Cómo instalar y usar Windows 11 en tu Mac con un poco de 'hackeo casero' (y razones de peso para hacerlo)

'The Matrix Reloaded'.
'The Matrix Reloaded'.
  • ¿Tienes Mac pero te apetece probar el Windows 11 para ver si vale tanto la pena? Puedes probar este Sistema Operativo sin necesidad de usar un PC Windows.
  • Para instalar y usar Windows 11 en tu Mac, solo debes utilizar un proceso de virtualización, es decir, crear un Sistema Operativo dentro de otro Sistema Operativo. Sí, es un poco Matrix.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Windows 11 se lanzará oficialmente mañana (martes 5 de octubre de 2021). Aquellos usuarios de Microsoft que todavía no han probado sus builds ya tienen ganas de experimentar el nuevo rediseño y funciones.

Aunque seas usuario de Mac de toda la vida, puede que toda esta expectación te haya acabado contagiando de alguna forma.

¿Te has descubierto con ganas de probar e instalar Windows 11? Es más fácil de lo que crees. Solo debes dedicar un ratito por la tarde para preparar tu Mac para ello.

Exacto: no tienes que comprarte un PC Windows para poder catar este inminente Win 11. Solo tienes que echar mano de un proceso llamado virtualización.

A continuación se te explica por qué deberías probar Windows 11, aunque solo sea durante un rato, y cómo debes configurar Mac para que eso sea posible. Aunque el proceso parece complejo, en realidad es muy sencillo y te acabarás sintiendo hasta un poco hacker.

Motivos por los que instalar Windows 11 en tu Mac

Ordenador con Windows 11

Existen diversos motivos por los que querrías instalar Windows 11 en tu Mac. Por ejemplo, existen muchos programas que solo funcionan con el Sistema Operativo de Microsoft. Aunque en algunos casos es posible instalar software en Mac que te ayudará a forzar una compatibilidad, al final te sale más a cuenta instalar una versión nativa de Windows.

Añade más peso al motivo de más arriba si eres gamer. Muy pocos juegos para ordenador acaban teniendo versión oficial para Mac. Para que te hagas una idea, Steam, el gran catálogo del PC gaming, cuenta con casi 100.000 juegos, solo unos 1.300 de estos son compatibles con Mac. Así que te pierdes muchas aventuras digitales si no tienes Windows.

Hay otra razón más subjetiva: la curiosidad. Si te has pasado toda la vida utilizando ordenadores Mac, es normal que tarde o temprano quieras pasarte al otro lado, aunque sea por solo un rato, y descubrir qué se siente al usar otro tipo de Sistema Operativo.

Finalmente, si eres desarrollador, tarde o temprano debes probar tu nuevo software en un entorno Windows para comprobar que es totalmente compatible con el mismo. Aunque prefieras trabajar con Mac, este paso final es indispensable si quieres que tu programa sea utilizado también por usuarios del SO de Microsoft.

Evidentemente puede haber otros motivos, todos ellos igual de válidos, por los que querrías instalar Windows 11 en Mac. ¿Cuál es el tuyo?

Cómo instalar y usar Windows 11 en Mac

Instalar configurar

La clave para que puedas usar Windows 11 en tu ordenador Mac es la virtualización. Consiste en hacer funcionar un Sistema Operativo dentro de otro Sistema Operativo.

Existen muchos programas que emulan un Sistema Operativo mientras estás usando tu SO de siempre. Un uso muy popular de este software es analizar nuevos virus y malware. Los expertos en ciberseguridad crean un SO falso y virtual, instalan el virus en él y así pueden comprobar cómo se comporta sin que afecte su Sistema Operativo real.

Existen muchas herramientas de virtualización como VMWare Fusion, Parallels Desktop o VirtualBox. En este artículo se seguirán los pasos de la guía de Laptopmag, así que se instalará VirtualBox.

Antes de empezar a usar VirtualBox Virtual Machine para instalar Windows 11, asegúrate de tener lo siguiente:

Si cuando uses Windows 11 en el entorno virtual descubres que va más lento de lo que esperabas, eso se debe a que necesitas un Mac más potente. 

Debes tener en cuenta que, cuando usas una máquina virtual, tu ordenador está haciendo funcionar 2 Sistemas Operativos a la vez: el tuyo y el virtual.

  1. Instala VirtualBox. No deberías tardas mucho en tenerlo listo para ser usado.
  2. Ejecuta VirtualBox.
  3. Pulsa el botón New. Debería salirte una segunda ventana en donde puedes poner nombre a tu máquina virtual, decidir dónde se almacenará, su tipo y su versión.
  4. Escribe el nombre que quieres (Windows 11 por ejemplo), no toques la carpeta de ubicación. Selecciona Microsoft Windows en Type y luego elige Windows 10 (64-bit) como versión.
  5. Pulsa el botón Continue. En la siguiente ventana se te pedirá que elijas cuánta memoria RAM quieres dedicar a la máquina virtual. El mínimo en Windows 11 es 1 GB, pero es recomendable usar 4 GB (o 4096 MB).
  6. Pulsa el botón Continue. En la siguiente ventana elige la opción Create a virtual hard disk now y pulsa en Create.
  7. Selecciona la opción VDI o VirtualBox Disk Image. Pulsa Continue de nuevo.
  8. Selecciona Dynamically allocated y pulsa en Continue.
  9. Ahora VirtualBox te pedirá que selecciones cuánto espacio máximo quieres que ocupe la máquina virtual. Windows 11 ocupa un mínimo de 64 GB. Por si acaso, selecciona 10-20 GB más. Pulsa el botón Create.
  10. Después de esperar un ratito, debería aparecerte la ventana del gestor de VirtualBox. Eso indica que ya has creado tu SO virtual.
  11. Haz clic derecho en el SO virtual creado (debe aparecer en la lista a la izquierda del gestor) y selecciona Configuración o Settings.
  12. En la nueva ventana abierta, selecciona Storage o Almacenamiento, haz clic en el disco vacío (o Empty). En la parte derecha te aparecerán los atributos de dicho disco vacío. Haz clic en el icono en forma de disco, a la derecha de Optical Drive y selecciona la opción Choose a disk file.
  13. En la nueva ventana abierta, busca la imagen ISO de Windows 11 que previamente has descargado. Selecciona la imagen ISO y pulsa en Open o Abrir.
  14. Espera a que la máquina virtual procese todas las opciones. Cuando haya terminado ya lo tendrás casi todo listo.
  15. Para instalar Windows 11 en tu entorno virtual, vuelve a la ventana principal de VirtualBox y haz clic en el nombre del entorno que has creado. Si todo va bien, se abrirá la página de carga de Windows y empezará el proceso para instalar Win 11.

Con estos pasos, lo que has hecho es pedir al programa de virtualización que cree un Sistema Operativo con Windows 10. Esto es necesario para actualizar Win 10 a Win 11.

A continuación, has configurado dicho SO virtual para que arrancara con la imagen ISO de instalación de Windows 11. 

Si por lo que sea no puedes o no quieres usar VirtualBox y has acabado con otros programas similares, no podrás seguir los pasos de arriba exactamente, pero seguro que encuentras las opciones equivalentes para a) instalar Windows 10 y b) configurar la imagen ISO de Win 11.

Otros artículos interesantes:

El nuevo Mac mini de Apple con 512GB está rebajado: pásate al procesador M1 pagando mucho menos

¿Merecerá la pena actualizar tu PC a Windows 11? 6 ventajas y 6 desventajas

Así cambiarán estos 7 programas clásicos con la llegada de Windows 11

Te recomendamos