Pasar al contenido principal

Cómo elegir un bróker si quieres comenzar a introducirte en el mundo de la bolsa

Directivos mirando unos gráficos
Gettyimages
  • La principal función que tiene un bróker es la de actuar de intermediario entre sus clientes y el mercado encontrando un vendedor cuando su cliente le da una orden de compra o un comprador cuando su cliente le da una orden de venta.
  • es de vital importancia que se trate de una entidad solvente, profesional y transparente. 
  • Además, nos tenemos que fijar en las comisiones, en los instrumentos de inversión disponibles, o en el tamaño de las operaciones.

Adentrarse en el mundo de los mercados puede ser más complicado de lo que en un principio puede parecer. En primer lugar, porque se necesitan tener conocimientos financieros si no queremos perder mucho dinero. Y, segundo, porque hay que elegir un bróker para comenzar a realizar nuestras inversiones.

Centrándonos en el segundo concepto, cabe resaltar que un bróker es un agente o empresa que se encarga de ejecutar las operaciones de compra o venta de instrumentos financieros que sus clientes le solicitan. 

La principal función que tiene es la de actuar de intermediario entre sus clientes y el mercado encontrando un vendedor cuando su cliente le da una orden de compra o un comprador cuando su cliente le da una orden de venta. Por eso, todos estamos sujetos a operar en la bolsa a través de uno.

Leer más: Cómo invertir en bolsa desde cero: 12 consejos para principiantes

De ahí a la importancia a la hora de hacer la contratación de una plataforma en concreto. ¿Cuáles son los principales factores que tenemos que tener en cuenta si queremos empezar a mover nuestro dinero en los mercados a la hora de hacer operaciones mediante un bróker? 

1. Que el bróker contratado sea fiable

El primer punto de todos es que la plataforma online que contratemos sea fiable. La entidad contratada va a ser la encargada de tener nuestro dinero y, por tanto, ejecutará las órdenes que le asignemos. Por eso es de vital importancia que se trate de una empresa solvente, profesional y transparente

Además, es muy importante que se trate de un bróker que esté regulado. Es decir, que sea una compañía que se encuentre bajo la supervisión de organismos reguladores. En el caso de España, bajo la vigilancia de la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Hay muchos brókers que operan sin este requerimiento y pueden jugarnos una mala pasada. 

Algunas de estas regulaciones y el cumplimiento de directivas europeas como la MiFID (Markets in Financial Instruments Directive) también obligan a los broker online a mantener los fondos de los inversores en cuentas bancarias segregadas de las de las de la propia empresa. De este modo el capital de los clientes no puede por una situación de bancarrota.

2. Es importante saber cuáles son las comisiones del bróker

Es otro concepto que tenemos que tener muy en cuenta. Existen varios tipos de coste que podemos tener a la hora de realizar las transacciones de compra y venta, por lo que es importante elegir bien si queremos ahorrar la mayor cantidad de dinero posible. La cuestión es, ¿qué tipo de costes podemos asumir?

Esto último depende de cada entidad. La principal comisión, y que recargan todas las entidades, es la comisión por la transacción en la compra-venta.

Sin embargo, hay algunas que también cargan otros costes como es el de custodia, el mantenimiento de cuenta o una comisión por los dividendos adquiridos. Es necesario mirar toda la letra pequeña para elegir una plataforma con la que invertir.

3. Instrumentos de inversión disponibles o plataformas de trading

Trader operando en Wall Street
Reuters

Para comenzar a operar es interesante saber en qué queremos invertir. Para ello puede ser atractivo poder meter nuestro dinero en un abanico de productos lo más amplio posible. Hay brókers online que están más limitados en su gama de activos en los que operar y otros que gozan de una mayor diversidad dentro de su oferta.

Dicho de otra forma, si hay posibilidad de invertir en divisas, materias primas, metales preciosos, CFDs, acciones de bolsa, índices, energías, futuros, ETFs… Cuanta mayor sea la oferta, mejor para el usuario. 

Por otra parte, también es hay que seguir de cerca si el bróker que contratamos dispone de una plataforma de trading óptima. Y es que a la hora de realizar nuestras operaciones, si disponemos de buenos gráficos o indicadores de interés el resultado puede ser más satisfactorio. 

Leer más: Las 5 mejores compañías del Ibex 35 en rentabilidad por dividendo

4. Tamaño de las operaciones

Otro factor a considerar es el tamaño mínimo permitido para las operaciones. Esto se podría explicar con un lote, que es una cantidad estándar para operar con un producto financiero. Por ejemplo, en el mercado de divisas un lote son 100.000 unidades de la divisa que quieres comprar o vender. 

Para que puedan entrar inversores minoristas con poco capital muchos brókers prefieren ofrecer minilotes, unas 10.000 unidades. De ahí a que el tamaño mínimo permitido sea un punto a tener en cuenta si queremos empezar a invertir

5. Apalancamiento máximo

En último lugar, y no por ello menos importante, está el apalancamiento máximo permitido. Dicho de otra forma, el instrumento que te permitirá invertir con una mayor cantidad de dinero pero solo aportando una pequeña parte como garantía. Aunque también acarrea un nivel de riesgo más alto. 

Un apalancamiento de 1:30 nos puede llegar a proporcionar beneficios de 3.000 euros, pero también se requieren 100 euros como garantía e, igualmente, podemos perderlo todo. Es de utilidad para aquellos operadores con poco capital, aunque supone un riesgo alto. 
 

Y además