Estos 34 descubrimientos científicos han mejorado este año nuestro conocimiento de la historia humana, la búsqueda de vida extraterrestre y la pandemia de coronavirus

Científicos en un laboratorio prueban muestras de COVID-19 en el departamento de salud de Nueva York, el 23 de abril de 2020.
Científicos en un laboratorio prueban muestras de COVID-19 en el departamento de salud de Nueva York, el 23 de abril de 2020.
  • Astrónomos, arqueólogos, genetistas y muchos otros científicos han logrado avances asombrosos en 2020.
  • Algunos descubrimientos destacados incluyen momias ocultas, el primer vuelo espacial comercial tripulado, y las vacunas del COVID-19 desarrolladas en tiempo récord.
  • Estos son 34 de los mayores logros científicos del año.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Científicos e investigadores de todo el mundo han logrado hazañas impresionantes en 2020. Han desenterrado enormes depósitos de huesos y sarcófagos antiguos, han descubierto nuevos tipos de agujeros negros y encontrado agua que podría albergar vida extraterrestre en nuevos enclaves del sistema solar.

Todo esto ha sucedido durante la pandemia, que por su parte ha impulsado también el ámbito científico. A lo largo del año, los investigadores del coronavirus se han encargado de secuenciar el genoma del patógeno, han levantado el velo sobre la naturaleza de la infección y la inmunidad y desarrollado vacunas que ya se han empezado a administrar a la población.

12 libros que 12 científicos brillantes creen que deberías leer

Sin embargo, la pandemia no ha frenado ni la NASA ni a sus socios de vuelos espaciales. Han tenido tiempo de lanzar un nuevo vehículo explorador de Marte, una sonda al sol que ha batido récords y la primera misión comercial con astronautas a bordo.

Estos y otros logros están mejorando la comprensión de los científicos sobre el coronavirus, nuestro planeta y también sobre el universo.

Ahora que se acerca un nuevo año, aquí tienes un vistazo a algunos de los descubrimientos y logros científicos más destacados de 2020.

Algunos hallazgos arqueológicos de este año se remontan a la era Mesozoica. Los paleontólogos descubrieron que los primeros dinosaurios ponían huevos correosos de cáscara blanda, como lo hacen las serpientes y las tortugas

Este espécimen de Protoceratops excepcionalmente conservado incluye seis embriones que conservan esqueletos casi completos.
Este espécimen de Protoceratops excepcionalmente conservado incluye seis embriones que conservan esqueletos casi completos.

M. Ellison/©AMNH

Todos los huevos de dinosaurio descubiertos anteriormente eran de cáscara dura. Pero los huevos fosilizados de 2 especies de dinosaurios en el desierto de Gobi tenían cáscaras blandas, según reveló un estudio de junio.

"He estado excavando en Mongolia durante 20 años y encontramos muchos huevos de dinosaurio. Pero estas garras nos dicen algo muy diferente de lo que sabíamos antes", explicaba Mark Norell, autor principal del estudio y paleontólogo del Museo Americano de Historia Natural, a Business Insider.

El equipo de Norell encontró más de una docena de huevos; algunos provenían de Protoceratops, un herbívoro del tamaño de una oveja de 75 millones de años, y el resto pertenecía a Mussaurus, un herbívoro de cuello largo de 6 metros que vivió hace al menos 200 millones de años.

 El hallazgo sugiere que los huevos de cáscara dura, un hito evolutivo ventajoso que permitió que los animales prosperaran, aparecieron mucho más tarde en el registro fósil de dinosaurios de lo que los científicos pensaban hasta entonces.

Millones de años después, durante la última Edad de Hielo, los primeros humanos emigraron de Asia a América cruzando el mar en barco. Sin embargo, no cruzaron un puente terrestre, como se pensaba hasta ahora

Mikkel Winther Pedersen toma muestras de sedimentos de la cueva Chiquihuite en México, en busca de ADN humano.
Mikkel Winther Pedersen toma muestras de sedimentos de la cueva Chiquihuite en México, en busca de ADN humano.

