Pasar al contenido principal

Blue Prism: la firma que se ha revalorizado más de un 1.800% en bolsa gracias a los robots para empresas

Trader observa movimientos en los mercados en Wall Street
Reuters
  • Los inversores dan confianza a Blue Prism, que pretende sustituir a través de un software las tareas menos cualificadas de los trabajadores para ahorrar costes a las empresas.
  • La compañía ha conseguido aumentar sus ingresos un 145% con respecto al primer semestre del 2017.
  • Su capitalización bursátil, 1.500 millones de libras, aún está muy por encima del valor real que debería tener la empresa en la bolsa.

Desde que inició su puesta de largo en los mercados en marzo de 2016, el precio de las acciones del proveedor de software de automatización, Blue Prism, ha sido un auténtico ciclón en los mercados con subidas de más de un 1.800%. De la nada al todo. Y es que la compañía pasó a valer por capitalización más de 1.500 millones de libras a pesar de que solo contaba con 271 a finales del mes de abril. 

¿Cómo ha podido suceder esto? Sin lugar a dudas la empresa tiene sus méritos. Blue Prism vende lo que llama "robots de automatización", que son algo similar a los llamados Office Space, o lo que es lo mismo, programas de software que realizan el tipo de trabajo repetitivo y adormecedor que nadie quiere hacer en una oficina.

Leer más: Cómo invertir en bolsa desde cero: 12 consejos para principiantes

El nicho de mercado para este tipo de software es absolutamente de un interés amplio, dado que que las empresas de todo tipo buscan reducir costes al reemplazar a trabajadores que realizan actividades poco cualificadas por una herramienta informática que resulta mucho más barata.

De hecho, Blue Prism está creciendo a un ritmo abrumador, con 223 nuevos clientes incorporados en el primer semestre, lo cual facilitó que los ingresos se incrementaran un 145% en comparación con el año anterior

Sin embargo, incluso aun habiendo facturado el doble con respecto al mismo periodo del 2017, los ingresos de la compañía solo ascendían, todavía, hasta los 22,9 millones de libras. Esto, en comparación con su capitalización de mercado de 1.500 millones de libras, muestra el potencial y la confianza que dan los inversores a la firma de cara al largo plazo.

Leer más: 6 razones por las que una empresa deja de cotizar en la bolsa

Y mientras sus ventas crecen a un ritmo fulgurante, también lo hacen los gastos y las pérdidas, que se ampliaron de 3 a 5,4 millones de libras, debido a que los costes de personal se duplicaron. Por supuesto, con la expansión que el grupo está desarrollando, los inversores están dispuestos a continuar inyectando dinero en el negocio, por lo que no debería ser una gran preocupación. 

Con todo, la valoración de la compañía en los mercados está absolutamente inflada, puesto que aún no justifica ni por asomo en los niveles en los que se está moviendo

A largo plazo, también preocupa la naturaleza altamente competitiva del sector. Blue Prism está lejos de ser la única empresa en este floreciente sector y, a medida que vaya creciendo, los rivales seguramente irán aumentando sus prestaciones tecnológicas. 

Así las cosas, aunque Blue Prism tiene un gran potencial, no se puede pasar por alto el hecho de que este negocio con pérdidas, a día de hoy, se valora tan bien como lo que es: una apuesta a futuro, mientras que la competencia en el sector se calienta.
 

Te puede interesar