Programo robots en Boston Dynamics para que hagan cosas como saltar y levantar cajas: así es mi día a día

Jenny Barry en el trabajo.
Jenny Barry en el trabajo.

Boston Dynamics

Empecé a trabajar en Boston Dynamics en octubre de 2014, tras un periodo en otra empresa de robótica en la que trabajé como ingeniera de control.

La robótica siempre me ha fascinado desde que leí de niña a Isaac Asimov. Completé mi doctorado en el MIT en 2013, donde mi trabajo se centró en la planificación de problemas de manipulación complejos.

Atlas.
Atlas.

Boston Dynamics

He tenido la oportunidad de trabajar en algunos robots increíbles en Boston Dynamics, como nuestro robot humanoide Atlas, Handle y, más recientemente, Stretch.

Como especialista en robótica, trabajo en un equipo que escribe, actualiza y mantiene el código de nuestros robots. Básicamente, escribo los algoritmos que activan el comportamiento de nuestros robots. 

Esto lo conseguimos mediante un proceso de iteración constante. Probar el código nos permite garantizar que nuestros robots funcionen sin problemas y con un rendimiento óptimo, lo que es fundamental para crear productos y tecnología fiables que funcionen eficazmente en el mundo.

Suelo empezar el día muy temprano y con una taza de chocolate caliente. 

No me gusta ni el café ni el té y soy muy golosa. Paso tiempo con mi familia, incluida mi hija de dos años, antes de sumergirme en los informes sobre los experimentos con robots de primera hora de la mañana y sobre el rendimiento del código.

Todos los días me reúno con diversos equipos de Boston Dynamics para supervisar asuntos como la percepción, los controles y el hardware, y con mis compañeros que apoyan a Spot y Atlas, para asegurarme de que estamos en sintonía con los proyectos en curso, los objetivos semanales y las prioridades de desarrollo de toda la empresa. 

Los robots van a empezar a llamar a tu puerta, pero no hay nada que temer: solo quieren entregarte tu próximo pedido

Me reúno con mi equipo de cinco miembros una vez a la semana en reuniones individuales para supervisar el progreso del proyecto y abordar cualquier problema que haya surgido. En estas reuniones, establecemos nuestras prioridades para la semana en función de los comportamientos que queremos que consiga el robot.

Recientemente, la prioridad semanal de mi equipo se ha centrado en el ajuste de uno de los algoritmos centrales que permiten a Stretch moverse. Dedicamos la semana a reforzar y mejorar nuestro proceso de depuración para entender los movimientos del robot, que a veces pueden ser contrarios al movimiento humano debido a errores de programación o a la construcción de su hardware.

Stretch.
Stretch.

Boston Dynamics

También inicié un proyecto para simplificar y acelerar la ejecución del código en la simulación, ya que probar nuestros robots de forma rápida en las simulaciones es un aspecto importante de nuestro proceso de diseño, especialmente si trabajamos desde casa.

Durante esta semana de trabajo, también abordamos la forma en que el robot debe proceder si no puede recoger una caja debido a un obstáculo. Descubrimos un problema con la forma en que el sistema notifica algunas cajas detectadas y debatimos varias opciones para solucionarlo. En general, mis tareas semanales cambian en función de la fase de desarrollo del robot.

La pandemia cambió drásticamente la forma en que mi equipo y yo realizamos nuestro trabajo, pero no nuestra productividad

Antes de la pandemia, trabajaba con Stretch casi a diario, pero en los últimos meses he trabajado a distancia. Nuestro ritmo de trabajo durante la pandemia requiere programar las actividades de los robots, en lugar de simplemente ir a nuestro laboratorio.

Cuando un robot se desplaza fuera de las instalaciones, suelo comunicarme con el equipo de apoyo a lo largo del día para asegurarme de que todo está correctamente configurado. Las cámaras, tanto en el robot como en el suelo, tienen que estar en funcionamiento para que podamos ver a distancia lo que ocurre mientras grabamos imágenes del robot en acción. 

Mis rutinas también han cambiado, sobre todo porque trabajo desde casa y dirijo mi equipo a distancia. Nos conectamos a través de Google Meet GChat o el correo electrónico a lo largo del día para hablar de cualquier cosa que surja en relación con comportamientos inesperados o para responder a nuevas solicitudes de comportamiento.