Devlin A. Gandy

Los arqueólogos determinaron que las herramientas de piedra y los artefactos descubiertos en una cueva remota en Zacatecas, México, tenían unos 32.000 años. Describieron el hallazgo en un estudio publicado en julio.

Esa nueva evidencia cambió la idea de que las primeras personas llegaron a América del Norte después de saltar de continente desde la actual Siberia a través del puente terrestre de Bering hace entre 18.000 y 13.000 años.

Durante la última Edad de Hielo, hace 32.000 años, ese puente terrestre era intransitable. Entonces, la investigación sugiere que los primeros americanos llegaron por mar. Según los autores del estudio, estos migrantes probablemente eran humanos anatómicamente modernos.

Después de que el ser humano llegara a América, es posible que cazara mamuts hasta su extinción, como lo demuestra el mayor tesoro de huesos de mamut jamás descubierto

Rubén Manzanilla López, del Instituto Nacional de Antropología, muestra huesos de mamut descubiertos en la base militar Santa Lucía en México, 3 de septiembre de 2020.
Rubén Manzanilla López, del Instituto Nacional de Antropología, muestra huesos de mamut descubiertos en la base militar Santa Lucía en México, 3 de septiembre de 2020.

Marco Ugarte/AP

Los arqueólogos descubrieron más de 200 esqueletos de mamuts debajo de un aeropuerto al norte de la Ciudad de México.

Los mamuts fueron encontrados atrapados en el lecho de un lago. Hay 2 explicaciones posibles: o llegaron al lago de forma natural para comerse la hierba de sus orillas, o los humanos los persiguieron hasta el barro. Si fuera la segunda opción, esta indicaría que aquellas personas eran capaces de cazar a un número de mamuts mayor de lo que se creía.

Otra criatura prehistórica, un oso de las cavernas, fue descubierta notablemente bien conservada en el permafrost siberiano

El cadáver de un oso de las cavernas de la Edad de Hielo encontrado en la Gran Isla Lyakhovsky entre el Mar de Laptev y el Mar de Siberia Oriental al norte de Rusia.
El cadáver de un oso de las cavernas de la Edad de Hielo encontrado en la Gran Isla Lyakhovsky entre el Mar de Laptev y el Mar de Siberia Oriental al norte de Rusia.

North-Eastern Federal University via AP

El cadáver del oso de las cavernas adulto se encontró perfectamente conservado en una remota isla siberiana, con la nariz, los dientes y los órganos internos aún intactos.

"Este es el primer y único hallazgo de este tipo: un cadáver de oso completo con tejidos blandos", afirmó en un comunicado de prensa de septiembre Lena Grigorieva, investigadora de la Universidad Federal del Nordeste en Yakutsk, Rusia.

Los científicos creen que el oso de las cavernas murió hace 22.000 a 39.500 años. Su especie, Ursus spelaeus, vivió durante la última Edad de Hielo y se extinguió hace 15.000 años.

En Inglaterra, los arqueólogos revelaron que habían determinado el origen de algunas de las rocas que componen Stonehenge

El sol se pone detrás del Stonehenge justo después del solsticio de invierno.
El sol se pone detrás del Stonehenge justo después del solsticio de invierno.

Gail Johnson/Getty Images

Stonehenge, que se estima tiene unos 5.000 años de antigüedad, consta de 2 tipos distintos de losas de piedra dispuestas en semicírculos.

Los investigadores rastrearon un tipo de piedra, las piedras azules más pequeñas, hasta un sitio en Gales a 240 km de distancia. La investigación que se llevó a cabo en julio sugiere que las rocas de arenisca de 9 metros, llamadas sarsens, que constituyen el resto del monumento provienen de un área boscosa cercana.

Aun así, los constructores de Stonehenge tuvieron que arrastrar los sarsens de 22.700 kilos alrededor de 24 km, "lo cual es realmente una locura si lo piensas bien", indicó a Business Insider el arqueólogo avid Nash, autor principal del estudio.

