Pasar al contenido principal

Las claves del millonario (y bastante secreto) negocio de la venta de armas a Arabia Saudí

Reunión de Trump con príncipe heredero de Arabia Saudí
Reuters

El caso Khashoggi le va a pasar factura a Arabia Saudí. Angela Merkel ha pedido a la Unión Europea que deje de vender armas al país como protesta por la muerte del periodista, crítico con su régimen monárquico y que no pudo salir con vida de una visita al consulado saudí en Estambul.

Pero parece ser que en España la canción no va con el Gobierno. El Ejecutivo ha declarado su consternación por la muerte de Khashoggi, pero no frenará la venta de armas a su socia árabe. Principalmente porque ello implicaría romper un contrato y porque es un negocio que a nuestras arcas le reporta jugosos beneficios.

Pablo Iglesias no ha dejado pasar la oportunidad de dar un tirón de orejas al ejecutivo. El socio del PSOE le solicitará al presidente Sánchez que paralice la venta de armas al país. “Lo que llevamos tanto tiempo diciendo desde UnidosPodemos ahora lo dice también Alemania”, avanzó Iglesias en su cuenta de Twitter

¿Y con qué fin importa tantas armas Arabia Saudí? Pues para seguir golpeando Yemen, un país que lleva en guerra desde 2015. Los actores del conflicto son las fuerzas del gobierno, apoyadas por una coalición comandada por Arabia Saudí, y los rebeldes hutíes.

En 2017, cuando la guerra llevaba dos años activa, 3.000 civiles ya habían perdido la vida y varios miles más habían contemplado como sus hogares, sus hospitales y sus colegios eran arrasados por las bombas. Artefactos que, en gran parte, eran vendidos a los saudíes por España.

La ONU lo ha calificado como la “mayor catástrofe del siglo”.

El beneficio de España en la venta de armas

2018 fue un año récord para las exportaciones de armas españolas. Se ingresaron en caja 4.346 millones de euros. Un 7,3% más que en 2016. Y Arabia Saudí no hizo sino aumentar sus compras en un 133%.

La última exportación en material armamentístico hecha a Arabia Saudí fue de 400 bombas de precisión. Y no estuvo exenta de polémica.

En un principio se congeló el contrato para analizar lo que se estaba vendiendo, ya que el convenio se inició en verano de 2015 con Pedro Morenés al frente del Ministerio de Defensa, continuó con María Dolores de Cospedal y acabó en manos de la socialista Margarita Robles.

Exportadores armas Arabia Saudi
España ocupa el cuarto lugar en la venta de armamento a Arabia Saudí. Statista

Aunque la ministra era partidaria de incumplir el acuerdo, el Gobierno decidió continuar con el pacto y vender las bombas, aduciendo sobre las mismas que se trata de un “armamento de precisión”, guiado por láser, que “no produce efectos colaterales en el sentido de que da en el blanco que se quiere con una precisión extraordinaria”

 Informe sobre la venta de armas de  2016.
Aumento de los ingresos en materia de venta de armamento. Informe sobre la venta de armas de  2016.

Esta venta dejó un importe de 9,2 millones de euros. Y se acumula a todo lo cobrado con anterioridad.

Es complicado conocer cuánto se ingresa por cada venta de armamento, pero gracias a la aprobación a finales de 2007 de la Ley 53/2007, el Gobierno está obligado a publicar un informe semestral y otro anual sobre la exportación de armas

Según el informe remitido en 2016 al Congreso, España aumentó un 8,9% en la venta de material de defensa con respecto a 2015. Supone un ingreso de 4.051 millones de €.

En el mismo año ya hubo una denegación de una venta a un país de Oriente Medio: España decidió no vender a Libia chalecos de protección por la “situación interna del país de destino final, en términos de la existencia de tensiones o conflictos armados”.

España ocupa el séptimo puesto en la clasificación de países que mayor número de armas venden. Realiza un 2,9% del total de las exportaciones a nivel mundial. En los tres primeros puestos se encuentran Estados UnidosRusia y Francia.

