Pasar al contenido principal

El secretario de Justicia británico admite que Johnson puede verse obligado a aceptar una prórroga para el Brexit mientras arranca el juicio por la suspensión del Parlamento

Boris Johnson
Boris Johnson REUTERS
  • El Gobierno del Reino Unido no vulnerará la ley, lo que les obligaría a retrasar el Brexit, admite el secretario de Justicia.
  • Miembros del Parlamento aprobaron una ley a principios de mes que obligaba al primer ministro a conseguir una demora para el Brexit en caso de que no se alcanzara un acuerdo a mediados de octubre.
  • Sin embargo, Johnson ha insistido en que no hay "circunstancias" bajo las cuales él retrasará el Brexit.
  • El secretario de Justicia, Robert Buckland, zanjó la posibilidad de que Johnson fuese a vulnerar esta ley. "No se trata de eso, ni lo haremos", dijo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Boris Johnson se podría ver obligado a retrasar el Brexit, a pesar de que ha insistido en que no lo haría. Lo ha admitido el secretario de Justicia del Reino Unido.

La oposición parlamentaria aprobó a principios de mes una nueva ley diseñada para obligar al primer ministro a conseguir un nuevo retraso del Brexit, en caso de que no consiga ratificar ningún acuerdo con la Unión Europea sobre el Brexit para mediados de octubre.

Tras la aprobación de esta norma, Johnson insistió en que no habría "circunstancias" bajo las cuales él podría requerir una prórroga del artículo 50 del Tratado de la UE, advirtiendo que antes que aceptar otra demora, preferiría estar "muerto en una cuneta".

Otros responsables ministeriales de la administración Johnson, como el secretario de Asuntos Exteriores, Dominic Raab, han planteado que puede haber lagunas en el texto legal aprobado que permitirían al Gobierno del Reino Unido evitar conseguir otra prórroga.

Leer más: Un documento filtrado revela que la UE se prepara para conceder otra prórroga del Brexit a Reino Unido

Fuentes gubernamentales han sugerido que la intención inicial del primer ministro era simplemente negarse a cumplir la ley.

Sin embargo, el secretario de Justicia Robert Buckland ha dicho este martes en una entrevista en Sky News que el Gobierno no tiene muchas más opciones que aceptar una nueva prórroga en caso de que esta fuese ofrecida.

Explicó que la norma aprobada fuerza al Gobierno británico a aceptar una demora del Brexit si es que se ofrece, y que "este Gobierno no está para vulnerar la ley".

Sobre el comentario del ministro Raab, Buckland defendió que el comentario de su compañero de gabinete acerca de las posibles lagunas de la ley era "un comentario político".

"Es perfectamente apropiado que mis compañeros discutan o analicen lo que implica esta ley aprobada en el Parlamento, pero es muy distinto sugerir que vamos a vulnerarla", defendió. "No es de lo que se trata ni lo vamos a hacer".

El secretario de Justicia británico, Robert Buckland.
El secretario de Justicia británico, Robert Buckland. Getty

No es la primera vez que Buckland interviene

Esta es la segunda vez que Buckland ha intervenido para defender que el Gobierno del Reino Unido no va a vulnerar ninguna ley.

Diversos medios apuntaban a principios de mes a una posible dimisión de Buckland después de que Johnson amenazase con vulnerar la ley de prórroga para el Brexit. Pero Buckland tuiteó entonces que ya había advertido a Johnson sobre ese movimiento.

"La especulación sobre mi futuro es amplia. Respaldo completamente al primer ministro y seguiré trabajando en su Gobierno", tuiteó. "Hemos estado hablando durante las últimas 24 horas sobre la importancia del Estado de Derecho, que defenderé por mi juramento de lord canciller".

La Corte Suprema comienza a deliberar si Boris Johnson vulneró la ley suspendiendo el Parlamento

Mientras tanto, la batalla legal sobre si Boris Johnson vulneró —o no— la ley al suspender el Parlamento británico llega este martes a la Corte Suprema, el tribunal más importante del Reino Unido.

Once jueces de dicha Corte Suprema tendrán que dictaminar sentencia y sentar jurisprudencia sobre dos casos separados que han llegado a conclusiones antagónicas.

Los tribunales de la Corte Suprema de Inglaterra archivaron el caso, que fue espoleado por la activista anti-Brexit Gina Miller. El auto advertía que la suspensión del Parlamento era un asunto "estrictamente político" y no era materia judicializable.

Pero la Corte Superior escocesa consideró que las acciones del primer ministro Boris Johnson resultaron ilegales, porque "la verdadera razón" de la suspensión parlamentaria era un movimiento para bloquear la Cámara.

Leer más: La suspensión del Parlamento británico de Boris Johnson es ilegal, según el Alto Tribunal de Escocia

Mientras 75 parlamentarios de diversos partidos, liderados por la nacionalista Joanna Cherry, llevaron el caso en Escocia, la activista Gina Miller encontró en los juzgados ingleses el apoyo del exprimer ministro conservador John Major y el fiscal general de la oposición, el laborista Shami Chakrabarti.

Major declarará verbalmente en la Corte el jueves. Será un hecho inédito: un exprimer ministro conservador declarará contra un primer ministro en el cargo.

El panel de la Corte Suprema será de once jueces, más que lo habitual, que son nueve. Esto refleja la importancia constitucional que tendrá este caso.

Y además