Los egiptólogos han desenterrado un montón de sarcófagos en una antigua ciudad perdida bajo Saqqara

Ataúdes de colores recién descubiertos de Saqqara en exhibición el 3 de octubre de 2020. Han estado perfectamente sellados durante miles de años.
Ataúdes de colores recién descubiertos de Saqqara en exhibición el 3 de octubre de 2020. Han estado perfectamente sellados durante miles de años.

Ziad Ahmed/NurPhoto via Getty

Hasta ahora se han encontrado más de 160 momias. Habían estado enterradas durante 2.500 años, hasta que se descubrió el primero de los 13 escondites en el fondo de un pozo de 11 metros de profundidad en septiembre. Los investigadores también han encontrado varios artefactos en las tumbas que han excavado, así como un tesoro de momias de animales.

Se esperan más descubrimientos del lugar en los próximos meses.

Nuevas pruebas demostraron que 2 glaciares antárticos clave, Pine Island y Thwaites, se están derrumbando rápidamente

Las imágenes de satélite muestran la extensión del daño a los glaciares Thwaites y Pine Island, y el desgarro de sus zonas de cizallamiento.
Las imágenes de satélite muestran la extensión del daño a los glaciares Thwaites y Pine Island, y el desgarro de sus zonas de cizallamiento.

Lhermitte et al/PNAS

Los enormes glaciares del lado de la Antártida occidental ya contribuyen con el 5% del aumento general del nivel del mar. Pero un estudio de imágenes de satélite realizado en septiembre descubrió que un sistema de amortiguación natural que evita que los glaciares fluyan hacia afuera se está descomponiendo más rápidamente de lo que se pensaba anteriormente. 

El Thwaites, en particular, se conoce como "el glaciar Doomsday" porque protege a otros glaciares del calentamiento del mar. Cuando se derrumbe, las masas de hielo vecinas en la Antártida occidental probablemente caerán con él. Con el tiempo, ese proceso podría elevar el nivel del mar en casi 3 metros, sumergiendo permanentemente muchas áreas costeras, incluidas partes de Nueva York, Miami y los Países Bajos.

Para abordar una crisis ecológica diferente, los científicos han diseñado "superenzimas" que se alimentan de plástico y que pueden descomponer las botellas en días

Botellas de plástico usadas en un punto de recolección de residuos en Tokio, Japón, 21 de noviembre de 2018.
Botellas de plástico usadas en un punto de recolección de residuos en Tokio, Japón, 21 de noviembre de 2018.

Toru Hanai/Thomson Reuters

La nueva solución proviene de investigadores del Centro de Innovación de Enzimas de Reino Unido y el Laboratorio Nacional de Energía Renovable de Colorado. Las enzimas descomponen un tipo común de plástico llamado tereftalato de polietileno (PET), que se usa en botellas de un solo uso, así como en ropa y alfombras, en sus componentes químicos.

Si se usan a gran escala, las enzimas podrían reducir la asombrosa cantidad de 300 millones de toneladas de plástico nuevo que los humanos crean cada año, lo que permite a los fabricantes reutilizar los mismos plásticos una y otra vez. A su vez, podrían reducir nuestra dependencia de los combustibles fósiles, que son necesarios para producir plástico nuevo.

Llegando más allá de la Tierra, SpaceX lanzó el primer vuelo espacial comercial tripulado del mundo, enviando a 2 astronautas de la NASA a orbitar a bordo de una nave espacial Crew Dragon

Bob Behnken y Doug Hurley flotan en la Estación Espacial Internacional el 31 de mayo de 2020, después del lanzamiento en el Crew Dragon de SpaceX.
Bob Behnken y Doug Hurley flotan en la Estación Espacial Internacional el 31 de mayo de 2020, después del lanzamiento en el Crew Dragon de SpaceX.