Informe sobre la venta de armas de 2016
La única denegación de venta de material de defensa desde 2015. Informe sobre la venta de armas de 2016

Las ventas de armas españolas han ido aumentado progresivamente. En 2012 se vendió material bélico por valor de 21,3 millones de euros. En 2013 se batió un récord: 406,4 millones de euros y en los años sucesivos se fue bajando. 292,9 millones de euros en 2014546 en 2015 y 116,2 en 2016En totalentre 2012 y 2016, el Gobierno se embolsó casi 1.400 millones de euros en la exportación de material bélico.

¿Y por qué ese aumento de 2012 a 2013 tan drástico? La respuesta es que se realizaron más exportaciones de armas de las que estaban autorizadas. Y es que en esa legislatura el PP controlaba Congreso y Senado, con lo que podía aprobarlas sin cortapisas.

La tónica general es que se vendan menos armas de las que se autorizan para ello.
La tónica general es que se vendan menos armas de las que se autorizan para ello.

Pero el Ejecutivo al cargo nunca ha sido muy dado a proporcionar datos sobre este tipo de transacciones.

El principal escollo para ello es la Ley de Secretos Oficiales (Ley 9/1968 del 5 de abril). En ella, su artículo 2 establece que “podrán ser declaradas materias clasificadas los asuntos, actos, documentos, informaciones, datos y objetos cuyo conocimiento por personas no autorizadas pueda dañar o poner en riesgo la seguridad y defensa del Estado”.

El puerto de salida de las armas: Bilbao

Entre octubre de 2016 y julio de 2017, el puerto de la capital del País Vasco cargó 312 contenedores de material explosivo en distintos buques de la naviera saudí Bahri con destino al puerto de Jeddah, en Arabia Saudí.

No hubo cifras oficiales sobre las cantidades, pero cada contenedor puede llevar unas 28 toneladas. Ello haría plausible un envío máximo de más de 8.600 toneladas.

El citado puerto fue noticia por la objeción de un bombero vizcaíno, que se negó a escoltar otro envío de armamentoArabia SaudíIgnacio Robles alegó “motivos éticos” y la Diputación de Vizcaya le abrió un expediente disciplinario que le puede suponer la suspensión de empleo y sueldo de tres a seis años.

Las alianzas de España con Oriente Medio: El AVE a la Meca

España tiene puesta la mira en los países circundantes al Golfo Pérsico, y no solo para el comercio de armas. En 2011, un consorcio español aunó a empresas públicas para firmar un contrato que conectase mediante un tren La Meca (lugar de peregrinación para los musulmanes) y la ciudad de Medina.

El presupuesto alcanzó los 7.100 millones de euros, pero el proyecto ha estado envuelto en multitud de problemas, retrasos y sobrecostes.El transporte no podrá realizar sus primeros viajes promocionales a la velocidad prometida, 300 km/h, sino que tendrá que ir a menos de la mitad (100 km/h) por la falta de un sistema de seguridad operativo.

La invasión de las arenas del desierto arábigo que invaden el balasto de la vía y provocan severos contratiempos, la contratación de maquinistaspaquistaníes en un país de mayoría suní, las peleas internas en el consorcio español (formado por 12 empresas)… mucho problemas para una obra faraónica.

Los negocios con Arabia Saudí, en su conjunto, suponen un beneficio al que España no está dispuesta a renunciar… aunque vuelva a ser cuestionado este miércoles, cuando Iglesias presione a Sánchez para que cese la venta de armas a Arabia Saudí, hasta que se resuelva el caso Khashoggi. Como ha dispuesto la canciller Merkel y tal y como ha pedido al resto de sus socios de la UE.

 Este artículo ha sido publicado originalmente por upday España
 Upday es la mayor app de noticias de Europa, exclusiva para smartphones de Samsung, con la que podrás seguir toda la actualidad y los mejores contenidos de los medios más relevantes en cualquier lugar.

Te puede interesar