Este es el potencial del COVID-19 para hacerse endémico, según 2 investigadores

Gente haciendo cola en tiempos de coronavirus.
Reuters.
  • Un nuevo artículo de 2 investigadores de la Escuela Mailman de Columbia, en Estados Unidos ha analizado el potencial del virus COVID-19 para hacerse endémico, una característica regular que produce brotes recurrentes en los humanos.
  • "Si la reinfección resulta ser algo común, y a menos que se administre una vacuna altamente eficaz a la mayor parte de la población mundial, el SARS-CoV-2 probablemente se asentará en un patrón de endemicidad. Queda por entender si las reinfecciones serán comunes, con qué frecuencia se producirán, cuán contagiosas serán las personas reinfectadas y si el riesgo de resultados clínicos graves cambia con la infección subsiguiente", han explicado los autores.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Un nuevo artículo de 2 investigadores de la Escuela Mailman de Columbia, en Estados Unidos ha analizado el potencial del virus COVID-19 para hacerse endémico, una característica regular que produce brotes recurrentes en los humanos, según Europa Press

Jeffrey Shaman y Marta Galanti, autores del estudio, han identificado factores contribuyentes cruciales, como el riesgo de reinfección, la disponibilidad y eficacia de la vacuna, la potencial estacionalidad y las interacciones con otras infecciones virales que pueden modular la transmisión del virus.

En este sentido, han explorado un escenario potencial en el que la inmunidad al SARS-CoV-2, bien ya sea a través de la infección o de una vacuna, disminuye en el plazo de un año, una tasa similar a la observada para el endémico betacoronavirus que causa una leve enfermedad respiratoria. Así, el resultado serían brotes anuales de COVID-19.

Asimismo, si la inmunidad al SARS-CoV-2 fuera más prolongada, tal vez a través de la protección proporcionada por la respuesta inmune a la infección con otros coronavirus endémicos, se podría experimentar lo que inicialmente parecería ser una eliminación del COVID-19. Sin embargo, después de unos pocos años habría un resurgimiento.

La disponibilidad, la eficacia de la vacuna y la estacionalidad innata del virus son otros factores que contribuyen a ello.

"Si la reinfección resulta ser algo común, y a menos que se administre una vacuna altamente eficaz a la mayor parte de la población mundial, el SARS-CoV-2 probablemente se asentará en un patrón de endemicidad. Queda por entender si las reinfecciones serán comunes, con qué frecuencia se producirán, cuán contagiosas serán las personas reinfectadas y si el riesgo de resultados clínicos graves cambia con la infección subsiguiente", han explicado los autores.

En cuanto a los infectados por el COVID-19, los estudios serológicos han indicado que la mayoría de las infecciones, sin importar nivel su gravedad, inducen el desarrollo de algunos anticuerpos específicos del SARS-CoV-2.

No obstante, sigue sin conocerse si esos anticuerpos son en sí mismos suficientes para proporcionar una inmunidad a largo plazo para prevenir la reinfección.

Y es que, en el caso de varios virus, la respuesta inmunológica insuficiente, la inmunidad menguante o las mutaciones que le permiten 'escapar' a la detección inmunológica pueden socavar o eludir la inmunidad y permitir la reinfección subsiguiente. Eso sí, una infección anterior puede proporcionar una inmunidad parcial y reducir la gravedad de los síntomas.

Leer más: Cuáles son tus posibilidades de contagiarte por coronavirus una segunda vez

En el caso del SARS-CoV-2, la respuesta inmunológica puede verse afectada por el hecho de que alguien esté o haya estado recientemente infectado con otro virus.

De hecho, algunos estudios previos a la pandemia muestran que la infección con un virus puede proporcionar una protección a corto plazo, aproximadamente una semana, contra una segunda infección. 

Además, otras investigaciones han confirmado que las infecciones simultáneas de virus respiratorios no están asociadas con el aumento de la gravedad de la enfermedad.

Los autores también han comentado que a nivel de la población, un brote importante de gripe estacional podría sobrecargar a los hospitales que ya se ocupan del COVID-19.

Leer más: Una semana de autoconfinamiento previo a la Navidad podría ser clave para disfrutar las fiestas en familia, según el experto alemán en coronavirus

La evidencia sugiere que el COVID-19 podría ser más transmisible durante el invierno, ya que muchos virus respiratorios comunes reaparecen estacionalmente en determinadas épocas del año y los coronavirus endémicos (OC43, HKU1, NL63, 229E) exhiben estacionalidad en regiones templadas similares a la gripe.

Del mismo modo, las condiciones ambientales también pueden modular la transmisibilidad del SARS-CoV-2. Así, pueden favorecer la transmisión estacional recurrente durante el invierno en regiones templadas una vez que la inmunidad aumenta.

LEER TAMBIÉN: Tengo 10.000 euros ahorrados... ¿qué puedo hacer con ellos?

LEER TAMBIÉN: Novedades en Google Maps: ahora te muestra la cantidad de gente que hay en tu ruta y en tu destino para huir de aglomeraciones y espacios sin distancia de seguridad

LEER TAMBIÉN: 9 señales que pueden anticipar que te quedarás sin dinero en tu jubilación

VER AHORA: “España necesita un cambio radical en el modelo educativo" si quiere capacitar a los alumnos para tener éxito profesional en el futuro, según el presidente de ISDI

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Enfermedades
  3. Salud