NASA

La misión fue una prueba para demostrar las habilidades de vuelo espacial humano de SpaceX. La cápsula Crew Dragon llevó a Bob Behnken y a Doug Hurley a la órbita de la Tierra y se acopló a la Estación Espacial Internacional.

Después de 2 meses de vivir y trabajar en el laboratorio espacial del tamaño de un campo de fútbol, Behnken y Hurley volvieron a subir a la nave espacial y volvieron a la Tierra, lanzándose en paracaídas de forma segura hacia el Golfo de México.

El éxito de la misión fue el fruto de un esfuerzo de una década de la NASA y sus socios comerciales para restaurar la capacidad de Estados Unidos de lanzar sus propios astronautas al espacio.

SpaceX, que fue fundada por Elon Musk, lo hizo de nuevo el 15 de noviembre, esta vez lanzando 4 astronautas en un sistema de lanzamiento humano totalmente certificado

La cápsula Resilience se acerca a la Estación Espacial Internacional para atracar el 16 de noviembre de 2020.
La cápsula Resilience se acerca a la Estación Espacial Internacional para atracar el 16 de noviembre de 2020.

NASA

Fue el primer transporte de tripulación oficial de la compañía para la NASA. La semana antes del lanzamiento, la agencia concluyó sus revisiones del cohete, la nave espacial y las operaciones de SpaceX y certificó oficialmente el sistema para vuelos espaciales tripulados.

Luego, un cohete Falcon 9 lanzó una nueva cápsula Crew Dragon para orbitar con los astronautas Mike Hopkins, Victor Glover y Shannon Walker de la NASA, así como Soichi Noguchi de la agencia espacial japonesa (JAXA). Están programados para permanecer en la ISS durante unos 6 meses. La misión es la primera de 6 vuelos de ida y vuelta con tripulación completa que la NASA ha contratado con SpaceX.

SpaceX también amplió su constelación de satélites Starlink y comenzó a probar el servicio de Internet resultante en EEUU

Espectadores viendo cómo un cohete Falcon 9 con 60 satélites Starlink se lanza desde el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Cabo Cañaveral, Florida, el 6 de octubre de 2020.
Espectadores viendo cómo un cohete Falcon 9 con 60 satélites Starlink se lanza desde el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Cabo Cañaveral, Florida, el 6 de octubre de 2020.

Paul Hennessy/NurPhoto via Getty Images

La iniciativa parece estar impulsando con éxito el plan de Musk de cubrir la Tierra con Internet de alta velocidad proporcionado por satélite.

SpaceX ha lanzado un programa beta para probar una versión inicial del servicio de Internet Starlink este año. Los primeros grupos de usuarios informaron de que la constelación, ahora compuesta por casi 900 satélites, ofrece un rendimiento similar al de banda ancha en las zonas rurales de Estados Unidos.

Una tasa de lanzamiento sin precedentes lo hizo posible: SpaceX lanzó 14 lotes de 60 satélites al espacio este año.

Pero el ambicioso plan de alta velocidad no está exento de daños colaterales. Starlink representa una amenaza para la astronomía, ya que los satélites brillantes pueden estropear las observaciones del telescopio y bloquear la visibilidad de los objetos celestes. Los satélites más recientes tienen viseras solares para hacerlos menos brillantes en el cielo nocturno, pero el astrónomo Jonathan McDowell le dijo a Business Insider que aún eran lo suficientemente brillantes como para aparecer en las observaciones de telescopios.

La NASA y la Agencia Espacial Europea lanzaron el Solar Orbiter en febrero, y transmitió las imágenes más cercanas jamás tomadas del sol

Una imagen del Solar Orbiter revela la atmósfera superior del sol, llamada corona.
Una imagen del Solar Orbiter revela la atmósfera superior del sol, llamada corona.

Solar Orbiter/EUI Team (ESA & NASA); CSL, IAS, MPS, PMOD/WRC, ROB, UCL/MSSL

Después de su lanzamiento el 9 de febrero, el Solar Orbiter viajó millones de kilómetros para hacer su primera aproximación al sol en junio. Luego transmitió las imágenes más cercanas jamás tomadas de nuestra estrella, revelando llamaradas solares en miniatura ardiendo a través de la superficie solar.

