Un paciente con coronavirus pensó que se estaba curando pero los médicos encontraron coágulos de sangre en sus pulmones, una nueva complicación potencialmente mortal

Michael Reagan en el Hospital Mount Sinai de Nueva York.
Michael Reagan en el Hospital Mount Sinai de Nueva York.
Michael Reagan
  • Los médicos están encontrando coágulos de sangre en los pulmones, corazones y riñones de algunos pacientes con coronavirus. Algunos de ellos están gravemente enfermos pero otros parecen relativamente estables.
  • Los coágulos de sangre pueden viajar y crear bloqueos en las venas, lo que podría provocar derrames cerebrales, ataques cardíacos y otros problemas.
  • Sin ensayos clínicos o tratamientos respaldados por la ciencia, los médicos se ven obligados a descubrir la mejor manera de tratar estas complicaciones con "datos muy débiles pero convincentes", ha dicho el Dr. Alex Spyropoulos, experto en coagulación sanguínea en Northwell Health en Nueva York, a Business Insider.
  • Business Insider ha hablado con Michael Reagan, un paciendo de COVID-19 de 49 años cuyos médicos descubrieron recientemente docenas de coágulos de sangre en sus pulmones.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Más de 2 millones de personas en todo el mundo se han contagiado con el nuevo coronavirus pero todavía existen muchas cosas que no se saben acerca de cómo la enfermedad afecta al cuerpo humano.

Los problemas respiratorios son uno de los síntomas clave de la infección, pero otras complicaciones, como los problemas renales y cardíacos, han surgido recientemente a medida que los médicos luchan por comprender mejor cómo tratar a sus pacientes.

Con el COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus, los médicos también están viendo coágulos de sangre en los pulmones y los cuerpos de los pacientes. Los coágulos pueden viajar y crear bloqueos en las venas, lo que provoca derrames cerebrales, ataques cardíacos y otros problemas.

Algunos de los pacientes con coágulos de sangre se encuentran en hospitales en estado crítico, mientras que otros diagnosticados con las complicaciones están lo suficientemente sanos como para regresar a casa.

Esto es lo que le ha sucedido a Michael Reagan, un paciente de COVID-19 de 49 años.

"Siento como si una toxina estuviera en mi cuerpo"

Reagan, que trabaja para una compañía biomédica internacional en Nueva York, fue diagnosticado de COVID-19 a finales de marzo y se había estado recuperando en su casa, en Nueva York, durante semanas. Tomaba azitromicina, un antibiótico utilizado para tratar infecciones, e hidroxicloroquina, un medicamento antipalúdico, como participante en un ensayo clínico.

Entre sus síntomas estaban los problemas respiratorios, fiebre alta y tos con sangre. Raegan parecía encontrarse mejor poco a poco a principios de la semana pasada hasta que de repente comenzó a experimentar fiebre alta una vez más y dolores en el pecho.

Cuando fue hospitalizado, Raegan dijo que los médicos le comentaron que la neumonía relacionada con el coronavirus se había extendido a ambos pulmones. Más tarde, un neumólogo le dijo que tenía docenas de pequeños coágulos de sangre en estos.

"Sentía como si una toxina estuviera en mi cuerpo", ha dicho Reagan a Business Insider.

Los coágulos de sangre en pacientes con coronavirus en recuperación son una nueva preocupación para los médicos. En los primeros datos de autopsia de Northwell Health, alrededor del 40% de los pacientes con coronavirus que murieron después de salir del hospital parecían haber experimentado eventos de coagulación importantes, como un ataque cardíaco masivo o coágulos pulmonares, ha informado Business Insider anteriormente.

Leer más: La vacuna del coronavirus no estará lista antes de finales de 2021, según la segunda farmacéutica más grande del mundo

En un estudio observacional reciente, investigadores holandeses informaron que aproximadamente un tercio de los 184 pacientes con coronavirus que observaron en la unidad de cuidados intensivos sufrieron una complicación asociada con un coágulo.

