La industria de los cruceros empieza a zarpar, pero España se queda atrás

Loon intentó conseguir ingresos dotando de internet a los cruceros

REUTERS/Lucy Nicholson

  • Los cruceros no operan en los puertos peninsulares desde marzo de 2020 y podrían quedarse atrás si no reabren, como sí lo están haciendo países vecinos.
  • Las navieras solo piensan en empezar a navegar y refuerzan sus protocolos sanitarios para una vuelta segura.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El sector turístico lleva más de un año anclado, al igual que la gran mayoría de cruceros a nivel mundial.

Parece que hay indicios de que estos podrían volver pronto a navegar, aunque el viaje a bordo será como nunca se había visto antes, según CNBC.

Aunque los cruceros por el Caribe serán posiblemente los primeros en navegar, con Royal Caribbean, Crystal Cruises o Norwegian saliendo de puerto a partir de junio, Europa le sigue los pasos. 

Según señala el mismo medio, Grecia es el destino elegido por muchos operadores, y tanto Norwegian como los cruceros de lujo Celebrity Cruises, Seaborn y Ponant tienen previstas rutas con escalas en las islas griegas este verano. 

Otros como MSC Cruceros también realizarán varios itinerarios por Europa en los próximos meses, con salidas desde puertos de Italia, España, Francia, Reino Unido y Alemania –con fechas aún sujetas a aprobaciones locales– y circuitos por el Mediterráneo y el Atlántico Norte.

España se queda atrás

Los cruceros internacionales tienen prohibido hacer escala en España desde marzo de 2020 debido a las restricciones impuestas por la pandemia. Esta prohibición que contrasta con otros países que comienzan a recibir buques aplicando estrictos protocolos con el fin de mitigar la propagación del virus.

Las navieras reclaman al Estado que levante las prohibiciones que mantienen para que los cruceros con itinerarios internacionales atraquen en puertos españoles, señala CincoDías

“Entendemos que ya es el momento para aceptar cruceros internacionales. Si hay llegadas en avión es el momento también de aceptar barcos”, resaltaba en marzo Alfredo Serrano, director de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros en España (CLIA, por sus siglas en inglés). “Existe un riesgo de pérdida de posición de España como destino de cruceros, en beneficio de Italia y del Mediterráneo oriental, donde ya se están trasladando barcos”.

El impacto de la pandemia en el sector provocó pérdidas entre marzo y septiembre de 2020 de más de 2.400 millones de euros en actividad económica en España. También se perdieron más de 20.000 empleos y 559 millones en salarios, según CLIA. 

Qué no está haciendo España pero sí las otras potencias turísticas del Mediterráneo para situarse como destino seguro y atraer a los viajeros

Desde Puertos del Estado defienden que están trabajando para que el tránsito por los puertos, tanto de las mercancías como de los pasajeros, se haga "de manera segura". Para ello, han implementado todo tipo de medidas sanitarias para que no se propague la pandemia. "Nuestro objetivo es que cuando se produzca la reapertura del tráfico de cruceros sea con plenas garantías sanitarias", señalan.

Según informa NIUS, el Puerto de Barcelona realizará una prueba piloto con las compañías Costa Cruceros y MSC para evaluar la reintroducción de los cruceros este verano. Además, los primeros cruceros zarparán con solo un 10% de viajeros, un máximo de 600 personas en buques con capacidad para 5.500 pasajeros. 

Una de las fórmulas que han aplicado las navieras para volver a operar, evitando la prohibición de escalas de cruceros internacionales en los puertos, es llevar a cabo itinerarios de cabotaje. Es decir, una navegación entre diversos lugares del territorio de un estado, sin abandonarlo, informa Hosteltur.

Pese a empezar a ver la luz al final del túnel, la patronal lamenta que el Gobierno español aún no haya establecido un plan concreto sobre cuándo se pondrán en marcha los cruceros y cuáles serán los protocolos a seguir. La incertidumbre y el hecho de que algunas operadoras dejen en el aire su actividad en las costas españolas genera la sensación de poder estar perdiendo parte del mercado.

Muchos exigen vacunación

Algunos de los protocolos aplicados por los cruceros incluyen la reserva de camarotes para posibles positivos y sus contactos estrechos. Además, aplican tecnologías de filtración de aire y han creado pasillos de dirección única, excursiones a tierra en una 'burbuja social, pagos contactless, rastreo de contactos vía pulsera de geolocalización, controles térmicos de temperatura y reducción de la capacidad de pasajeros a bordo.

Por si estas medidas no son suficientes, la mayor parte de los cruceros sólo estarán disponibles para quienes se hayan vacunado.

En enero, el operador británico Saga Cruises levantó polémica cuando se convirtió en la primera línea de cruceros en introducir la vacunación obligatoria. Desde entonces, muchos han seguido sus pasos, como Crystal Cruises, Norwegian, P&O, Viking, Celebrity Cruises y Royal Caribbean (esta última solo en algunas rutas).

Otros artículos interesantes:

Royal Caribbean vende su línea de cruceros Azamara por 201 millones de dólares

Aerolíneas, hoteleras, compañías de cruceros y mineras: por qué las empresas más castigadas durante el coronavirus pueden convertirse en las grandes ganadoras de las bolsas en 2021

MSC Cruceros presenta el primer camarero robótico humanoide que servirá cócteles en un club muy futurista

Te recomendamos

Y además