Pasar al contenido principal

Wall Street cierra su semana más caótica desde 2011 mientras las bolsas europeas profundizan en sus pérdidas por el coronavirus

Una chica con mascarilla camina al lado del 14 de Wall Street durante el brote de coronavirus,

REUTERS/Andrew Kelly

  • El mercado de valores acaba de terminar su semana más volátil de casi la última década tras borrar de un plumazo casi todas sus ganancias de febrero debido a la incertidumbre causada por el coronavirus.
  • En España, el Ibex 35 ha cerrado la semana con una caída de casi un 4%, sumando un total de 15 puntos de desplome en menos de 15 días.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Coronavirus

La última semana de febrero ha supuesto una caída constante e implacable para las acciones. Tras los últimos movimientos bursátiles, las primeras reuniones de marzo auguran un futuro incierto para los mercados, que se encuentran a la espera de su montaña rusa más vertiginosa de los últimos años.

Los principales índices de EEUU cerraron la noche del viernes eliminando casi todas sus ganancias mensuales después de algunos intentos de sacudirse la ansiedad generada por el coronavirus. Las narrativas que impulsan el comercio no han dejado de cambiar día tras día, dejando a los inversores poco tiempo para reaccionar y obtener ganancias en medio de los masivos cambios de precio.

Leer más: El 'made in China' languidece por el coronavirus: Apple, Google o Microsoft podrían mudar sus fábricas a Vietnam definitivamente

Montaña rusa en la Fed y Wall Street

La apertura del lunes sirvió como un soplo de aire fresco para Wall Street. Tras 7 días consecutivos de pérdidas, los mercados arrancaron al alza y tanto inversores como analistas auguraron un recorte del 0,25 en los tipos de la Reserva Federal estadounidense (Fed).

Este estímulo ayudaría a impulsar el gasto del consumidor y apuntalar la economía a medida que el número de casos de coronavirus se disparaba en todo el mundo. Los inversores criticaron el recorte como insuficiente para resolver la caída en el valor de las acciones, pero su suspicacia no impidió a los mercados cerrar la noche del lunes con ganancias.

El martes, el banco central redujo los tipos en medio punto, marcando el primer reajuste de la tasa de emergencia desde la crisis financiera de 2008. Los medios informaron sobre la subida de las acciones, pero los ánimos cambiaron y estas volvieron a caer. Los inversores ignoraron los esfuerzos de la Fed y volvió a cundir el pánico por la crisis del coronavirus.

Leer más: La Reserva Federal rebaja medio punto los tipos para dar aire a la economía, mientras el BCE ya estudia medidas para dar liquidez a las empresas por la crisis del coronavirus

Qué esperar de estos días

Tras las últimos datos del indicador del miedo, los inversores ahora tienen ahora un fin de semana para analizar más a fondo la epidemia, considerada "uno de esos eventos catastróficos que ocurren una vez cada 100 años" según el histórico inversor Ray Dalio.

Las empresas estadounidenses han ordenado a los empleados que eviten los viajes en la medida de lo posible, mientras que otros han llamado al personal a la cuarentena. Las consecuencias son patentes: aumenta la preocupación por el virus, aumenta el miedo y se reduce la demanda en la economía estadounidense  El futuro del COVID-19 es ahora mismo tan incierto como la volatilidad del mercado, y ni siquiera los inversores saben cómo proceder.

Leer más: Las aerolíneas están quemando miles de litros de combustible en aviones 'fantasmas' vacíos para mantener sus franjas de vuelo durante la crisis del coronavirus

Las crecientes advertencias sobre interrumpir la cadena de suministro, la baja orientación de la empresa y la esperada recesión mundial mantienen a los inversores en estado alerta y en busca de activos seguros. Por su parte, los rendimientos del Tesoro han alcanzado múltiples mínimos históricos en las últimas semanas a la par que el oro sube hasta máximos nunca vistos en los últimos 7 años.

Para poder presagiar la recuperación del mercado, el Bank of America ha recomendado esperar a los datos económicos de las próximas semanas. La entidad advierte de que la confianza del consumidor sigue siendo "clave para determinar si la recesión global", que podría durar desde varios meses hasta un par semanas.

El Ibex 35 se desploma un 4%

Estos movimientos no son ajenos al principal índice español. El Ibex 35 se anotó este viernes una caída semanal del 3,98% que le ha situado por debajo de los 8.400 puntos; una caída con pocos precedentes auspiciada de nuevo por el nerviosismo de los inversores ante el impacto económico del coronavirus.

El ciclo ha sido de locos. Tras dejarse casi un 12% la semana pasada, la bolsa española vivió tres sesiones de alza consecutivas, hasta el jueves. El selectivo retomó las pérdidas y se dejó un 2,55; al día siguiente, la caída fue del 3,54% (hasta los 8.375,6 puntos)

Leer más: El coronavirus ha costado 35.000 millones al Ibex 35, 116.500 millones al parqué de Londres y 1,5 billones a Wall Street en solo 2 días, y la volatilidad se mantiene en las bolsas

La Bolsa de Madrid acumula un desplome del 15,28% en las dos últimas semanas. En total, todos sus valores han cerrado en negativo este viernes, a excepción de IAG (+1,51%) y CIE Automotive (+0,52%).

En cuanto a las caídas, los mayores desplomes los han presentado MásMóvil (-10,71%), Ferrovial (-5,88%), Indra (-5,85%), Arcelormittal (-5,45%), Amadeus (-5,19%), Acciona (-5,10%), Enagás (-5,04%) y Siemens Gamesa (-5,03%), según adelantó Europa Press la noche del viernes. De su lado, los bancos han presentado descensos del 2,65% en el caso de Santander, del 2,54% CaixaBank, del 2,22% BBVA, del 2,05% Sabadell, del 1,87% Bankinter y del 1,38% Bankia

Desde el 20 de febrero, cuando se conoció el primer contagio en Europa, el Ibex 35 se ha dejado un 16,94%, equivalente a más de 109.000 millones de euros en capitalización bursátil. Las pérdidas han sido similares en otras plazas europeas: París ha caído un 15,91%, Fráncfort un 16,30%, Londres un 13,34% y el Euro Stoxx se ha desplomado un 16,38%.

Y además