Pasar al contenido principal

He trabajado con más de 100 directivos para mejorar sus objetivos profesionales, y los perfiles de éxito siempre comparten estos 4 rasgos

I’ve worked with over 100 executives to improve performance, and the most successful ones always share 4 traits
laflor/Getty Images
  • Laura Garnett es una estratega de rendimiento y oradora de TEDx que trabaja con CEO y directivos para identificar sus habilidades y sus objetivos y elaborar un plan realista para conseguirlo.
  • En su trabajo, ha identificado cuatro rasgos que revelan que alguien será capaz de hacer los cambios que desea. Y afortunadamente, todos ellos pueden ser aprendidos.
  • Necesitas ser disciplinado y curioso, así como tener un apetito por el crecimiento y la confianza.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Como estratega de rendimiento, trabajo con directivos de alto nivel que tienen un fuerte deseo de mejorar su rendimiento en el trabajo. La mayoría vienen a mí con objetivos específicos, como pasar más tiempo haciendo el trabajo que disfrutan, aumentar su productividad o convertirse en un líder más fuerte. Y todos comienzan con entusiasmo y un profundo deseo de cambio.

Pero ser un líder hoy en día es un reto. La naturaleza incesante del trabajo, la imprevisibilidad de una economía en constante cambio y el número de reuniones que llenan nuestro calendario significan que la mayoría de nosotros estamos increíblemente abrumados y que es difícil salir de la rueda de hámster en la que se puede convertir nuestra vida diaria. No puedo cambiar nuestra cultura de trabajo, por supuesto, así que mi trabajo es ayudar a la gente que conecten con quienes son, a tener claro qué es lo que mejor saben hacer y a aprender a establecer prioridades de manera efectiva.

Leer más: Los 6 hábitos más comunes de los ricos para tener éxito, según un emprendedor que ha entrevistado a 21 multimillonarios

La mayoría de la gente llega a superar el reto, pero siempre hay individuos que no lo hacen. ¿Cuál es la diferencia? Con el tiempo, he identificado cuatro rasgos que me demuestran que alguien puede hacer el cambio que desea. ¿Las buenas noticias? Con un poco de esfuerzo, tu también puedes cultivar estos rasgos y avanzar hacia el éxito que deseas.

Rasgo 1: Son disciplinados

Trait 1: They’re disciplined
Shutterstock

Cuando se trata de crear un cambio de comportamiento, trabajar sobre uno mismo o cambiar hábitos, la disciplina es la clave. Tienes que hacer lo que dices que vas a hacer, una y otra vez. Es a aquellos que son disciplinados a quienes veo obtener la mayoría de los resultados en el período más corto de tiempo, lo que alimenta energía positiva en el proceso.

Cómo conseguirlo:

Cuando te propongas una meta, hazlo en serio. La primera parte de esto es asegurarse de que estás estableciendo los objetivos adecuados - aquellos para los que te ves motivado y con energía para trabajar. En segundo lugar, abraza la estructura que te permitirá mantenerte en el camino correcto. El libro de Gretchen Rubin, Better than Before, es un gran recurso para ello.

Rasgo 2: Son curiosos y están abiertos a pensar de manera diferente

Trait 2: They’re curious and open to thinking differently
Thomas Barwick/Getty

Cuando se trata de cambiar la forma en la que trabajas, tienesque estar abierto a hacer las cosas de manera diferente. Por ejemplo, priorizar tu bienestar (algo que es crítico para el éxito, pero que pocas personas realmente lo hacen), reservar tiempo en tu calendario para pensar (lo cual puede parecer incómodo al principio pero cosecha unos resultados tremendos), o estar abierto a nuevas posibilidades profesionales (en lugar de pensar dentro del espacio en el que siempre has funcionado). Sin curiosidad, es más frecuente que las personas se queden atascadas en los hábitos de comportamiento laboral que han tenido toda su vida.

Cómo conseguirlo:

La mayoría de la gente piensa que la curiosidad es un rasgo innato, pero en realidad, hay que reconfigurar el cerebro para cultivarlo. Prueba esto: Cuando alguien hace una sugerencia que suena "demasiado fuerte" o "demasiado desatinada", haz una pausa, ignora los mensajes que tu cerebro te está enviando acerca de por qué es una mala idea, y oblígate a ti mismo a abrir la mente. O bien, interacciona con personas que conoces y saben que piensan diferente a ti y escucha tus ideas. No digas por qué no funcionarían o cómo piensas diferente, solo escucha. Al construir tu músculo de curiosidad, aprenderás que a menudo tu resistencia es lo único que te impide intentar algo nuevo.

Rasgo 3: Tienen un apetito voraz por el crecimiento

Trait 3: They have a voracious appetite for growth
Emma O'Donoghue holds up her diploma as she returns to her seat during an undergraduate commencement ceremony for Ramapo College in Newark, N.J., Thursday, May 10, 2018. AP Photo/Seth Wenig

Se necesita energía y perseverancia para lograr algo significativo, por lo que los que tienen mucha están destinados al éxito. Necesitas que tus propios deseos de crecimiento y te empujen para no rendirte nunca.

Cómo conseguirlo:

Todos tenemos ambición. De hecho, es parte de ser humano. Pero si sientes que te falta hambre o ambición, puede ser porque no estás haciendo actividades que entran dentro de tu "Zona de Genio". Por resumir, es el trabajo que estás haciendo cuando usas tus mejores talentos y habilidades para trabajar hacia tu propósito. (Puedes leer más sobre el concepto aquí o explorar los ejercicios en mi libro, The Genius Habit). Explora cuál es tu Zona de Genio, y mira si hacer un trabajo que esté más alineado con quién eres aumenta tu motivación.

Rasgo 4: Confían en el valor que tienen

Trait 4: They’re confident about the value they have
Getty Images

Aquellos que llegan más rápido creen en sí mismos. Cuando trabajo con individuos, les ayudo a ver su propia genialidad. Los que pueden aferrarse a esto y usarlo son los que terminan logrando sus objetivos más rápido de lo que nunca pensaron que fuera posible. Con estos individuos, a menudo termino ayudándoles a crear un plan a largo plazo cada año, porque ya han logrado en un año lo que pensaban que les llevaría cinco.

Cómo conseguirlo:

Nadie nace 100% seguro de sí mismo, sino que es una práctica. Siempre que sientas una falta de confianza, mira si puedes revertir tu pensamiento y construir un músculo de mensaje mental positivo. Recuérdate a ti mismo que tus pensamientos negativos sobre ti mismo son sólo eso — pensamientos — y concéntrate en tus fortalezas y habilidades únicas. Tu confianza está íntimamente conectada con este proceso de crear proactivamente pensamientos positivos sobre ti mismo.

¿Deseas maximizar su potencial y aprovechar tu visión profesional más rápido de lo que crees que es posible? Practica la adquisición de las características anteriores o trabaja con un estratega del rendimiento para ayudarte. Saber quién eres y cómo crear el éxito que quieres es una habilidad. Pero una vez que lo aprendes, el cielo es el límite.

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

Y además