Pasar al contenido principal

4 maneras en las que una dieta vegana puede ayudar a mejorar tu salud

Mujer joven tomando alimentos saludables de dieta
Getty Images
  • En 2017 un 7,8% de la población española ya afirmaba ser veggie. Aunque de estos solo un 0,2% se declaraba veganos frente un 1,3% de vegetarianos, un 6,3% de flexitarianos, según un encuesta de la consultora Lantern. 
  • Los veganos no comen ni carne ni pescado, pero tampoco ningún derivado animal, como leche, queso o huevos.
  • Algunos estudios ya reconocen ciertos beneficios de la dieta vegana.

Un interés creciente hacia el bienestar animal y una mayor conciencia medioambiental han traído como resultado nuevas formas de alimentación en la sociedad.

Si antes este camino llevaba hacia la dieta vegetariana, en la que se suprime la ingesta de carne y pescado, ahora la tendencia deja paso a la alimentación vegana, en la que no se ingiere ningún derivado animal. De esta forma tanto el queso, como la leche o los huevos quedan fuera también de la alimentación de este tipo de personas.

Una nueva forma de alimentación que poco a poco va ganando espacio en nuestro país. En 2017 un 7,8% de la población española ya afirmaba ser veggie. Aunque de estos tan solo un 0,2% se declaraba veganos, —frente un 1,3% de vegetarianos, un 6,3% de flexitarianos—, según una encuesta realizada por la consultora Lantern.

Pero más allá de contribuir a reducir el sufrimiento animal y el impacto que la ganadería tiene en el medio ambiente, dos de los principales motivos que llevan a asumir esta alimentación, ¿existen beneficios para la salud al adoptar una dieta vegana?

Leer más: Las 13 mejores dietas de 2019 para mejorar tu salud y perder peso, según 23 expertos

Tradicionalmente, la investigación médica y científica acerca del vegetarianismo y el veganismos se centraba principalmente en las posibles deficiencias nutricionales que podrían acarrear este tipo de dietas. Pero en los últimos años —coincidiendo con una explosión de esta tendencia alimenticia— ciertos estudios han comenzado a confirmar algunos beneficios que una alimentación sin carne o derivados animales puede tener para la salud.

"Las dietas vegetarianas adecuadamente planificadas, incluidas las dietas vegetarianas o veganas, son saludables, nutricionalmente adecuadas y pueden proporcionar beneficios para la salud en la prevención y el tratamiento de ciertas enfermedades", según la Asociación Americana de Dietética (American Dietetic Association),

En general, la ciencia parecer confirmar que una alimentación basada en vegetales puede ser nutricionalmente suficiente, (siempre que sea planificada para evitar carencias frecuentes de los veganos como el calcio, los ácidos grasos omega-3 o las vitaminas D y B12), y puede contribuir a reducir la obesidad así como  el riesgo de sufrir ciertas enfermedades crónicas.

En comparación con otras dietas vegetarianas, las dietas veganas tienden a contener menos grasas saturadas y colesterol y más fibra dietética. Por ello, los estudios han encontrado que por norma general los veganos tienden a ser más delgados, tienen menos colesterol y menos presión arterial, lo que reduce el riesgo de enfermedades del corazón. Suelen además disfrutar de un menor riesgo de enfermedad cardiovascular, diabetes tipo 2 y algunos tipos de cáncer, según ciertas investigaciones.

Aquí tienes 4 maneras en las que una dieta vegana puede contribuir a mejorar tu salud, según investigaciones científicas.

Ayuda a regular los niveles de azúcar y controlar el peso

Trucos y consejos para perder peso que funcionan
Getty Images

Los hallazgos de un nuevo estudio sugieren que seguir una dieta de tipo vegana fomenta la presencia de ciertas hormonas gastrointestinales que ayudan a regular la presión arterial.

La investigación, llevada a cabo por tres instituciones de la República Checa y EE. UU., analizaba un grupo de personas divididos entre aquellos que seguían una dieta vegana con tofu y aquellos que incorporaban a su alimentación carne y quesos procesados.

Los resultados mostraron que aquellos que siguieron una dieta vegana  tenían un nivel más alto de hormonas gastrointestinales que aquellos que comían carne y queso. Estas hormonas ayudan a regular los niveles de glucosa, la producción de insulina y los niveles de energía. Además, según los investigadores aumentan la sensación de saciedad, contribuyendo al control del peso.

Puede reducir el riesgo de enfermedades coronarias

Chica comiendo ensalada
Happycity21/Getty

Un estudio del pasado año elaborado por investigadores holandeses concluía que existe evidencia para sugerir que comer más proteína vegetal y por ello menos proteína derivada de animales se asocia con un menor riesgo de enfermedad coronaria.

La investigación se llevó a cabo sobre 6.000 personas asentadas en los Países Bajos. Según los resultados, quienes consumieron más proteínas vegetales a expensas de proteínas derivadas de animales mostraron un menor riesgo de desarrollar alguna enfermedad coronaria durante un período medio de seguimiento de más de 13 años.

Puede ayudar a mejorar el estado de ánimo

Hombre feliz en el trabajo
Pexels

Según una nueva investigación, publicada en la revista BMJ Open Diabetes Research and Care, una dieta vegana puede contribuir a mejorar el estado de ánimo.

En el estudio, investigadores de la Universidad de Londres, la Universidad de Northampton y East Sussex NHS Healthcare Trust analizaron 11 ensayos clínicos publicados entre 1999 y 2017 que compararon las dietas basadas en plantas con otras dietas.

Los resultados mostraban que la calidad de vida de las personas, tanto física como emocionalmente, mejoraba al seguir una dieta vegana e incluso ciertos síntomas depresivos mejoraron significativamente.

Además, las conclusiones recogidas indicaban que los participantes que siguieron una dieta basada en vegetales perdieron casi el doble de peso (5,23 kg en comparación con 2,83 kg en otras dietas).

Una dieta sin carne puede ayudar a reducir el riesgo de padecer cáncer

Dieta mediterranea
GettyImages

De acuerdo a un estudio publicado en 2017, la dieta vegana conlleva una reducción del riesgo de incidencia del cáncer, hasta en un 15%.

La investigación analizó varios estudios centrados en cómo una dieta vegetariana o vegana puede impactar en cierto tipo de enfermedades. Los resultados obtenidos mostraban no solo que las personas veganas tenían un menor riesgo de padecer cáncer, además estas junto a las vegetarianas mostraban en general una reducción significativa del índice de masa corporal, del colesterol y de los niveles de glucosa en comparación con los omnívoros.

En este sentido ciertos estudios indican que el motivo puede ser que que los veganos consumen considerablemente más legumbres, frutas y verduras, tomates, fibra y vitamina C que los omnívoros, alimentos y nutrientes catalogados como protectores contra el cáncer.

Y además