Estas "fogatas", como las llamaron los científicos detrás de la nave espacial, podrían explicar por qué la atmósfera exterior del sol es mucho más cálida que sus capas interiores.

En su misión de 7 años, se espera que el Solar Orbiter se acerque a 42 millones de kilómetros del sol, capture las primeras imágenes de sus polos y pruebe sus violentas erupciones. Esta misión podría ayudar a los científicos a comprender mejor el viento solar, una corriente de partículas cargadas del sol que baña nuestro planeta, y predecir erupciones solares peligrosas.

Mientras tanto, el módulo de aterrizaje InSight de la NASA en Marte detectó cientos de terremotos. Los sismos revelaron que el planeta tiene un interior similar a la luna

La ilustración de un artista muestra el módulo de aterrizaje InSight de la NASA con sus instrumentos desplegados en la superficie marciana. El sismómetro es el dispositivo redondo de la izquierda.
La ilustración de un artista muestra el módulo de aterrizaje InSight de la NASA con sus instrumentos desplegados en la superficie marciana. El sismómetro es el dispositivo redondo de la izquierda.

NASA/JPL-Caltech

Cuando el equipo de InSight publicó sus hallazgos en febrero, el módulo de aterrizaje había registrado alrededor de 450 terremotos en Marte en total. Los investigadores se sorprendieron al descubrir que las ondas sísmicas del planeta rojo reverberan en un patrón similar a los terremotos en la luna. Eso sugiere que la corteza del planeta rojo está más seca y rota de lo que los científicos anticiparon, probablemente debido a los impactos de asteroides.

El módulo de aterrizaje también detectó alrededor de 10.000 torbellinos, como remolinos de polvo, girando a través de la superficie marciana y doblando el suelo debajo de ellos.

Para obtener más información sobre Marte, la NASA lanzó un nuevo rover llamado Perseverance en julio. Lleva un sintetizador de oxígeno y el primer dron interplanetario

Una ilustración del rover Mars Perseverance de la NASA que usa su taladro para extraer una muestra de roca en Marte.
Una ilustración del rover Mars Perseverance de la NASA que usa su taladro para extraer una muestra de roca en Marte.

NASA/JPL-Caltech

El rover del tamaño de una SUV de 1.971 millones de euros se lanzó el 30 de julio. Todavía está de camino a Marte, donde se espera que intente un aterrador aterrizaje de 7 minutos el 18 de febrero.

Si el aterrizaje tiene éxito, el rover comenzará a escanear y perforar el suelo marciano en busca de signos de vida extraterrestre. Guardará muestras del polvo rojo para una misión posterior y las traerá de regreso a la Tierra.

Perseverance también liberará el primer dron interplanetario y probará las tecnologías que los humanos necesitarían para sobrevivir en el planeta rojo. Eso incluye un robot que puede producir oxígeno a partir del dióxido de carbono en la atmósfera marciana, como lo haría un árbol en la Tierra.

China y Emiratos Árabes Unidos también lanzaron misiones a Marte, que buscan esquematizar el clima del planeta y localizar agua subterránea

Un cohete H-2A que transporta la sonda Hope de los Emiratos Árabes Unidos despega del Centro Espacial Tanegashima en la isla de Tanegashima, Japón, el 20 de julio de 2020.
Un cohete H-2A que transporta la sonda Hope de los Emiratos Árabes Unidos despega del Centro Espacial Tanegashima en la isla de Tanegashima, Japón, el 20 de julio de 2020.

Mitsubishi Heavy Industries/Reuters

Al igual que el rover Perseverance, estas misiones se lanzaron en julio para alinearse con el momento en que Marte se acerca a la Tierra.

