El fenómeno del meme en la bolsa sigue sin tener fin: hasta cuándo se puede prolongar este furor, según algunos de los mayores influencers

wallstreetbets

YouTube

El mundo se encuentra ante la era del meme. Solo basta con echar un vistazo en las redes sociales. 

Bromas y más bromas inundan los hilos de foros como en Reddit, Twitter, Instagram. Es una nueva realidad que poco a poco ha ido ganando espacio. También en el mundo de los mercados

Los memes son imágenes o videos fácilmente digeribles y compartibles, a menudo en forma de instantáneas de la cultura popular, modificados con subtítulos personalizados para enviar innumerables mensajes: desde instantáneas divertidas hasta frases con tintes políticos.

Aunque pueda parecer ridículo, los memes financieros posiblemente pueden generar tendencias de inversión. Mucha más, incluso, que los informes detallados de los bancos de inversión o las recomendaciones de los brokers. Podría decirse que cada vez más entre las nuevas generaciones se ha convertido en una de las referencias. 

Si un meme se propaga, puede tener un impacto considerable en un momento en el que la inversión minorista ha cogido una gran fuerza en los mercados. 

“Individualmente, un meme enviado por un inversor minorista probablemente no sirva de mucho, pero si es un esfuerzo concertado y se vuelve viral, entonces existe la posibilidad de impulsar el precio de las acciones”, dice en declaraciones que recoge Financial Times uno de los creadores de memes e inversor de bolsa conocido como Litquidity en Instagram, red en la que cuenta con más de medio millón de seguidores. 

Un reciente informe de Jefferies define el fenómeno de la siguiente manera: “Las meme stock se han convertido en una tendencia que puede seguir de moda mientras la era del dinero barato siga vigente”.

La historia reciente respalda el movimiento

Los memes han sido durante mucho tiempo fundamentales para el auge de varias criptomonedas, pero su impacto también se está comenzando a sentir las principales bolsas. Esto se ha canalizado en el comportamiento de algunos valores en el último año como GameStop, AMC o BlackBerry. Cada vez hay más operadores que se han subido al carro impulsados por las bromas. 

Las acciones de los establecimientos de videojuegos, GameStop, y la cadena de cines, AMC, han subido más del 1.000% y 2.600% respectivamente este año, lo que les da un valor de mercado combinado de 46.000 millones de dólares, en gran parte gracias al trading inspirado en los memes por parte de jóvenes inversores minoristas poco organizados en sitios como WallStreetBets de Reddit o en las redes sociales.

Por ahora, esto es principalmente un factor de interés en los nichos de mercado. Sin embargo, es un fenómeno más amplio que va más allá de los llamados “memes stonks” (algo así como memes apestosos, que hace referencia a como la comunidad de inversores apuestan en determinados activos de forma masiva). 

Los memes también han alimentado el auge de las SPAC y, posiblemente de una manera más modesta, incluso afectaron a la bolsa en general, como se pudo ver con el rally de Tesla en los mercados. Casi la mitad de los 1.500 inversores minoristas encuestados por el grupo asesor Betterment indicó que invierten en valores basándose en los rumores de las redes sociales

Hasta dónde puede llegar la fiebre del meme en los mercados

Todo esto es el claro ejemplo de dónde está siendo capaz de llegar la “fiebre del meme”.

Kyla Scanlon, una joven conocedora de la industria que ahora crea videos en TikTok que explican las finanzas a las generaciones más jóvenes, se encuentra entre las fascinadas y alarmadas por la "memeficación" de los mercados. Observa el sentido de comunidad que genera, pero también cómo se desplaza la realidad de las valoraciones. 

“Tenemos este contenido de formato breve para ayudarnos a procesar narrativas más amplias”, asegura. Creo que seguirá apareciendo en las bolsas”, añade.

Otro usuario conocido como Dr. Parik Patel, que ha conseguido más de 300.000 seguidores en Twitter en menos de un año, ve los memes principalmente como un entretenimiento fugaz en un momento difícil para muchas personas. 

Dicho esto, ha notado cómo se han extendido mucho más allá de lo que podría pensarse en n principio. "Tengo amigos que trabajan en campos completamente ajenos a las finanzas que no tenían ningún interés antes de la pandemia de las bolsas y que ahora tienen sus propias carteras y siguen las páginas de memes financieros más populares", explica.

¿Y cuánto puede durar este fenómeno, teniendo en cuenta este telón de fondo? En primer lugar, parece que está completamente vinculado a la manía que se ha generado en los mercados como consecuencia de la crisis del COVID-19 y el aumento del ahorro disponible. Es por eso que  Scanlon y Patel estiman que es probable que el apetito por las meme stock se desvanezca una vez que el entusiasmo finalmente se diluya cual azucarillo en el café.

Sin embargo, a las manos fuertes y a los que disponen de más liquidez les preocupa cómo la utilización de las redes sociales para ganar dinero se traduzca en que la memeficación del mercado pueda resultar más resistente de lo que muchos esperan. 

"No creo que sea algo bueno, pero no considero que no irá a ninguna parte a menos que se establezca algún tipo de reglamentación", cuenta Dr Parik Patel en declaraciones que recoge el Financial Times.

Otros artículos interesantes:

Lo mejor para Amazon en bolsa aún podría estar por llegar: por qué los 5 billones de capitalización bursátil o los 10.000 dólares por acción pueden ser realidad en 2025

Olvídate del bitcoin: el futuro del dinero está en una criptomoneda de la que no has oído hablar

Tesla, ante su mayor desafío: el acelerón de Volkswagen y General Motors en los vehículos eléctricos y los nuevos rivales en el coche autónomo ponen a prueba su progresión en bolsa

Te recomendamos

Y además