Pasar al contenido principal

Campaña de la Renta 2017: Cómo saber si la declaración sale a devolver o a pagar

quién debe hacer la declaración de la renta
Pixabay

La campaña anual de la Renta llega a su fin. Apenas queda una semana para que los contribuyentes puedan realizar su declaración a Hacienda para el ejercicio 2017.

Concretamente este miércoles 27 de junio, finaliza el plazo para quienes la declaración les resulte a ingresar y quieran domiciliar el pago del impuesto. 

Las personas que tengan pensado utilizar el servicio de cita previa para acudir a las oficinas de la Agencia Tributaria a confeccionar la declaración tienen solo hasta este viernes, 29 de junio, para llamar por teléfono o pedir día y hora por internet.

Aunque no todo el mundo está obligado a realizar la declaración, se recomienda solicitar al menos un borrador para conocer de antemano el resultado de la declaración. El borrado tiene un carácter meramente informativo y no obliga a su presentación.

El resultado puede ser de signo positivo (a pagar) o negativo (devolver). Si el resultado sale a devolver, aunque el contribuyente no esté obligado conviene que presente la declaración para que Hacienda le retribuya la cantidad, cosa que debe hacer en un plazo de seis meses. Si el plazo no se respeta, el contribuyente debe recibir también un “interés por demora”, siempre y cuando el retraso no haya sido culpa del declarante. 

Leer más: 10 consejos imprescindibles al presentar el borrador de la Renta

Si el resultado sale a pagar, el contribuyente debe presentar la Renta salvo en supuestos excepcionales. Si la cantidad es muy alta, existe la posibilidad de fraccionar el pago y hacer una primera retribución del 60% en junio, al acabar el plazo de la declaración, y un segundo pago del 40% en noviembre. 

El resultado depende en parte del sueldo del trabajador y de su empresa. Si durante el año la empresa le retiene del salario una cantidad muy pequeña, en el plazo de la campaña de Renta el contribuyente deberá ingresar a Hacienda la diferencia. Si por el contrario la empresa retiene más de lo debido, es Hacienda la que realiza una retribución al contribuyente. 

Leer más: Renta 2017: Guía definitiva de recomendaciones para hacer la declaración

Sin embargo, también entran en juego las circunstancias personales y determinados beneficios.  Si al rendir cuentas de nuestra actividad fiscal incluimos determinadas aportaciones o hechos que la ley caracteriza como deducciones del IRPF (como realizar donaciones, pagar un alquiler o una hipoteca, invertir en un plan de pensiones)  podría influir en un resultado más favorable de nuestra declaración. Por el contrario, si declaramos ingresos que Hacienda no tenía registrados como parte de nuestra actividad, aumenta las posibilidades de que nos salga a pagar. 

El borrador para conocer el resultado de la declaración puede solicitarse a través de Renta Web o de la nueva aplicación disponible. Otra posibilidad es hacer uso del nuevo simulador, Renta Web Open, disponible en el portal de Renta 2017, que permite realizar una “declaración de prueba” sin necesidad de identificarse. 

Te puede interesar