Cada vez está más claro que Tesla es una empresa de coches más

Nora Naughton
| Traducido por: 
Tesla prometía ser diferente. Pero ahora está cada vez más claro que Tesla no es más que otra empresa automovilística.
Tesla prometía ser diferente. Pero ahora está cada vez más claro que Tesla no es más que otra empresa automovilística.

David Zalubowski/AP

  • Tesla ha recurrido a los mismos trucos que las empresas automovilísticas para disimular sus problemas.
  • Tesla parece estar luchando con un inventario sobredimensionado, mientras que sus competidores andan escasos de existencias.
Análisis Faldón

Tesla, que durante mucho tiempo fue el mayor disruptor de la industria automovilística, actúa cada vez más como las empresas de automóviles tradicionales a las que solía poner nerviosas.

El fabricante de automóviles de Elon Musk pasó gran parte del año pasado recurriendo a algunos de los mismos trucos que las empresas de automóviles han utilizado durante mucho tiempo para disimular sus problemas, lo que indica que la empresa que antaño luchaba por satisfacer la demanda ahora está lidiando con el equilibrio entre la oferta y la demanda que sus competidores más antiguos conocen bien.

"Son todos problemas muy normales, pero la diferencia es que Tesla era la que rompía todas las reglas", afirma Ivan Drury, analista de automoción de Edmunds. "Ahora los estamos viendo caer en estas mismas trampas en las que caen todos los fabricantes de automóviles".

Tesla recorta precios

A finales de 2021, el gigante del alquiler de coches Hertz dijo que había encargado 10.000 Tesla Model 3 para su flota. El anuncio fue recibido con entusiasmo por los impulsores de los vehículos eléctricos, pero los expertos y empresarios de la industria automotriz se preguntaron en ese momento si se trataba de una señal temprana de exceso de producción en Tesla. 

A finales de 2022, el fabricante de coches eléctricos ya ofrecía en Estados Unidos un descuento sin precedentes de 7.500 dólares en sus vehículos Model 3 y Model Y, una señal inequívoca de que Tesla necesitaba mover metal antes de final de año, según los expertos.

Mientras que los descuentos en Estados Unidos expiraron a finales de diciembre, Tesla sigue rebajando sus vehículos en China, el mayor mercado automovilístico del mundo. 

Tesla parece estar luchando con el inventario inflado en un momento en que el resto de la industria del automóvil opera en condiciones de escasez. Las ofertas navideñas fueron escasas en toda la industria por tercer año consecutivo a finales de 2022, mientras que los expertos de la industria reflexionaban sobre si los días de las grandes ofertas de fin de año han quedado atrás para siempre.

Tesla apenas había rebajado sus vehículos en el pasado. Musk incluso se mostró en contra de esta práctica en el pasado. Y los descuentos de fin de año se produjeron después de meses de subidas de precios, lo que añade un carácter preocupante a las ofertas.

Elon Musk

Los expertos creen que los descuentos continuarán

Mientras tanto, el precio de las acciones de Tesla se está hundiendo en medio de las polémicas de Musk en Twitter y las preocupaciones de los analistas de que la compañía de automóviles está operando esencialmente sin un CEO en este momento.

"Este es un año de encrucijada para Tesla que sentará las bases para su próximo capítulo de crecimiento o continuará su caída desde la cima de la percha con Musk liderando el camino cuesta abajo", escribió Dan Ives, analista de Wedbush, en una reciente nota. 

La verdadera prueba de la determinación de Tesla llegará en el primer trimestre, según Drury. Expertos y analistas estarán atentos para ver si la compañía de coches eléctricos regresa a su modelo sin descuentos o sigue tirando de los viejos manuales de la industria. 

Tras los resultados de las entregas de Tesla en el cuarto trimestre, el analista de Deutsche Bank Emmanuel Rosner dijo que espera que continúen los recortes de precios.

"Es probable que se apliquen nuevas medidas de precios para alinear la demanda con la oferta", escribió Rosner en una nota. "Esperamos que continúen los titulares desafiantes en torno al desplome de la demanda y los recortes de precios asociados".

Incluso si Tesla no ofreciera ofertas en efectivo, podría incentivar las compras tirando de otras palancas. Un incentivo común en esta época del año es el mantenimiento gratuito, según Drury, que es comparable a la oferta de Tesla de 10.000 kilómetros de supercarga gratuita.

"Esta es una empresa que corrió para ser diferente, pero ahora parece que van a ser lo mismo que todos los demás", dice Drury.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.