Pasar al contenido principal

Electrificación, economía circular e inteligencia artificial entre las bases del camino hacia la sostenibilidad de Endesa

Better Capitalism
José D. Bogas Gálvez, consejero delegado de ENDESA
José D. Bogas Gálvez, consejero delegado de ENDESA Business Insider España
  • Endesa pone en común los puntos para luchar contra el cambio climático y caminar hacia un modelo más sostenible.
  • Una de las patas pasa por conseguir que el 10% de la flota de la plantilla sea de vehículos eléctricos así como instalar puntos de recarga por toda España.
  • La compañía utiliza, además, la inteligencia artificial para encontrar mecanismos para reducir el consumo.

Endesa apura sus pasos hacia la sostenibilidad. La compañía energética tiene claro que la innovación debe ser sostenible y por ello, es necesario considerar el impacto de “todo el ciclo de vida del producto”, introdujo el responsable de sostenibilidad  de Endesa, Antonio Castellanos. 

La idea de la compañía, que traslada a nivel global, es llegar a un punto de encuentro entre emisiones y absorción de CO2, es decir, llegar a ser neutros en carbono. Así lo expuso Jorge Pina, responsable de medio ambiente de Endesa en las jornadas 4 historias de éxito en sostenibilidad en el South Summit. 

Las cuatro historias transcurren en ejes transversales. La primera es la iniciativa Bosque Endesa que, como avanzó Pino, es un proyecto por el cual la energética reforesta bosques que han sido calcinados por el fuego de los incendios. 

Pero también pasa por la electrificación del transporte para lograr reducir las emisiones de CO2. En este empeño, la compañía se propuso que el 10% de su plantilla utilizara coches eléctricos en 2020. La buena noticia la adelantó el responsable de movilidad eléctrica de Endesa, Pedro Arteaga, y es que ya en 2019 se ha alcanzado esa cota del 10% con un total de 900 vehículos eléctricos.

Leer más: Endesa quiere captar el 15% de la potencia renovable que se pondrá en funcionamiento en España hasta 2030 

La autonomía, el precio y los puntos de carga, que antes eran una barrera para la adquisición del coche eléctrico, son retos que con el tiempo se han ido salvando. El último de ellos, el de los puntos de recarga, es uno de los ejes en los que trabaja Endesa y es que la compañía ha puesto en marcha un plan para instalar puntos de carga por toda la geografía española. El primer paso es llegar a los 2.000 puntos hasta 2020.

Pero también aplican tecnología para luchar contra el cambio climático. Concretamente, se sirven de la inteligencia artificial para reducir en consumo de electricidad. Jorfe Bistue, responsable de gestión de la energía de Endesa aclaró que, si bien es distinto lo que consume una fábrica de un hotel, se necesitan datos para entender el contexto y mejorar el funcionamiento y ahorrar en el consumo. “No sólo monitorizando podemos reducir los costes, pero con este sistema podemos alcanzar una reducción del 7%”, explicó el experto de Endesa. 

Leer más: Radiografía de las renovables en España, Iberdrola lidera mientras Endesa trata de cogerle la pista

La compañía también apoya los proyectos de economía circular que, según aclaró Bistue, es el camino para obtener beneficios. “Venimos de una recesión económica y es difícil entenderlo. La sociedad está interiorizando el daño que le estamos haciendo al planeta y ahí la economía circular tiene sentido y es económicamente viable”; apuntó no sin reconocer que también constituye un reto.

Aún así, los ponentes de la mesa redonda que tuvo lugar en el South Summit coincidieron que, por ahora, el mayor reto se encuentra en el almacenamiento energético. Y es que la mayor barrera por el momento para el desarrollo de las energías verdes así como del vehículo eléctrico es el desarrollo de unas baterías más eficientes.

Y además