Aplazar la compra sin tarjeta de crédito: la fórmula de Clearpay, el gigante fintech australiano de pago aplazado que acaba de aterrizar en España

Rolf Cederström, responsable de Clearpay en España.
Rolf Cederström, responsable de Clearpay en España.

Clearpay

  • "No trabajamos como los típicos sectores de financiación porque al final no es una forma de financiación es un método de pago", explica Rolf Cederström en una entrevista con Business Insider España. 
  • Clearpay, la marca con la que opera en Europa el gigante fintech australiano de pago aplazado Afterpay, aterrizó en España hace un mes tras la compra de la fintech española Pagantis. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Aplazar una compra pero sin usar una tarjeta de crédito. Esta es la fórmula que han lanzado desde hace unos años las fintech especializadas en el segmento compra ahora y  paga luego (que en inglés corresponde a las siglas BNPL que corresponden a la frase buy now, pay later). 

El gigante australiano Afterpay es uno de los grandes jugadores en este campo con una capitalización en bolsa de 26.682 millones de dólares estadounidenses comenzó en 2018 su expansión a Estados Unidos, donde ya tiene más clientes que en su tierra natal, y hace algo menos de tiempo llegó a Europa donde cambió su nombre comercial por el de Clearpay. En España, acaba de desembarcar hace alrededor de un mes tras haber comprado la fintech española Pagantis. 

"No trabajamos como los típicos sectores de financiación porque al final no es una forma de financiación es un método de pago", explica Rolf Cederström en una entrevista con Business Insider España, que añade que están especializados en el sector de moda y belleza, con una compra media de unos 70 u 80 euros que no suele financiarse, pero que puede ser interesante para aplazar su pago. 

De esta forma, el modo de funcionamiento de Clearpay está integrado dentro de la página del comercio online y lo que hace el cliente es aplazar el pago de la compra en cuatro pagos quincenales. Este aplazamiento, que es un plazo de dos meses, no tiene coste para el cliente.

El modelo de negocio de la empresa se basa en cobrar una comisión al comercio. La media de esta es de un 4% aunque las tiendas más grandes suelen pagar menos y las pequeñas algo más, según explica el directivo.  

"Nosotros generamos mucho tráfico y mucha recurrencia de compra con nuestros socios", explica Cederström para señalar lo que ofrecen a los comercios a cambio de ampliar sus métodos de pago. 

Quiénes son y qué te ofrecen: 13 fintech que ya operan en España y que buscan desbancar a la banca tradicional

El directivo destaca que a diferencia de métodos de financiación de los bancos u otras empresas financieras con tipos de interés muy elevados y asegura que al no tener coste para los clientes este método de pago se convierte en algo atractivo y eso hace que se eleve el interés de los comercios. 

Lo que sí cobra Clearpay es una comisión en el caso de que se retrase el pago de alguna de las cuotas. 

El riesgo del negocio: un modelo de scoring distinto al de los bancos 

En la base del negocio de esta fintech está el riesgo. "Nosotros tomamos mucho riesgo y asumimos todo el riesgo para el vendedor, pero cobramos una comisión pequeña", dice Cederström, así que, señala "puedes deducir que las pérdidas no son muy altas". 

El ejecutivo explica que hay una serie de factores por los que tienen una "mora muy pequeña". En primer lugar, señala que el modelo de scoring (la fórmula que utilizan para analizar los riesgos de un cliente) que tiene su herramienta de aplazamiento de pagos es diferente a los bancos porque no es lo mismo comprar a plazos un ordenador de 2.000 euros, que un par de zapatos de 50 euros. 

"El modelo de scoring es muy distinto al de los bancos. Ellos trabajan con aprobaciones muy bajas porque dicen que es mucho riesgo y a lo mejor no tienen tantos impagos, pero al final mucha gente que no usa su servicio", apunta. 

Cedeström señala que, en general, la gente quiere pagar sus facturas y que tienen determinados filtros que detectan comportamientos sospechosos como, por ejemplo, si alguien realiza compras excesivamente altas o si anteriormente no ha realizado alguno de los pagos pendientes. 

Clearpay ya opera en Reino Unido con acuerdos con marcas como Asos, Topshop, Shein, MAC Cosmetics o Pandora y su objetivo es ampliarlos a España. Por el momento, en nuestro país cuenta con acuerdos para pagar en comercios online de moda como Mimao, Zahati o Morgoon. 

La firma ha desembarcado, además de España, en Francia e Italia. Un mercado donde ven importantes oportunidades y estiman un potencial de 150.000 millones de euros en transacciones por el auge del comercio electrónico. 

Otros artículos interesantes:

Las alianzas de bancos y fintech se disparan en pleno proceso de digitalización y cierre de oficinas

Las fintech europeas dan el salto a los servicios para empresas: así buscan mejorar su negocio gracias a una tecnología innovadora como alternativa al volumen para convertirse en unicornios

Mouro Capital, el fondo de Banco Santander para invertir en fintech, se abre a otros sectores: movilidad, inmobiliario, logística y servicios a pymes

Te recomendamos

Y además