Para tratar sus coágulos sanguíneos, Reagan terminó pasando la noche en un hospital para recibir un activador de plasminógeno tisular, una proteína utilizada para tratar los ataques cardíacos y derrames cerebrales que ayuda a descomponer los coágulos sanguíneos. Reagan fue enviado a casa con Eliquis, un anticoagulante.

"No tenía idea de que un coágulo de sangre pudiera doler tanto", ha dicho Reagan.

El dolor es tan intenso que Reagan ha dicho que le cuesta agacharse o levantar el brazo izquierdo.

"Solo intento estar quieto y curarme", ha comentado.

Descubriendo la mejor manera de tratar las complicaciones del coronavirus

Los coágulos de sangre se pueden dar en pacientes gravemente enfermos en unidades de cuidados intensivos e incluso en otros pacientes hospitalizados. Mientras están en la UCI, los pacientes generalmente reciben apoyo respiratorio y están sedados, lo que limita su capacidad para moverse a medida que van recuperándose.

Sin embargo, algunos médicos piensan que hay algo sobre el coronavirus que genera más problemas de coagulación.

Y en ausencia de ensayos clínicos y tratamientos respaldados por la ciencia, los médicos se ven obligados a descubrir la mejor manera de tratar estas complicaciones con relativamente poca orientación, ha dicho el Dr. Alex Spyropoulos, experto en coagulación sanguínea en Northwell Health en Nueva York, a Business Insider.

Leer más: 3 pruebas de detección para saber si has pasado el COVID-19 y ninguna de ellas asegura que seas inmune ante el coronavirus

Sypiropoulos ha dicho recientementeBusiness Insider que ha estado confiando en su experiencia clínica para tomar decisiones que prevengan complicaciones de coagulación en pacientes con COVID-19.

"Si tienes una gran experiencia en este campo, puedes hacer suposiciones razonables, extrapolaciones y observaciones a partir de datos indirectos", ha dicho.

Durante el último mes, Spyropoulos ha estado trabajando para intensificar la dosificación preventiva de anticoagulantes para pacientes con COVID-19 y garantizar que los médicos estén al tanto de las señales que pueden indicar este problema, como la hinchazón en las piernas de los pacientes.

El termómetro de Reagan indica 101,9 grados Fahrenheit (38.8 grados Celsius).El termómetro de Reagan indica 101,9 grados Fahrenheit (38.8 grados Celsius).
El termómetro de Reagan indica 101,9 grados Fahrenheit (38.8 grados Celsius).
Michael Reagan

Recuperarse del COVID-19 es un viaje lento

Reagan ha dicho a Business Insider que el coronavirus es diferente a cualquier gripe o neumonía que haya experimentado. También ha comentado que cada vez que ha tenido esas enfermedades, se encuentra mejor después de algunas semanas, al menos lo suficiente como para salir y mantenerse activo.

A Reagan le diagnosticaron el coronavirus hace más de un mes. Según sus palabras, todavía se agota haciendo cosas simples, como vestirse o ducharse.

"Realmente me he sentido como si estuviera envenenado", ha dicho.

Señalando a estados como Georgia y Florida, cuyos gobernadores han indicado recientemente que quieren facilitar las medidas de quedarse en casa, Reagan ha agregado que espera que los estados no se apresuren a terminar con estas de forma prematura.

"Realmente creo que es socialmente irresponsable volver a abrir las cosas", ha dicho. "Es un virus mortal. No es una gripe simple y puede cambiar tu vida".

LEER TAMBIÉN: Los 17 indicadores que miden el impacto económico real del coronavirus en España, según Fedea

LEER TAMBIÉN: Cómo evitar que se empañen las gafas mientras usas una mascarilla frente al coronavirus

LEER TAMBIÉN: Así es como debes desinfectar una mascarilla higiénica reutilizable

VER AHORA: Todos los interrogantes sobre el coronavirus que siguen sin respuesta

    Más:

  1. Salud
  2. Coronavirus
  3. Enfermedades
  4. Miscelánea
  5. upday