Pasar al contenido principal

Consumir aceite de oliva y hacer ejercicio podría hacerte vivir más, según un nuevo estudio

El aceite de oliva junto al ejercicio pueden hacerte vivir más
Comer aceite de oliva regularmente, tener una dieta equilibrada y hacer ejercicio puede llevarte a vivir más y tener un menor riesgo de enfermedad. Matthew Eisman / Getty Images
  • Un nuevo estudio ha encontrado que las grasas del aceite de oliva parecen activar ciertas secuencias en las células vinculadas a una mayor esperanza de vida.
  • Este producto se utiliza mucho en la dieta mediterránea, clasificada como una de las mejores dietas de 2019, según US News & World Report.
  • Los investigadores del estudio afirma que las grasas del aceite de oliva son almacenadas en el cuerpo, y después liberadas cuando hacemos ejercicio, empezando con ello los beneficios.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Un nuevo estudio sugiere que el aceite de oliva podría ser esencial en el éxito de la dieta mediterránea.

La dieta, clasificada por US News & World Report como la mejor de 2019, ha sido relacionado con una buena salud y una vida más larga.

Según una nueva investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Minnesota (EE UU), el aceite de oliva por sí mismo tiene propiedades que promueven la longevidad y disminuyen el riesgo de enfermedades relacionadas con la edad como la diabetes y enfermedades cardíacas.

El Dr. Doug Mashek, científico principal del estudio, afirmó que tras estudiar cómo el aceite de oliva afectaba las células humanas en las placas de Petri, parece que estas grasas activan vías celulares en el cuerpo vinculadas a una vida más larga.

"Descubrimos que la forma en que funciona esta grasa es que primero es almacenada en estructuras microscópicas llamadas gotas de lípidos, que es la forma en que nuestras células almacenan grasa. Después, cuando la grasa se descompone durante el ejercicio o el ayuno, por ejemplo, es cuando los efectos beneficiosos se desencadenan", explicó Mashek en un comunicado de prensa.

La dieta mediterránea es rica en frutas y verduras y baja en carne roja y azúcar

aceite de oliva y ejercicio aumentan longevidad
Anna Kurzaeva/Getty Images

Esta no es la primera vez que la dieta mediterránea es señalada como beneficiosa para la salud a largo plazo.

El concepto de dieta mediterránea toma su origen no solo en nuestro país, sino de todas aquellas naciones que bordean el Mediterráneo, donde la gente históricamente comía mayoritariamente verduras, pescado azul, frutos secos y grasas saludables. Posteriormente, en Estados Unidos, la Escuela de Salud Pública de Harvard y un grupo de expertos conocido como Oldways crearon un plan basada en los principios generales de alimentación de estas regiones, según US News.

A diferencia de las dietas altamente restrictivas como la dieta keto o la dieta Atkins, la dieta mediterránea permite comer una amplia variedad de alimentos con moderación. De hecho, esta alimentación es segura para la mayoría de las personas, incluidos niños y ancianos.

Leer más: Las dietas milagro más absurdas que siguen los famosos y debes evitar

Los alimentos como pan integral, fruta fresca, ensaladas, frutos secos, legumbres, aceite de oliva y salmón son básicos de la dieta mediterránea y promueven una variedad de beneficios para la salud.

Puede ayudar a perder peso, mejorar la salud del corazón y a prevenir la diabetes

Cuando una persona basa su alimentación en productos frescos y sin procesar,  como los que incorpora la dieta mediterránea, puede perder peso, mejorar la salud de su corazón y prevenir la diabetes, según US News.

Dado que esta se centra en grasas saludables para el corazón como el aceite de oliva, el aguacate y el salmón, también puede ayuar reducir el colesterol malo, una de las principales causas de enfermedades cardiacas, según la Clínica Mayo.

Leer más: 12 razones por las que no consigues adelgazar con la dieta mediterránea

"La dieta mediterránea rechaza las grasas saturadas y los aceites hidrogenados (grasas trans), los cuales contribuyen a las enfermedades del corazón", afirma la Clínica Mayo en su web.

Esta alimentación también podría ayudar a prevenir enfermedades cognitivas como el Alzheimer y el Parkinson, así como el cáncer de mama.

Y además