Pasar al contenido principal

Comparamos los dos móviles plegables de Huawei y Samsung y el ganador parece muy claro

  • Comparamos los móviles estrella del Mobile World Congress 2019: el Samsung Galaxy Fold y el Huawei Mate X.
  • Estos dos móviles plegables representan la mayor innovación en el mercado en los últimos diez años, y han llegado para sentar precedente. 
  • El Huawei Mate X parece tener unos mejores acabados que el Samsung Galaxy Fold, al que apenas hemos tenido acceso.

Esta es la transcripción del video.

Shona Gosh: Estamos en el Mobile World Congress 2019, en Barcelona, es la mayor feria de móviles del mundo, y ha sido bastante interesante porque Huawei ha lanzado su propio teléfono plegable, el Mate X, y ha sido unos días después de que Samsung también lanzara su teléfono plegable llamado Galaxy Fold.

Vamos a poner los dos teléfonos cara a cara, hablaremos sobre sus especificaciones, su precio, su disponibilidad y te daremos un primer veredicto sobre qué teléfono plegable podría ser el mejor.

Bueno, el Samsung Galaxy Fold es el más pequeño de los dos dispositivos. Si lo pliegas y lo utilizas como un Smartphone, la pantalla mide 4,6 pulgadas. Es genial para los que les gustan las pantallas más pequeñas. Es otra historia ligeramente diferente cuando despliegas el Galaxy Fold y te encuentras una pantalla de 7,3 pulgadas, y es como tener una pequeña tableta o un libro electrónico, y es el un buen tamaño para viajar o para personas a las que no les guste las pantallas gigantes. Como siempre pasa con los teléfonos de Samsung, la pantalla es bastante nítida, es bastante buena, comparable a cualquier otro teléfono Galaxy.

Tuvimos más tiempo para ver de cerca el Huawei Mate X, y para el poco tiempo que lo tuvimos con él vimos que la pantalla era impresionante. Propone un dispositivo más grande. Plegado como un “smartphone normal”, el Mate X cuenta con 6,6 pulgadas, que es mucho, se trata en realidad de un teléfono enorme. Desplegado se convierte en una tableta de gran tamaño, de 8 pulgadas. El dispositivo de Huawei, por lo que hemos podido comprobar, es más fino. Es curioso que Samsung no le enseñe a nadie como es de cerca el Galaxy Fold, así que hasta donde yo sé, ningún periodista, ni analista ha tenido la oportunidad de probar el Galaxy Fold. Pero Samsung, obviamente, ha dicho que el teléfono es súper resistente, que puede soportar caída y que es bastante duro. Pero, ya sabéis, necesitamos nuestras pruebas para comprobarlo. Así que, en término del mundo real, es decir, cómo funcionan los teléfonos en el mundo real, creo que Huawei está un poco por delante de Samsung en este campo.

Y lo que es preocupante es que el teléfono plegable de Samsung saldrá en un par de meses, pero nadie ha podido ver bien cómo funciona el dispositivo. Otra diferencia clave con el Mate X es que no tiene notch en la pantalla cuando despliegas el teléfono. Y la forma en la que Huawei ha resuelto el problema de la cámara ha sido colocando los sensores en un lado del dispositivo, una especie de barra lateral exclusiva. Eso sí, aumenta un poco el peso del dispositivo cuando está desplegado. Por lo demás, parece bastante delgado. La ventaja es que lo puedes sujetar desde esta especie de barra lateral donde están colocadas las cámaras, mientras lo utilizas como tablet. Eso funciona bastante bien y después, ya sabes, puedes volver a plegar la tablet y la cámara seguirá siendo visible en el lateral para seguir usándola como cualquier otro teléfono.

Leer más: El Huawei Mate X y el Samsung Galaxy Fold muestran que los móviles se están volviendo cada vez más raros, y eso puede ser una señal de que se avecina un gran cambio en la industria. 

El Galaxy Fold tiene muchas cámaras. El dispositivo cuenta con seis cámaras en total, y eso es mucho. Y eso es por que seguramente vas a querer hacer fotos cuando utilices el dispositivo en sus diferentes configuraciones. No sabemos mucho sobre las especificaciones de la cámara del Huawei Mate X, pero sabemos que tendrá posiblemente entre tres y cuatro cámaras en la parte trasera. Creemos que tiene en realidad cuatro cámaras en la parte de atrás del dispositivo, y que Huawei lo desvelará más adelante, cuando presente su generación de teléfonos.

Los dos teléfonos plegables tienen baterías muy potentes El Huawei Mate X tiene una batería de 4500 mAh mientras que el Samsung Galaxy Fold tiene una batería de 4380 mAh, y lo que aún no sabemos es cómo se traduce eso en el mundo real con un uso cotidiano. Es decir, si tendrá un día de carga completa o si tendrá más. Para mí un detalle muy importante a tener en cuenta es el grosor de estos dispositivos porque, obviamente, cuando están plegados tanto el Huawei Mate X como el Samsung Galaxy Fold son más gruesos que un smartphone normal. No sabemos cuál será el grosor del Samsung Galaxy Fold. Samsung no ha hablado sobre el peso o el grosor. Cuando vuelves a doblar el dispositivo y lo pones en modo Smartphone, no se pliega completamente. No se queda totalmente plano cuando lo pliegas, es como si tuviera un bulto extra. A mí me parece que el Huawei Mate X es más plano que el Galaxy Fold, ya que el Mate X se pliega de manera más precisa, y es algo que Huawei estaba muy interesado en enfatizar. El dispositivo se queda completamente plano y cuando lo pliegas, lo hace de una manera muy bonita y precisa, no deja espacio entre las pantallas una vez plegado.

Un importante inconveniente de los nuevos Galaxy Fold y el Mate X es que son extremadamente caros. Todo el mundo se indignó cuando Apple presentó el iPhone por 1.000 dólares, y ahora el terreno de juego ha cambiado bastante con la llegada de los smartphone plegables que cuestan el doble de ese precio. Una primera conclusión que yo haría es que el Huawei Mate X es, probablemente, un dispositivo superior. Parece más acabado, parece que Huawei ha empleado más tiempo trabajando en los mecanismos de las bisagras que posibilitan el plegado para lograr un despliegue más suave. La pantalla es absolutamente fenomenal. La del Galaxy Fold también parece impresionante, y sus cámaras también tiene buena pinta. Para mí, más importante que preguntarse si realmente alguien querrá un teléfono plegable. Los consumidores no están demandando pantallas flexibles, eso es algo que está siendo impulsado por la industria y parece que, ya sabes, están dirigidas para el conjunto del público.

No estoy tan segura de que el público general lo acabe aceptando. Ambos teléfonos cuestan mucho dinero, así que, si realmente estás dispuesto a gastarte miles de libras, euros o dólares en un dispositivo como este, piénsatelo muy bien antes de salir e ir a comprar uno a la tienda.