La cadena Hilton imaginó en 1967 cómo sería el primer hotel en la Luna

La película '2001: Una odisea del espacio' incluía una escena ambientada en un hotel espacial Hilton.
La película '2001: Una odisea del espacio' incluía una escena ambientada en un hotel espacial Hilton.

2001: Una odisea del espacio

  • Un par de años antes de que Neil Armstrong aterrizase en la Luna, la cadena de hoteles Hilton ya planeaba recibir a sus huéspedes en el espacio.
  • El establecimiento iba a ser un hotel subterráneo en la Luna con 3 niveles, 100 habitaciones y un salón de cócteles.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En 1967, Barron Hilton, presidente de la cadena hotelera Hilton, apareció en una reunión de la Sociedad Astronáutica Estadounidense dedicada al turismo espacial exterior. Aún faltaban 2 años para que Neil Armstrong aterrizase en la Luna, pero Hilton no iba a llegar tarde al próximo gran mercado de viajes.

"Es difícil que pase un día sin que alguien me pregunte, en tono jovial, cuándo se va a inaugurar el Hilton Lunar. Están bromeando, por supuesto, pero yo no lo veo como una broma en absoluto", dijo Hilton en la conferencia, según publica CNN. "Creo firmemente que vamos a tener Hiltons en el espacio exterior, quizás incluso lo suficientemente pronto como para que yo oficie la inauguración formal del primero", aseguró el empresario, que no pudo cumplir ese sueño al fallecer en 2019.

Pero Hilton pudo haberse quedado muy cerca de verlo hecho realidad, ya que se espera que el primer hotel espacial abra sus puertas en 2027. El plan inicial de la Fundación Gateway era abrir la Estación Voyager en 2025, pero la pandemia pospuso los planes y finalmente la construcción comenzará en 2026 a cargo de la empresa constructora Orbital Assembly Corporation, que se proclama como la primera empresa de construcción espacial a gran escala del mundo. Tendrá una superficie de 50.000 metros cuadrados y podrá albergar a unas 450 personas, según informa Luxury Launches.

Así lo imaginó

La entrada del Hilton Lunar estaría a nivel de la superficie, y el resto de la estructura a 6 o 7 metros bajo tierra, para mantener una temperatura constante con mayor facilidad

El establecimiento iba a ser un hotel subterráneo en la Luna con 3 niveles: el inferior, donde se guardaría el equipo, la ingeniería, el nivel intermedio con 100 habitaciones para los huéspedes –muy parecidas a las de los Hilton normales–, y el nivel superior sería un espacio público con un salón de cócteles.

MSC Cruceros presenta el primer camarero robótico humanoide que servirá cócteles en un club muy futurista

Para preparar estas bebidas los camareros solo tendrían que pulsar un botón y saldría una mezcla premedida y enfriada de alcohol etílico puro y agua destilada. En ella se añadiría una pastilla y estaría listo. Por su parte, la comida se haría en una "cocina de reactor nuclear, principalmente por máquinas".

En la imaginación de Hilton, la llave sería elegante, pero muy parecida a las clásicas de por entonces, ya que las tarjetas utilizadas en la actualidad no existían hace 50 años.

Además del hotel, el plan también incluía el Orbiter Hilton, que sería un laboratorio espacial de 14 niveles diseñados para albergar hasta 24 personas. Estaba pensado para viajes cortos en el espacio en los que los huéspedes pudieran hacer escalas.

Hilton creía en su plan e incluso llegó a tratar con expertos de la industria de la aviación y la ingeniería para llevarlo a cabo. El empresario consiguió que los estudiantes de la Universidad de Cornell realizaran un estudio de viabilidad y prepararan bocetos completos y puntales. Pese a ello, había ciertos asuntos que no podían resolver aún: "El agua, el oxígeno, la ingravidez... esos problemas se están estudiando. Si no se pueden resolver, no podemos tener un Hilton espacial", afirmó. 

Pese a que pareciese una locura, Stanley Kubrick llevó la idea a la gran pantalla un año más tarde en 2001: Una odisea del espacio, cuando incluyó una escena en el salón de un hotel espacial Hilton.

Otros artículos interesantes:

Cadenas de hoteles de lujo como Marriott y Hilton reciclan las pastillas de jabón para donarlas a países en vías de desarrollo

Viaja gratis a la Luna gracias a un multimillonario japonés que ofrece 8 plazas para ocupar el vuelo de SpaceX, organizado por Elon Musk

'Moonshots' o por qué mirar a la Luna puede ser un empujón para la innovación en tu empresa