Las actualizaciones de los convenios colectivos ya están aumentando salarios, pero se están quedando muy lejos de la inflación registrada en España

Una mujer contempla los precios de los productos lácteos mientras realiza la compra en un supermercado.
Una mujer contempla los precios de los productos lácteos mientras realiza la compra en un supermercado.
  • El 2022 ha estado marcado por el encarecimiento de la cesta de la compra de los españoles. En noviembre, la inflación rozó el 7%.
  • Por su lado, la subida de los salarios dista mucho de igualar el crecimiento del IPC. En octubre, España se situó en la cola de la zona euro en cuanto al incremento de los salarios.

Los españoles están viviendo un 2022 complicado, donde la palabra inflación se ha colado en todos los pasillos de los supermercados. 

El encarecimiento de los productos básicos de la cesta de la compra, como consecuencia de la invasión rusa en Ucrania, el alza de los precios de los combustibles o los coletazos de la pandemia, ha hecho que los hogares españoles vean su poder adquisitivo menguado este año.

España ha cerrado el mes de noviembre con una tasa de inflación del 6,8%, según los datos adelantados, ligeramente por debajo del 7,3% del mes de octubre y lejos del 10% que se ha vivido en algunos meses de 2022. Los salarios, por su lado, no han subido de la misma manera.

El incremento medio pactado en convenio colectivo —con el que se amparan cerca del 35% de los trabajadores— ha sido del 1,69% hasta noviembre, y aunque diferentes sectores como la banca o la hostelería han pactado nuevas subidas salariales, ningún convenio iguala la escalada de precios.

 

Por el momento, el Gobierno de España ya prepara una serie de medidas de cara a final de año para aplacar la inflación. Así lo ha asegurado esta semana Nadia Calviño, vicepresidenta y ministra de Economía, aunque no ha desvelado qué van a hacer en concreto, ha enfatizado que trabajan en "distintas medidas en el ámbito de la alimentación", según ha recogido Europa Press.

Además, Calviño ha apuntado que  "lo más importante, y lo que más tranquilidad" da a las familias y a los ciudadanos, es mejorar sus rentas salariales y que la economía española siga creciendo y creando empleo.

Los expertos debaten si las subidas salariales y la creciente inflación pueden llevar a una espiral de la que muchas empresas no se puedan salvar, mientras una ola de protestas y manifestaciones por parte de los trabajadores recorre España

Los salarios han subido de manera desigual dependiendo del sector y la actividad, como recoge en profundidad este reportaje de Business Insider, pero pocos, a excepción del sector de la perfumería o la aviación, han superado una subida del 10%.

Todo ello después de que el Banco de España (BdE), a través de su Central de Balances Trimestral, informara esta semana que las ganancias de las compañías no financieras han aumentado un 21% de media hasta el tercer trimestre de este año respecto a 2021.

En dicho informe, el BdE corroboraba que los beneficios de las empresas han crecido 7 veces más que los salarios en 2022.

 

La banca subirá un 4,5% los salarios en 2023, el sector de la perfumería ha fijado un incremento salarial del 15,5% tras firmar un nuevo convenio colectivo para los 4 próximos años, la restauración también ha cerrado un nuevo convenio para 2022/2024, con unas subidas salariales del 3% en 2022, del 2,5% en 2023 y del 2,5% en 2024.

En los grandes almacenes los trabajadores están intentando lograr un incremento del 18% en cuatro años, a un ritmo de más del 4,2% anual, y en los supermercados Dia habrá una subida de los salarios de entre el 8 y el 12% tras el nuevo convenio pactado.

La previsión del Banco Central Europeo es que la inflación siga subiendo hasta 2025, y aunque prevén una "caída considerable" del incremento de los precios durante la primavera o verano del año que viene, esta no estará por debajo del 6% o el 7%.

España se situó en la cola del crecimiento salarial de la zona euro el mes pasado de octubre, según un estudio elaborado por el Banco Central de Irlanda, con una subida media del 3,5%, muy por debajo de Alemania, un 7,1%, Francia, 5% o Irlanda, 4,7.

Este 2022, sin subida salarial, un trabajador medio en España perderá una paga completa... o más (1.609 euros), según calcula El Independiente.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en BusinessInsider.