Pasar al contenido principal

Deja de cargar tu móvil en los enchufes USB de los aeropuertos, hoteles y autobuses, no es seguro: debes usar un condón USB

Condón USB
No, en realidad los 'condones USB' no tienen este aspecto. Getty Images
  • En los últimos años se han multiplicado las posibilidades de cargar el móvil fuera de casa: hay puertos USB en aeropuertos, autobuses, tiendas o incluso dentro del metro.
  • Sin embargo, estos puntos USB son un punto débil en cuanto a ciberseguridad y, por tanto, pueden poner en peligro tu privacidad personal.
  • Existen unos bloqueadores de datos USB, popularmente conocidos como "condones USB", que permiten cargar los dispositivos electrónicos bloqueando el intercambio de datos para minimizar los riesgos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Un punto de carga libre puede parecer un oasis para cualquier persona con la batería del móvil en las últimas, pero quizás no merezca la pena arriesgarse: en juego está tu privacidad.

Tal y como explica la BBC, estos puertos USB pueden contener software malicioso. Si consigue acceder a tu móvil acabarás facilitando el acceso a información sensible como datos bancarios, personales, o incluso sistemas más avanzados pueden llegar a bloquear tu teléfono para que quede inservible.

Por suerte existe una solución: los condones USB.

La particularidad de estos dispositivos es que permiten la alimentación energética para cargar el terminal, pero suprimen todo tipo de intercambio de datos, minimizando así los riesgos de seguridad. 

Lo mejor es que los condones USB tienen un precio bastante asequible —unos 10 euros—, son pequeños y se pueden trasladar de un sitio a otro sin problemas. 

Leer más: 9 secretos de ciberseguridad que los hackers no quieren que sepas

Luke Sisak, asistente de la Fiscalía del Condado de Los Ángeles en Estados Unidos, alabó sus bondades: "protegen contra los peligros del llamado juice jacking, una especie de ataque cibernético que consiste en que los criminales instalan un programa malicioso en los puertos de carga de las estaciones que infectan teléfonos y otros dispositivos de usuarios desprevenidos". 

"Conectarse a un puerto USB público es como encontrar un cepillo de dientes en el arcén de la carretera y metérselo en la boca", explicó en una entrevista con Forbes Caleb Barlow, vicepresidente del área de ciberseguridad X-Force en IBM. "No tienes idea de dónde ha estado eso. Y recuerda que ese puerto USB puede transmitir datos", sentenció.

Y además