Garantizar que todas las operaciones habituales funcionen sin problemas, especialmente cuando se trabaja desde casa, puede ser complicado, pero hemos encontrado una solución que funciona para nuestro equipo y hace que todos seamos eficaces y estemos comprometidos.

Aprovecho el tiempo muerto para crear y revisar código

Cuando tengo huecos entre reuniones u otros momentos asignados, suelo revisar el código creado por mí y por mi equipo. Esto puede incluir la creación de una simulación más rápida y la publicación de mi código para su revisión por parte de los compañeros, o la creación de un proceso para evitar el envío de código a los robots encendidos porque hace que los robots apaguen la energía de sus motores. 

Esta es probablemente la parte favorita de mi trabajo: me encanta encontrar y arreglar discrepancias en el código, lo que puede incluir encontrar y arreglar errores en el código que lleva la cuenta de todo lo que el robot ha visto en el mundo y cómo se ha movido a lo largo del tiempo. Consideramos que es una gran victoria cuando un compañero consigue este tipo de tarea.

Tenemos algo parecido a un "tablero de errores" que permite al equipo marcar cualquier error que encuentre al probar el código, y yo me encargo de organizarlo y revisar lo que pueda a lo largo de la semana. Es un buen punto de partida para las conversaciones. Nuestras reuniones semanales nos dan la oportunidad de discutir los fallos encontrados y dejar que otros ofrezcan soluciones cuando es necesario.

Un ingeniero español revela cómo es trabajar en X, el laboratorio secreto de Google que convierte ideas de ciencia ficción en realidad

También controlo el progreso de mi equipo en diferentes proyectos viendo el código modificado publicado y compartido internamente. Nuestros canales de comunicación están siempre abiertos, por lo que comprobar e identificar los errores en el código de los demás es útil para volver a centrarse y completar con éxito la tarea en cuestión.

Mantenemos y consultamos nuestro "bote de trabajo" para rellenar los huecos de tiempo en nuestra agenda y mantenernos ocupados. El tiempo de contacto con un robot es valioso para probar los borradores de los códigos. Mientras esperamos en la cola para esta oportunidad, cualquier miembro del equipo puede coger una tarea del "bote de trabajo" para mantener nuestra eficiencia. Esto también proporciona una gran oportunidad para que un segundo par de ojos revise el código y ofrezca opiniones sobre cualquier tarea.

En Boston Dynamics nunca hay silencio

Boston Dynamics presentó recientemente Stretch al mundo, ya que hasta ahora estaba en modo oculto. Mi equipo y yo ayudamos a pulir la capacidad de descargar el camión de Stretch, un comportamiento desarrollado por el equipo al completo.

También fuimos responsables del desarrollo de la capacidad de Stretch de recoger a Spot, que se incluyó en el vídeo de presentación del robot, y ayudamos a desarrollar el "baile" en el que aparecían dos Stretch en escena. 

Spot Enterprise.
Spot Enterprise.

Boston Dynamics

Incluso sin que haya un lanzamiento cercano, siempre estamos trabajando en desarrollos interesantes en el laboratorio.

El trabajo en colaboración de muchos equipos es fundamental para la funcionalidad de los robots de Boston Dynamics. El éxito de mi equipo depende en gran medida de nuestra capacidad para comunicarnos con los demás y rendir a un alto nivel, tanto in situ como a distancia.

Me siento muy orgullosa de todos los aspectos del proceso, desde el concepto hasta la programación, pasando por la resolución de problemas y la comprobación de que los robots ejecutan las tareas tal y como los hemos programado. Nuestros logros de hoy darán lugar a los robots del mañana, que ayudarán a los humanos y, en última instancia, mejorarán la vida de las generaciones venideras.

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

Otros artículos interesantes:

El arma del futuro: Rusia comienza la producción en masa de robots de guerra autónomos

Camisetas que monitorizan tu salud, barcos autónomos o mentes colmena para robots industriales: así son los proyectos 5G en los que está trabajando el laboratorio español 5TONIC

Voces clonadas y máquinas que conversan: así son los desafíos éticos y legales de los robots que confundiremos con seres humanos por teléfono