Pasar al contenido principal

China creó una estrella artificial 6 veces más caliente que el sol, y podría ser este el futuro de la energía

  • La fusión nuclear podría ser el futuro de la energía, reemplazando de una vez por todas a los combustibles fósiles con nuestras propias estrellas.
  • China ha construido su propio reactor de fusión capaz de alcanzar temperaturas100 millones de grados Celsius.
  • El reactor se denomina Tokamak superconductor Experimental Avanzado (EAST), y pudo mantener una fusión nuclear durante 10 segundos antes de acabarse.

Esta es la transcripción del vídeo.

Imagínate que pudiéramos reemplazar los combustibles fósiles por nuestras propias estrellas. Y no, no estamos hablando de energía solar: estamos hablando de fusión nuclear. E investigaciones recientes ya nos están ayudando a llegar allí. Te presentamos el Tokamak Superconductor Experimental Avanzado, o EAST.

EAST es un reactor de fusión con sede en Hefei, China. Y ahora puede alcanzar temperaturas seis veces más altas que las del sol. Echemos un vistazo a lo que está ocurriendo dentro. La fusión ocurre cuando dos átomos ligeros se combinan en uno solo, más grande, liberando energía en el proceso. Suena bastante simple, pero no es fácil de lograr, porque esos dos átomos comparten una carga positiva. Y al igual que dos imanes opuestos, estos átomos positivos se repelen entre sí.

Las estrellas, como nuestro sol, tienen una gran manera de superar esta repulsión, su propio tamaño masivo, que crea una cantidad enorme de presión en sus núcleos… Así que los átomos son forzados a acercarse, lo que los hace más propensos a colisionar. Sólo hay un problema: no tenemos la tecnología necesaria para recrear este tipo de presión en la Tierra.

Leer más: Porqué China no prohibirá la exportación de tierras raras como un arma en la guerra comercial, pero este es el motivo por el que probablemente no lo haga

Pero por suerte, hay otra manera. También se puede generar fusión con temperaturas extremas. Y eso es exactamente lo que hacen los dispositivos como EAST. Cuanto más alta sea la temperatura, más rápido se mueven los átomos y mayor es la probabilidad de que colisionen.

Pero rápidamente se convierte en un acto de equilibrio. Si la temperatura es demasiado alta, los átomos se moverán demasiado rápido y se cierran los unos a los otros. Si hace demasiado frío, los átomos no se moverán lo suficientemente rápido. Por lo tanto, la temperatura ideal para generar fusión es de alrededor de 100 millones de grados centígrados. Eso es 6 veces más caliente que el núcleo de nuestro sol. Sólo unos pocos experimentos de fusión en el mundo han superado este hito, y el último fue el EAST. Sostuvo una fusión nuclear durante unos 10 segundos antes de apagarse, y aunque fue un gran avance para el EAST, está muy lejos de generar energía sostenible para la gente de la Tierra. Y eso es realmente su propósito: EAST es un pequeño reactor.

Y por solo unos pocos metros de diámetro, no estamos hablando de una central eléctrica en toda regla. Es un experimento, y ahora mismo, su trabajo es ayudarnos a diseñar una tecnología de fusión mucho más efectiva que podría, algún día, dar energía a ciudades enteras. Al igual que el ITER, (abreviatura Internacional de Thermonuclear Experimental Reactor), es el proyecto de fusión más grande del mundo hasta la fecha. Treinta y cinco países han invertido miles de millones de dólares en su construcción y está diseñado para ser el primer reactor de fusión capaz de producir más potencia de fusión que la utilizada para calentarlo.

Verás, tienes que volcar mucha energía en estas máquinas para que funcionen. Esta reciente prueba del EAST, por ejemplo, consumió más de 10 megavatios de energía. Suficiente para alimentar 1.640 hogares estadounidenses durante un año. Y no rindió ni la mitad de esa cantidad. Ya que el objetivo de una planta de energía es, bueno, producir energía, es un tema muy importante que atender. Pero vale la pena el esfuerzo. ¿Por qué? En primer lugar, los reactores de fusión no producirían prácticamente ningún residuo radiactivo en comparación con el tipo de reacción que vemos en las centrales de fisión nuclear actuales. Pero aún mejor: los reactores de fusión pueden funcionar con agua de mar, un recurso renovable y sostenible. Desde otra perspectiva, la cantidad de agua que se encuentra en la parte superior de lago Erie es suficiente para producir más energía que todos los combustibles fósiles que quedan en el planeta.

Y a diferencia de otras fuentes de energía, no necesita el brillo del sol o el movimiento del viento. En una época en la que los recursos están disminuyendo y empeoran los efectos del cambio climático, nos vendría muy bien.

 

Y además