Pasar al contenido principal

Una conductora de Amazon asegura ante el Parlamento Europeo que los repartidores mienten sobre los controles de temperatura por miedo a llegar tarde

Amazon driver tells EU lawmakers that drivers are lying about getting temperature checks over fears of being late
Paul Hennessy/NurPhoto via Getty Images

  • Una repartidora de Amazon ha comparecido ante el Parlamento Europeo el martes para dar su testimonio sobre cómo la empresa ha tratado a los trabajadores durante la pandemia.
  • La conductora subcontrada, Adrienne Williams, ha asegurado que los conductores informan rutinariamente que se les ha revisado la temperatura incluso cuando no lo han hecho, para evitar llegar tarde a los turnos. 
  • Williams también ha contado que como trabajadores subcontratados, los conductores no saben cuándo hay casos de COVID-19 en los almacenes que visitan al menos dos veces al día.
  • Williams ha explicado que no ha informado de estos problemas directamente a Amazon. La empresa no ha comentado las declaraciones de Wiliams.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Una repartidora estadounidense de Amazon ha declarado que los conductores mienten sobre la comprobación de la temperatura, porque si no lo hacen, creen que sus empleos se verán afectados.

El martes, Leïla Chaibi, miembro francés del Parlamento Europeo, entrevistó a tres trabajadores de Amazon como parte de una investigación sobre la respuesta del gigante del comercio electrónico a la pandemia del coronavirus.

Una de las personas que habló fue Adrienne Williams, una conductora de Amazon en California, que también ha lanzado un grupo de activismo laboral llamado Bay Area Amazonians.

Williams no es empleada de Amazon sino que trabaja para una subcontrata.

Williams le ha explicado a Chaibi que la forma en que Amazon ha establecido sus políticas de control de temperatura acaba haciendo que los conductores mientan sobre si se han revisado o no su temperatura al empezar el día.

"Todos los conductores mienten todos los días sobre si se han tomado la temperatura para poder hacer sus rutas", ha asegurado Williams a Chaibi.

En una entrevista con Business Insider, Williams explica que los conductores acuden a los almacenes de Amazon para conseguir su vehículo de reparto y comenzar su día de trabajo.

Al mismo tiempo, añade, los conductores deben recoger un dispositivo llamado 'rabbit' que les asigna sus rutas.

Leer más: Amazon realizará test a los trabajadores de sus almacenes cada dos semanas para detectar el coronavirus

Una vez que han recogido el dispositivo, las llaves de la furgoneta y el desinfectante de manos, los conductores tienen que hacer un control de seguridad de sus furgonetas, fichar, y luego conducir hasta el almacén para hacer cola para recoger los paquetes marcados para su entrega.

En ese momento, tienen que cargar una aplicación dedicada a Amazon en su 'rabbit', que pregunta: "¿Te has tomado la temperatura hoy?" Si la respuesta es no, el conductor no puede continuar, explica.

El problema, según Williams, es que no hay nadie presente para tomar la temperatura de los conductores cuando se les hace la pregunta, y hacerlo significaría tener que caminar al otro lado del edificio, en el sitio donde se toma la temperatura a los trabajadores del almacén.

Esa acción significaría llegar tarde a recoger sus paquetes, por lo que en la práctica los conductores pulsan "sí" para evitar retrasos, asegura.

Williams explica a Business Insider que se encontró con este sistema por primera vez el 11 de junio cuando regresó a su trabajo después de tomarse dos meses de descanso para educar en casa a su hijo de 7 años mientras las escuelas estaban cerradas.

"Cuando volví el 11 de junio, no estaba familiarizada con esta pregunta, así respondí no", cuenta.

Según Williams, la aplicación le dio las siguientes instrucciones: "'Deja de hacer lo que estás haciendo. Sal de tu furgoneta y ve a que te revisen la temperatura'. Y me di cuenta, 'Oh mierda, si hago eso, voy a retrasar a todos los demás'", asegura.

Williams dice que ha hablado con otros conductores que marcan 'sí' en la aplicación a pesar de que no se les ha tomado la temperatura. 

Leer más: La responsable de Amazon en España reconoce que esta es la mayor crisis a la que se ha tenido que enfrentar en la empresa: de las protestas de sus sindicatos a la prohibición de vender productos no esenciales

"Todos los grupos mienten sobre la temperatura porque no tenemos tiempo", añade. "Y si decimos que no lo hicimos, eso significa que cada uno de nosotros tiene que parar, ir a la otra punta del almacén, pasar el control de temperatura, y luego caminar todo el camino de vuelta al otro lado y meterte en tu furgoneta. Eso te hará llegar tarde."

E insiste: "Llegar tarde es un problema".

Williams no explica por qué un retraso en el inicio de una ruta puede ser un problema, o si Amazon impone algún tipo de penalización a los conductores que se retrasan en sus rutas. Una conductora le aseguró a Business Insider en 2018 que había sido castigada por llegar al trabajo un minuto tarde.

Explicó a Business Insider que no informó a recursos humanos de Amazon y afirmó que, en un intento anterior de dar a conocer un problema con su ruta, le habían dicho que no podía informar de un problema directamente a Amazon. 

Amazon no ha respondido a las preguntas enviadas por Business Insider sobre este asunto.

Leer más: Fuentes de Amazon revelan que su misterioso robot doméstico Vesta podría costar más de 1.000 dólares, pero los propios empleados se muestran escépticos con el producto

Williams asegura que los conductores no saben si hay casos de coronavirus en los almacenes

Williams, como la gran mayoría de los conductores de Amazon, no está empleada directamente por Amazon.

Ella ha explicado ante el Parlamento Europeo que esto significa que no tiene acceso a un portal especializado para empleados de Amazon llamado "A to Z", que es donde Amazon coloca las alertas cuando se detectan casos positivos de coronavirus dentro de sus almacenes.

Williams asegura que los conductores de las furgonetas de reparto visitan los almacenes al menos dos veces al día. 

"Como conductor no hay forma de saber si ha habido algún caso notificado en nuestro almacén, y de la misma manera si alguno de los conductores se enferma o da positivo, no hay forma de que lo comuniquemos al almacén y a los trabajadores del almacén, sin embargo entramos al almacén dos veces al día en cada turno por lo menos", ha declarado Williams a Chaibi.

Williams también cuenta a Business Insider que limpia su furgoneta todos los días antes de arrancar, y explica que los vehículos se limpian semanalmente.

Por último, Williams explica Business Insider que es una asmática severa y que vive con su hija de 7 años y su madre de 64. Dice que le asusta la posibilidad de una infección por COVID-19 porque entró en la UCI cuando tenía 26 años. "Toda esta pandemia me ha asustado", admite.

Y además