No más árboles talados en la selva tropical: crean una alternativa sintética a las maderas exóticas a partir de residuos de kombucha

Kombucha

Getty Images

  • La startup Symmetry está detrás de la creación de pyrus, que imita la madera exótica sin necesidad de talar la selva tropical: su alternativa se basa en residuos de elaboración de la kombucha.
  • La madera sintética de este proyecto ha sido merecedora del premio James Dyson Award, destinado a los mejores inventos.  
  • El nuevo material es usado por la compañía para fabricar púas de guitarra y joyas.
  • Descubre más historias en Business Insider España

El secreto de la madera sintética parece residir en la kombucha, la popular bebida fermentada que no ha parado de sumar adeptos en los últimos tiempos. La idea proviene de Simmetry, una startup estadounidense fundada por Gabe Tavas y ganadora reciente del premio James Dyson Award por este invento.

La alternativa de madera hecha de residuos de elaboración de kombucha se llama Pyrus y su beneficio es doble: por un lado se suma a la economía circular aprovechando el residuo de esta bebida y por otro, evita la tala de las selvas tropicales para obtener maderas exóticas, gravemente amenazadas por la deforestación

Según cuentan desde Fast Company, Gabe Tavas es estudiante de diseño sostenible en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign. Justo antes de la universidad, sintonizó con los problemas ambientales de nuestro tiempo tras vivir en una comunidad indígena en Ecuador. Allí nació su interés por los biomateriales.

Tenía bien claro desde el comienzo que no quería emplear petróleo ni materiales tóxicos. Buscando crear un impacto mínimo en el planeta, reparó en la celulosa de kombucha, una lámina viscosa de celulosa bacteriana que crece sobre la kombucha mientras se prepara, y que generalmente es tirado o convertido en abono. 

La principal decisión de replicar maderas exóticas obedece a que están en peligro de extinción. Algunas de ellas son la caoba, propia de América del Sur o el Caribe, y el palo de rosa brasileño, propio del Amazonas. Además de su escasez muchas son tóxicas para los carpinteros por el polvo y los aceites al cortar y lijar el material. 

Púas de guitarra y joyas elaboradas con madera alternativa a base de desechos de kombucha.
Púas de guitarra y joyas elaboradas con madera alternativa a base de desechos de kombucha.

Pyrus/James Dyson Award

Primero experimentó con el material en su propio cuarto y luego, pasó a formar parte de The Plant, una incubadora de empresas de Chicago centrada en el reciclaje de residuos y la economía circular. 

La compañía KombuchAid le empezó a suministrar la bacteria celulosa, que es vertida en molde añadiendo como aglutinante agar, un gel a base de algas.

El material es deshidratado y colocado una vez endurecido bajo una prensa mecánica para que se aplane. Con las láminas de madera sintética se pueden crear toda clase de formas, ya que permite ser cortada o lijada. Además, es biodegradable, aunque faltan pruebas sobre cuánto tarda en descomponerse. 

Por el momento pyrus se emplea para pequeños objetos de madera como joyas, posavasos y púas de guitarra. "Se puede cortar con láser, mecanizar con CNC y lijar hasta obtener un acabado suave", explican desde la web de los premios James Dyson Award

En cuanto a los planes futuros, su fundador explica que tienen intención de convertir el interés de los clientes en fuentes de ingresos que sustentarán una empresa formal. También esperan poder trabajar a una escala más grande con el material, pudiendo usarlo para mobiliario o incluso edificios.

Otros artículos interesantes:

La historia de estos jóvenes españoles se cuenta al revés: Víver Kombucha, de Chicago a Granada para emprender

La técnica japonesa que se utiliza para poder generar madera sin talar árboles

Así es la 'seda de araña vegana' que podría reemplazar al plástico común con una alternativa ecológica basada en plantas

Te recomendamos

Y además