Pasar al contenido principal

Los embarazos, las píldoras anticonceptivas y las terapias hormonales aumentan el riesgo de coágulos mortales para pacientes con coronavirus

Los embarazos, las píldoras anticonceptivas y las terapias con estrógenos aumentan el riesgo de coágulos mortales para pacientes con coronavirus

  • Un nuevo informe advierte que ciertos tipos de píldoras anticonceptivas, el embarazo y las terapias hormonales pueden aumentar el riesgo de "coágulos sanguíneos mortales" en pacientes con coronavirus. 
  • Tanto los estrógenos como el COVID-19 parecen estar relacionados con un aumento del riesgo de coágulos. 
  • Se necesita más investigación antes de hacer cualquier recomendación de talla única, y los pacientes deben hablar con sus proveedores para sopesar sus riesgos.  
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Los embarazos, las píldoras anticonceptivas y las terapias de reemplazo hormonal basadas en estrógenos aumentan el riesgo de coágulos sanguíneos potencialmente mortales, según ha advertido un grupo de científicos en un estudio (aún no revisado por pares) publicado este miércoles en Endocrinology.

Esto se debe a que los niveles de estrógeno, que aumentan durante el embarazo y son ingrediente clave en muchos tipos de control de la natalidad y de THS, vuelven más vulnerables a las personas a la hora de desarrollar coágulos peligrosos, como también lo hace la enfermedad del COVID-19. 

La suma de ambos, por tanto, pueden amplificar el riesgo de muerte o síntomas más graves, según la hipótesis de los doctores. 

No obstante, todavía se necesita más investigación para conocer cómo interactúan los dos factores y cómo responden los pacientes ante esta situación. Por lo pronto, los médicos han dejado caer la hipótesis de que debería barajarse dejar de tomar la medicación en la terapia hormonal o recibir un medicamento anticoagulante en casos de embarazo

Leer más: Encuentran coágulos de sangre en "casi todos los órganos" de las autopsias de los pacientes de COVID-19, según una patóloga de la Universidad de Nueva York

"Esto definitivamente tiene que decidirse desde la atención médica individual de cada uno de los pacientes, presentándoles todas sus opciones", recalca a Business Insider la doctora Rachel Becker Rapkin, ginecóloga obstetra de la Universidad del Sur de Florida. 

El riesgo de coágulos de sangre sigue siendo muy bajo entre las mujeres que toman píldoras anticonceptivas 

Los anticonceptivos orales combinados, o los que contienen estrógeno y progestina, aumentan el riesgo de coágulos sanguíneos de 2 a 6 veces en comparación con mujeres que no toman la píldora

También lo hacen cuando se comparan con las píldoras anticonceptivas que sólo contienen progestina, aunque el riesgo sigue siendo "muy bajo", según el American College of Obstetricians and Gynecologists, con un margen de entre 0,3% y 1% a lo largo de 10 años de uso

El parche y el anillo también pueden aumentar el riesgo de coágulos porque tienen estrógeno, pero no los DIU

Por otro lado, el riesgo de coagulación es mucho mayor durante el embarazo e inmediatamente después del parto que con los anticonceptivos a base de estrógeno.

En cuanto a los riesgos que COVID-19 representa para el desarrollo de coágulos, un estudio del mes de julio encontró que el 31% de las pacientes de la UCI tenían "complicaciones trombóticas [...] notablemente altas", las cuales aumentan la mortalidad cuando coinciden con el coronavirus

Leer más: Un paciente con coronavirus pensó que se estaba curando pero los médicos encontraron coágulos de sangre en sus pulmones, una nueva complicación potencialmente mortal

Estudios de autopsia de pacientes infectados han mostrado que los coágulos aparecen en "casi todos los órganos", resalta la doctora Amy Rapkiewicz, presidenta del departamento de patología del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York, a CNN

Estos coágulos, acrecentados con el COVID-19, pueden bloquear las venas y provocar derrames cerebrales, ataques cardíacos, problemas de riñón y problemas pulmonares, entre otros.

La forma de responder al posible aumento del riesgo de coágulos varía según el paciente 

El autor del artículo, el doctor Daniel I. Spratt de la Universidad de Tufts, indicó en un comunicado que se necesitan más investigaciones para saber si, en general, las mujeres que toman píldoras anticonceptivas a base de estrógeno o TRH, además de precaverlas sobre dejar de tomarlas en caso de que se contagien de COVID-19.

"Las investigaciones que nos ayudan a entender cómo el coronavirus causa los coágulos sanguíneos también pueden proporcionarnos nuevos conocimientos sobre cómo se forman estos coágulos en otros entornos y cómo prevenirlos", concreta Spratt. 

Leer más: La genética humana da pistas sobre los misterios del coronavirus: 12 genes indican por qué hay pacientes que sufren infartos o coágulos de sangre sin antecedentes

A la vez, Rapkin cree que es importante que las mujeres y sus médicos tomen una decisión consensuada en la que se consideren todas las complicaciones y respuestas posibles, pero con responsabilidad. 

"Si las mujeres dejan de usar anticonceptivos pero siguen teniendo relaciones sexuales, entonces están en riesgo de embarazos no planificados, y sabemos que el riesgo de coágulos es mayor con el embarazo que con los anticonceptivos que contienen estrógeno", resalta Spratt. 

Los médicos deben seguir haciendo recomendaciones, sentencia, "basadas en los deseos, factores de riesgo y necesidades de cada paciente"

Y además