La sonda Hope de los Emiratos Árabes es la primera nave espacial del mundo árabe que viaja a otro planeta. Cuando llegue en febrero, Hope debería entrar en un gran camino de forma ovalada alrededor de Marte que le permite observar la mayor parte del planeta en cada una de sus órbitas de 55 horas. El orbitador está configurado para crear el primer mapa global del clima del planeta durante un año marciano.

El rover de Marte de China, el Tianwen-1, está equipado con un sistema de radar que puede detectar bolsas de agua subterráneas. Su objetivo es olfatear antiguas reservas que podrían albergar vida. Si tiene éxito, será la primera misión a Marte en dejar caer una plataforma de aterrizaje, desplegar un rover y enviar una nave espacial a la órbita del planeta de una vez.

Una sonda de la NASA chocó con la superficie de un asteroide, aterrizando el tiempo suficiente para recoger una muestra de unos 900 gramos y traerla de regreso a la Tierra

La misión, llamada Osiris-Rex, se lanzó en 2016 y alcanzó el asteroide Bennu in 2018. La nave pasó los últimos 2 años orbitando la roca espacial, recopilando datos y preparándose para sacar muestras de su superficie rocosa.

La sonda finalmente logró esa tarea el 20 de octubre, descendiendo a Bennu. Tanto material aterrizó en el dispositivo de recolección de la sonda que se filtró al espacio durante unos días. La NASA logró asegurar 900 gramos de muestra, y la nave espacial está lista para traerlas de regreso a la Tierra en 2023.

Las muestras podrían revelar nuevos secretos sobre los inicios de nuestro sistema solar, ayudar a indagar en los orígenes de la vida en la Tierra y ayudar a la NASA a prepararse para futuros esfuerzos para extraer recursos de los asteroides.

Mientras tanto, Japón ha conseguido la primera muestra del mundo de material de debajo de la superficie de una roca espacial

Un trabajador de JAXA recupera una cápsula lanzada por Hayabusa2 en Woomera, en el sur de Australia, el 6 de diciembre de 2020.
Un trabajador de JAXA recupera una cápsula lanzada por Hayabusa2 en Woomera, en el sur de Australia, el 6 de diciembre de 2020.

JAXA via AP

La misión Hayabusa-2 de JAXA visitó el asteroide Ryugu: una roca primitiva de unos 800 metros de ancho que atraviesa nuestro sistema solar hasta 211 millones de kilómetros del sol.

La sonda aterrizó en Ryugu en febrero para recolectar muestras de la superficie del asteroide. 2 meses después, dio un paso más al hacer estallar un cráter de 10 metros en Ryugu usando una placa de cobre y una caja de explosivos. Eso soltó rocas y material expuesto debajo de la superficie. En julio de 2019, Hayabusa-2 volvió a bajar y recogió los escombros.

La nave espacial arrojó la muestra de asteroide a Australia 6 de diciembre.

Es la primera muestra del mundo de material de debajo de la superficie de un asteroide. Los científicos creen que esta roca podría ser tan antigua como nuestro sistema solar y podría revelar nuevas pistas sobre los orígenes de la vida en la Tierra.

También se ha investigado el material de un meteorito que cayó en Australia. En el interior, encontraron polvo de estrellas antiguo, el material sólido más antiguo jamás descubierto en la Tierra

Lugares en el universo como la Nebulosa del Huevo (en la foto) podrían ser fuentes de partículas de polvo de estrellas como las que se encuentran en un meteorito llamado Murchison.
Lugares en el universo como la Nebulosa del Huevo (en la foto) podrían ser fuentes de partículas de polvo de estrellas como las que se encuentran en un meteorito llamado Murchison.

NASA, W. Sparks, R. Sahai, and Janaína N. Ávila.

En un estudio de enero, los científicos analizaron fragmentos de meteoritos encontrados en Australia y descubrieron que contenían partículas de polvo de estrellas de entre 5.000 y 7.000 millones de años. Eso es más antiguo que nuestro sol, que tiene unos 4.600 millones de años.

Esto significa que este polvo de estrellas es el material más antiguo jamás encontrado en la Tierra. Supera a las rocas más antiguas de nuestro planeta.

