La alimentación emocional puede llevar a una relación poco saludable con la comida: así puedes empezar a controlarla

comer tristeza
  • La alimentación emocional puede llevar a una relación poco saludable con la comida, por lo que es importante abordarla.
  • Debes identificar qué desencadena tu alimentación emocional para poder anticiparlo en el futuro.
  • En lugar de comer para calmar tus emociones, busca alternativas saludables como el ejercicio y la meditación.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La comida es más que solo combustible para tu cuerpo. A veces, puede convertirse en una forma de calmar las emociones después de un mal día o durante un momento estresante de la vida. A esto se le llama alimentación emocional.

"La alimentación emocional es un síntoma de muchos problemas diferentes, todos únicos para cada individuo. Superar la alimentación emocional es una práctica a lo largo de tu vida; es una estrategia de afrontamiento que debes reemplazar por otras que tengan menos efectos secundarios negativos", enfatiza Jennifer Hollinshead, consejera clínico, fundadora y directora clínica de Peak Resilience.

Cuando la alimentación emocional se convierte en un hábito, puede provocar un aumento de peso y sentimientos de falta de control con respecto a la comida. Este ciclo puede convertirse en una relación poco saludable con los alimentos, un componente necesario de la vida. 

Business Insider habló con Hollinshead sobre cómo dejar de comer emocionalmente y controlarlo.

Cuándo la alimentación emocional se considera poco saludable

Los investigadores han explorado qué puede causar la alimentación emocional y han descubierto múltiples posibilidades, incluidos el racismo, la homofobia y el abuso físico o sexual.

"La alimentación emocional puede volverse poco saludable si contribuye a efectos secundarios negativos como aumento o pérdida de peso, baja autoestima, sentimiento de pérdida de control o problemas en el trabajo, el colegio o en las relaciones", dice Hollinshead.

Aunque la alimentación emocional no se considera un trastorno alimentario, puede provocar trastornos alimenticios como atracones. Por lo tanto, es importante tenerlo bajo control antes de que avance hasta ese punto.

El primer paso para controlar tu alimentación emocional es "desarrollar la autocompasión y las herramientas disponibles para lidiar con el estrés y las diversas formas de opresión que puedes enfrentar: sexismo, racismo, homofobia, clasismo, discapacidad, discriminación por edad, entre muchas otras", añade Hollinshead .

Cómo dejar de comer emocionalmente

En lugar de comer cuando has tenido un mal día o estás especialmente estresado, Hollinshead sugiere adoptar algunas otras estrategias para afrontar esta sensación que incluyen:

  • Ejercicio
  • Meditación
  • Asesoramiento
  • Libros de autoayuda
  • Frases positivas como "Soy una persona valiosa" o "Soy una persona que merece amabilidad y respeto".

"Una vez que hayas practicado la creación de más herramientas encaminadas a la autocompasión y a afrontar el problema, elaborar un diario de alimentos puede llevarte a descubrir tus patrones únicos de alimentación", dice.

Algunas investigaciones apoyan la idea de que los diarios de alimentos o los diarios pueden ayudar a una persona a controlar o dejar de comer emocionalmente. Sobre esto, Hollinshead no es la única experta que recomienda esto. La Clínica Mayo también sugiere ponerlos en práctica para abordar la alimentación emocional.

En el diario, anota las emociones que sentiste antes, durante y después de comer. "Observa cualquier patrón; por ejemplo, como emocionalmente cuando estoy enfadada y no quiero sentirme así", dice.

"Crea pequeños hábitos nuevos que puedas consolidar uno a uno, durante un período prolongado. Por ejemplo, todos los días, cuando llegues a casa, toma un gran vaso de agua y haz un poco de meditación para pasar del estrés al relax ", aconseja la especialista.

Después de adoptar estas prácticas nuevas y más saludables, es de esperar que tengas una comprensión más profunda de las luchas internas que contribuyen a tu alimentación emocional para que pueda enfrentarlas de otra manera.

"Esto dará como resultado una mayor conciencia de uno mismo, autocompasión, claridad y una mejor salud física, mental y espiritual",  resume Hollinshead.

Otros artículos interesantes:

9 consejos para ayudarte a controlar tu apetito si ves que está fuera de control

¿Estás estresado y con un apetito voraz? Cómo lograr vencer la ansiedad por comer compulsivamente

¿Ayuda el chicle a controlar el hambre y hacer la digestión, o es un mito?

Te recomendamos

Y además