China tiene una "ventaja impresionante" sobre EEUU en la investigación de 37 de 44 tecnologías críticas y emergentes, según un nuevo estudio

Huileng Tan
| Traducido por: 
El presidente de China, Xi Jinping.
El presidente de China, Xi Jinping.

Jason Lee / REUTERS

  • China aventaja a Estados Unidos en la investigación de 37 de las 44 tecnologías clave analizadas por un think tank australiano.
  • Estas tecnologías críticas y emergentes abarcan una serie de sectores como la defensa, el espacio y la energía.
  • El liderazgo de China en la investigación en estos sectores podría tener consecuencias para las naciones occidentales.

Según el Instituto Australiano de Política Estratégica (ASPI), un centro de estudios independiente con sede en la capital del país, Canberra, China aventaja a Estados Unidos en investigación de alto impacto en tecnologías críticas y emergentes.

La segunda economía del mundo aventaja a Estados Unidos en la investigación de 37 de las 44 tecnologías críticas y emergentes en los sectores de defensa, espacio, energía y biotecnología –incluida la investigación de motores avanzados de aviación, drones y baterías eléctricas-, según señala el ASPI en su informe. El Departamento de Estado de Estados Unidos financió parcialmente el estudio.

El ASPI descubrió que, en unos pocos campos, las 10 instituciones de investigación más importantes del mundo se encuentran en China, y generan colectivamente nueve veces más artículos de investigación relevantes que el segundo país, que en muchos casos es Estados Unidos. Según el ASPI, China lleva ventaja en las tecnologías de defensa y espaciales.

"Las democracias occidentales están perdiendo la competición tecnológica mundial, incluida la carrera por los avances científicos y de investigación", afirma el informe, dirigido por el analista principal del Instituto, Jamie Gaida.

Xiaomi y realme reinan en el mercado ruso sin Apple ni Samsung y de paso sanean su 'stock' tras la caída de ventas

Según el ASPI, el liderazgo de China es producto de un "diseño deliberado y una planificación política a largo plazo" por parte de la administración del presidente Xi Jinping y de quienes le precedieron.

Los autores del informe advirtieron de que el dominio de la investigación de China en sectores estratégicos podría tener implicaciones adversas para las naciones occidentales.

En el corto plazo, el liderazgo podría permitir a China "obtener un dominio absoluto sobre el suministro mundial de ciertas tecnologías críticas". A largo plazo, la posición privilegiada de China podría impulsarla a destacar en casi todos los sectores, incluidas las tecnologías que aún no existen, según la ASPI.

"Si no se controla, esto podría desplazar no solo el desarrollo y el control tecnológicos, sino también el poder y la influencia mundiales hacia un Estado autoritario en el que el desarrollo, las pruebas y la aplicación de tecnologías emergentes, críticas y militares no sean abiertos y transparentes y no puedan ser examinados por la sociedad civil y los medios de comunicación independientes", afirma el think tank.

La ASPI insta a los gobiernos de todo el mundo a colaborar e invertir más en investigación para ponerse a la altura de China. También recomienda medidas como el control de los visados de los visitantes a las instalaciones de investigación para limitar las "transferencias ilegales de tecnología" a China y afirma que los gobiernos deben considerar "límites estrictos" a los movimientos de investigadores expertos en sectores estratégicos

"Reclutar personal para dirigir programas de investigación en, por ejemplo, tecnologías relevantes para la defensa en Estados adversarios supone una clara amenaza para la seguridad nacional de un país", afirma la ASPI. 

Añade que es necesario identificar los riesgos graves para la seguridad nacional antes de aplicar restricciones de circulación, ya que deben sopesarse con el derecho de una persona a la libertad de circulación.

La embajada china en Washington DC no ha respondido inmediatamente a la solicitud de comentarios de Business Insider.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.