Dado que la mayoría de los granos estudiados eran del mismo período de tiempo, refuerzan una teoría de hace ya tiempo: que en lugar de formarse gradualmente con el tiempo, la mayoría de las estrellas de nuestra galaxia se formaron en un estallido acelerado hace unos 7.000 millones de años.

Los detectores de ondas gravitacionales revelaron una nueva clase de colisión en el espacio profundo, así como la existencia de un agujero negro que los físicos pensaron que nunca podría existir

Un trabajador inspecciona fibras de cuarzo del observatorio de ondas gravitacionales de Virgo.
Un trabajador inspecciona fibras de cuarzo del observatorio de ondas gravitacionales de Virgo.

EGO/Virgo Collaboration/Perciballi

2 grandes experimentos en Washington y Louisiana, conocidos en conjunto como Observatorio de ondas gravitacionales por interferometría láser (LIGO) y su homólogo italiano, Virgo, detectaron un récord de 39 nuevos eventos de ondas gravitacionales en su período de observación de 6 meses más reciente.

En enero, los investigadores de LIGO revelaron que los dispositivos habían detectado ondas de la colisión de 2 estrellas de neutrones, los remanentes superdensos de estrellas muertas. Esto no resulta inusual, pero a diferencia de las fusiones de estrellas de neutrones descubiertas anteriormente, estas parecían colapsar inmediatamente en un agujero negro, sin dejar nada atrás.

Más tarde, en septiembre, los físicos anunciaron que LIGO y Virgo les habían señalado un nuevo tipo de agujero negro en la "zona prohibida", un rango de tamaños de agujeros negros que algunos físicos pensaban que nunca podrían formarse.

De vuelta a la Estación Espacial Internacional, los astronautas forjaron un quinto estado de la materia

La Estación Espacial Internacional.
La Estación Espacial Internacional.

NASA

La materia, denominada condensados de Bose-Einstein o BEC, consta de unos pocos millones de átomos que se han enfriado a temperaturas incluso más bajas que en el espacio interestelar. Los átomos se juntan a temperaturas muy bajas, lo que facilita a los investigadores el estudio del mundo cuántico: un reino subatómico en el que todo es más pequeño que un solo átomo.

Si bien los BEC se han fabricado en la Tierra durante 25 años, la gravedad los hace difíciles de estudiar; los tira al suelo, haciéndolos desaparecer en fracciones de segundo.

Pero en junio, un estudio reveló que el Cold Atom Lab en la Estación Espacial Internacional había creado con éxito BEC en microgravedad. Eso brinda a los investigadores la oportunidad de examinar la materia ultrafría durante períodos de tiempo más largos que en la Tierra, lo que potencialmente les ayuda a estudiar las ondas gravitacionales y la energía oscura.

La búsqueda de vida extraterrestre avanzó bastante cuando los científicos descubrieron indicios de fosfina, un gas producido por microbios anaeróbicos en la Tierra, en la atmósfera de Venus

Una imagen de Venus y sus nubes espesas tomada por la misión Mariner 10 de la NASA durante un sobrevuelo planetario el 7 y 8 de febrero de 1974.
Una imagen de Venus y sus nubes espesas tomada por la misión Mariner 10 de la NASA durante un sobrevuelo planetario el 7 y 8 de febrero de 1974.

Kevin M. Gill/NASA/JPL-Caletech

El hallazgo de septiembre ha resultado ser una pista sobre la posible vida extraterrestre.

No obstante, el estudio fue objeto de escrutinio. Otros 3 equipos de investigación no pudieron confirmar los hallazgos, a pesar de que 2 de ellos utilizaron los mismos datos.

Luego, los astrónomos detrás del descubrimiento volvieron a analizar sus datos y encontraron un error en el proceso. La señal de fosfina seguía allí, pero era más débil. Los niveles de gas eran aproximadamente una séptima parte de lo que los científicos estimaron originalmente. Volvieron a etiquetar su descubrimiento como "provisional".

