Más cerca de mover objetos con la mente como Matilda: científicos chinos dan un gran paso hacia la telequinesis

Captura de pantalla de la película 'Matilda'

Captura de pantalla de la película 'Matilda'

Muchas personas soñaron con el superpoder de mover objetos con la mente como X-Men. Matilda o los Jedi de Star Wars. Ahora, un artículo científico muestra cuál es el primer paso hacia el control mental inalámbrico, remoto y en tiempo real de los metamateriales. Realizado por científicos japoneses, supone un gran avance para lograr en un futuro la ansiada telequinesis.

Los metamateriales han revolucionado en estos últimos años la creación de materiales artificiales, aportando vigor y vitalidad. Según explican desde SciTechDaily, las metasuperficies son la contraparte bidimensional de los mismos, permitiendo libertad sin precedentes en la manipulación de ondas electromagnéticas (EM).

Las metasuperficies pueden programarse con múltiples funciones, integrarlas con sensores o controlarlas a través de un software predefinido. Los investigadores japoneses proponen las bases para construir un marco completo que pueda ejecutar metasuperficies funcionales remotas, inalámbricas, en tiempo real y controladas por la mente.

La teoría es la siguiente: las personas generamos ondas cerebrales en el proceso de pensar. Los autores teorizaron que recolectar ondas cerebrales y usarlas como señales de control de metasuperficies permitiría a los usuarios controlarlas solamente con los pensamientos, así como mejorar la tasa de respuesta de las metasuperficies. 

Este nuevo material sería capaz de minimizar los daños en accidentes de tráfico, parar balas, impulsar la robótica y hasta como fuente de energía

¿Cómo logró el equipo este gran avance? A través del uso de Bluetooth, tal y como sintetizan desde Interesting Engineering. Los científicos fueron capaces de manipular las ondas cerebrales de forma inalámbrica desde el usuario hasta el controlador con esta tecnología, lo que explican en el artículo, publicado en la revista eLight.

El propósito era que las ondas cerebrales del sujeto de prueba sirviesen para controlar la respuesta de las ondas electromagnéticas a las metasuperficies programables. Finalmente, el hallazgo reveló que es posible controlar directamente el patrón de dispersión y el resultado. De hecho, su modelo es mucho más avanzado que cualquier producto existente actualmente en el mercado. 

Todavía queda un largo camino por delante para optimizar el proceso y hacer realidad la telequinesis. Por ejemplo, se podría combinar el modelo con algoritmos y buscar aplicaciones de la tecnología destinadas a comunicaciones 5G/6G, el sector de la salud y el desarrollo de sensores inteligentes.

No es el único experimento realizado en este campo: en 2019 los laboratorios CTRL hicieron posible la telequinesis en un entorno virtual gracias a un kit que permite emplear las manos para recoger y controlar la velocidad de los objetos en un espacio 3D. 

También, en el pasado año 2021, la Universidad de Miami sugirió un medio para conectar los cerebros humanos a las interfaces de la computadora a través de nanopartículas que interactúan directamente con las células cerebrales humanas para desarrollar tecnologías de control mental. Por el momento, no se han producido resultados significativos.

Por lo pronto, este parece ser el paso de gigante más destacado si alguna vez soñaste con convertirte en Matilda. 

Otros artículos interesantes:

Un hombre con un implante neuronal desafía al mono de Neuralink a una partida de 'Pong' usando solo la mente

Ya es posible conectar el cerebro a una inteligencia artificial para mover objetos: así son las interfaces cerebro computadora

La telepatía ya no es ciencia ficción y se está gestando en una universidad española

Te recomendamos