Pasar al contenido principal

Los ciudadanos europeos tiran a la basura el 20% de la comida que compran: este es el coste económico y medioambiental que supone desperdiciar alimentos

Bolsas de basura
Getty Images
  • En Europa cada año se tiran a la basura 89 millones de toneladas de alimento, lo que supone una suma de 140.000 millones de euros.
  • En todo el mundo se desperdician entre el 40% y el 50% de las frutas y verduras producidas, además del 35% del pescado y el 20% de la carne.
  • Un español pierde de media 250 euros anuales por tirar comida a la basura.
  • Este desperdicio no sólo acarrea un coste económico, sino que tiene además un gran impacto para el medio ambiente.
  • A continuación se explica el coste económico y medioambiental que supone tirar comida a la basura.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Tirar a la basura lo que no te vas a comer tiene un coste para tu bolsillo. Y aunque no lo notes en el día a día, a lo largo de todo un año esta pequeña cantidad se acumula hasta convertirse en un gasto que podrías evitar fácilmente.

Según los datos del estudio Save Food, publicado por Ayuda en Acción y Albal, cada español pierde 250 euros al año por desperdiciar comida y tirarla al contenedor. Para una familia de 4 miembros, el coste será de 1000 euros al año.

Y no es un hecho que sólo suceda en España. Tomando los datos del mismo estudio, los ciudadanos europeos tiran a la basura el 20% de la comida que compran en el supermercado. Es decir, 89 millones de toneladas y 140.000 millones de euros anuales que terminan en el contenedor.

Al menos la mitad de estos alimentos que acaban en la basura podrían haber sido consumidos. El estudio Save Food advierte que la principal causa de que la comida se estropee antes de tiempo es que no se almacena de forma adecuada. 

Leer más: Cómo instalar paneles solares en casa: lo que debes saber 

Para evitar esta práctica es importante hacer una buena planificación de lo que se va a comer a lo largo de la semana, de este modo es difícil que termine sobrando comida, se aconseja en el mismo estudio.

Los alimentos que más se tiran

No todos los alimentos se desperdician por igual. Los ciudadanos son más proclives a tirar frutas y verduras, mientras que el consumo de la carne es más eficiente y no acaba en tantas ocasiones en la basura.

El departamento de Agricultura del gobierno de Estados Unidos también ha analizado este fenómeno, y han publicado sus conclusiones en la revista académica PLOS ONE. Afirman que a lo largo del año en todo el mundo se desperdicia esta cantidad de alimentos:

  • Entre el 40% y el 50% de las frutas y verduras que se compran.
  • El 35% del pescado.
  • El 30% de los cereales.
  • El 20% de la carne y productos lácteos.

En el estudio se advierte que la solución no es reducir el consumo de frutas y verduras, sino que hay que enseñar a guardarlas de forma correcta para que no se estropeen: "aumentar los conocimientos de los consumidores sobre cómo preparar y almacenar frutas y verduras será una de las soluciones prácticas para reducir el desperdicio".

Compra de verduras [RE]
Matej Kastelic/Shutterstock.com

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y el Desarrollo (FAO), también respalda estos datos y además añade que la costumbre de tirar comida a la basura es propia de los países más desarrolados económicamente, y que la responsabilidad es achacable tanto al comportamiento del consumidor como a la cadena de producción.

Consecuencias para el medio ambiente

El estudio anteriormente citado del departamento de Agricultura de Estados Unidos advierte que para el cultivo de todos los alimentos que acaban en la basura se necesitan 15 billones de litros de agua, 350.000 toneladas de pesticidas y 12 millones de hectáreas de terreno.

En esta resolución del Parlamento Europeo se trazan algunas de las claves que explican las consecuencias que tiene el desperdicio de comida para la salud del medio ambiente.

Uno de los ejemplos más evidentes es que concierne al cambio climático, que se se ve especialmente perjudicado por estas acciones. Las montañas de residuos de alimentos producen grandes cantidades de gas metano, cuyo efecto invernadero es 21 veces superior al del dióxido de carbono.

Pero no es único caso destacable. La Unión Europea también señala que para producir 1 kilo de alimento se necesitan emitir 4,5 kilos de dióxido de carbono a la atmósfera. Con los 89 millones de toneladas de comida que se tira anualmente la basura en Europa, esta emisión aumenta a los 170 millones de toneladas.

Leer más: Las 13 mejores dietas de 2019 para mejorar tu salud y perder peso, según 23 expertos

En la publicación se hace especial hincapié en que este fenómeno es exclusivo de los países desarrollados, mientras que en los países todavía por desarrollar sucede lo contrario: 925 millones de personas en todo el mundo están en riesgo de desnutrición y se deben mejorar las cadenas agroalimentarias en estos lugares.

Como posibles soluciones al desperdicio de comida a escala mundial, la Unión Europea apuesta por la concienciación de los consumidores y la ayuda a los países en desarrollo para un reparto más eficiente de los productos alimentarios.

Además, piden a los agentes de la cadena agroalimentaria que aborden el problema a lo largo de toda la cadena de suministro, haciendo más sostenible la producción de comida.

Y además