos extranjeros abandonen Rusia con rapidez.

"Las autoridades rusas presionan mucho a los bancos y les ponen obstáculos para que no lo hagan", contaba en la misma intervención. Entre las dificultades a las que se enfrentan los bancos para salir del país citó la aprobación presidencial rusa y los importantes golpes a las inversiones

Aun así, los bancos de la UE han conseguido reducir sus exposiciones a sus contrapartes rusas en un 37% en 2022, añadía y seguía insistiendo en el propósito de abandonar el mercado ruso próximamente:

"Hemos estado presionando mucho a los bancos para que reduzcan sus exposiciones".

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.