Cómo lograr ser más paciente para que no te amarguen las molestias cotidianas del día a día

mujer impaciente coche, enfado
  • A veces, la impaciencia ayuda a enfocar la atención y prepararse para la acción, pero a la larga puede hacerte sentir más estresado y amargado.
  • Para no perder los nervios ante una situación que no puedes controlar conocer tus emociones ayudará a poder regularlas a la baja y regresar a un estado de calma, según explica en CNN  Sarah Schnitker, profesora asociada de psicología y neurociencia.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La paciencia es una virtud pero también una habilidad. Es decir, que puede aprenderse o perfeccionarse.

La paciencia se define como la "capacidad de sufrir y tolerar desgracias y adversidades o cosas molestas u ofensivas, con fortaleza, sin quejarse ni rebelarse". 

Un atasco, un paquete que no llega, el fontanero que te dijo que sería cuestión de un minuto y lleva toda la mañana, o esa ventanilla de la administración en la que no dejan de enviarte a la página web.

Piénsalo, tu día a día es fácil que venga con un buen número de cosas molestas. Por lo que te interesa saber cómo ser paciente con las adversidades cotidianas.

De lo contrario es fácil que termines tirándote de los pelos y en un estado de nervios permanente.

La impaciencia no siempre es mala, "pero las personas que son crónicamente impacientes pueden experimentar más estrés, lo que aumenta su riesgo de problemas de saludcomo problemas cardiovasculares", explica a CNN Sarah Schnitker, profesora asociada de psicología y neurociencia en la Universidad de Baylor, y autora del estudio de 2012 Un examen de paciencia y bienestar.

Como remarca la especialista, las investigaciones muestran que las personas más pacientes tienen un mayor bienestar, lo que se traduce en mayor satisfacción con la vida, autoestima y están más satisfechos con el progreso de sus objetivos. 

Todo el mundo tiene esos momentos en los que se queda sin la capacidad de mantener la calma ante la frustración, o la adversidad.

"Tenemos expectativas sobre lo que debería ser y cuál es el momento apropiado para esperar en la cola, lo que debería tardar en llegar a un sitio,  cómo debería actuar alguien o cómo debería sentirme", comenta Schnitker. "Cuando se violan esas expectativas, a menudo es cuando nuestras emociones se desregulan".

En ese contexto existen 2 opciones, luchar e intentar cambiarlo, o asumir y aceptar lo que pasa como realidad. Decidirse por lo segundo, es decir, aceptar y tolerar la situación es lo que te llevará a ser paciente.

Cómo lograr se más paciente con la vida

Buscar trabajo con calma

La paciencia se puede aprender o mejora.

"Con prácticas intencionales, podemos cultivar nuestra paciencia y hacer que sea más fácil para nosotros no desesperar", afirma Schnitker al medio. 

El secreto está en los pensamientos. Lo que escoges pensar en respuesta a un sentimiento puede intensificarlo o calmarlo. Este proceso mental es crucial para desarrollar la habilidad de la paciencia.

Vale, la rabieta de tu hijo te está agotando los nervios, pero ¿cómo eliges comportarte, en medio de un sentimiento fuerte? Para tolerar una situación que está acabando con tu calma debes aprender a separar el sentimiento de ira del comportamiento de ira. 

La reevaluación cognitiva, en la que se piensa en la situación desde una nueva perspectiva, o centrándose en los hallazgos de los beneficios, es la respuesta, enfatiza Schnitker. "Preguntarte qué aspectos positivos pueden surgir de esta situación negativa, puede ayudar a desarrollar la paciencia a largo plazo". 

Según la especialista, también puedes desarrollar tu paciencia aumentando tu fluidez emocional, "que es la capacidad de reconocer y nombrar tus emociones". 

Si cambias tu forma de pensar, eso cambiará cómo te sientes, pero primero debes saber lo que sientes. La fluidez emocional hace que sea más fácil reevaluar situaciones al poder ponerle nombre más fácilmente.

A la hora de desarrollar paciencia con las personas, ayuda centrarse en los objetivos o lo que se quiere para esa relación. Por ejemplo, pensar que como padre el no sucumbir ante una rabieta ayudará a enseñar disciplina y autocontrol a tu hijo. 

Para ir creando resistencia, la psicóloga recomienda que lo más efectivo es practicar estas estrategias durante momentos que no son tan estresantes

"Trata de ser paciente cuando el ascensor baja demasiado lento. De esa manera, habrás desarrollado algunas habilidades para cuando llegues a una situación de mayor riesgo", considera.

Ahora bien, estos cambios no pasarán de un día a otro, sino que tendrás que cultivarlos para que con el tiempo den sus frutos. Por lo que no te olvides de ser paciente contigo mismo.

Otros artículos interesantes:

21 señales ocultas que confirman que estás estresado, incluso aunque pienses que no lo estás

Meditar puede ayudarte a reducir el estrés y ansiedad: estos consejos te ayudarán a hacerlo cuando no tienes ni idea de cómo empezar

8 trucos para sentirse más feliz, saludable y menos estresado

Te recomendamos