Aún así, incluso esta pequeña cantidad de fosfina no se puede explicar solo por los volcanes y los rayos, según Nature. Es posible que misteriosas reacciones químicas en la atmósfera de Venus conviertan los compuestos de fósforo de las erupciones y tormentas eléctricas en fosfina. Y todavía existe la posibilidad de que se trate de bacterias extraterrestres.

Sin embargo, la búsqueda de inteligencia alienígena sufrió un duro golpe después de que los astrónomos rastrearan una ráfaga de radio rápida hasta una estrella muerta, no una civilización alienígena

Una estrella de neutrones superdensa, los restos de una explosión de supernova, capturada por 3 observatorios de la NASA.
Una estrella de neutrones superdensa, los restos de una explosión de supernova, capturada por 3 observatorios de la NASA.

NASA/JPL-Caltech/ESA/CXC/Univ. of Ariz./Univ. of Szeged

Los datos del telescopio desenterraron por primera vez estas misteriosas señales en 2007.

Algunos científicos especularon sobre que las sociedades alienígenas podrían estar transmitiendo estas señales de radio a nuestra galaxia.

En abril, 2 grupos de investigadores detectaron por separado la primera señal de este tipo desde la Vía Láctea. Estaba vinculado a una explosión de actividad en una magnetar, una estrella de neutrones distante con un poderoso campo magnético. El hallazgo indicó que muchos de estos pulsos de radio, si no todos, probablemente provienen de magnetares.

Sin embargo, otra evidencia dio un nuevo impulso a la búsqueda de vida extraterrestre. Los científicos descubrieron agua salada en 2 mundos cercanos: Marte y un planeta enano llamado Ceres

La nave espacial Dawn de la NASA capturó imágenes en longitudes de onda visibles e infrarrojas, que se combinaron para crear esta vista en falso color de la corteza salada en Ceres.
La nave espacial Dawn de la NASA capturó imágenes en longitudes de onda visibles e infrarrojas, que se combinaron para crear esta vista en falso color de la corteza salada en Ceres.

NASA/JPL-Caltech/UCLA/MPS/DLR/IDA

Hasta agosto, los científicos no pudieron explicar los parches de corteza salada que la nave espacial Dawn de la NASA detectó en Ceres. El planeta enano orbita entre Marte y Júpiter. Pero la investigación reveló que el agua salada probablemente se había filtrado hasta la superficie del planeta enano desde un océano subterráneo de unos 40 km de profundidad y cientos de km de ancho.

Marte tiene lagos de agua salada debajo de los glaciares de su capa de hielo del sur, según descubrió un equipo de científicos en septiembre.

Tanto en Marte como en Ceres, estos depósitos ocultos podrían albergar vida primitiva.

Incluso en la luna se han revelado nuevas reservas de agua este año

La ilustración de un artista muestra a los futuros astronautas de Artemisa en la luna.
La ilustración de un artista muestra a los futuros astronautas de Artemisa en la luna.

NASA via AP

En octubre, los científicos de la NASA anunciaron el descubrimiento de agua en la superficie de la luna. Los astrónomos han estado detectando signos de agua lunar durante décadas, pero siempre existía la posibilidad de que no fuera agua tal y como la conocemos (H2O), sino un compuesto llamado hidroxilo.

Los investigadores tienden a describir ambos compuestos como "agua", pero las moléculas de oxígeno e hidrógeno que forman el hidroxilo forman un enlace químico mucho más fuerte que las del H2O. Eso hace que el hidroxilo sea más difícil de descomponer, un proceso que los futuros astronautas podrían emplear para producir oxígeno para respirar e hidrógeno para producir combustible para cohetes.

El H2O accesible podría ser clave para las ambiciones de la NASA de construir una base permanente en la luna y llevar a los astronautas a Marte desde allí. La luna podría algún día servir como estación de servicio para exploradores del espacio profundo.
 

En diciembre, la luna recibió un nuevo visitante: el módulo de aterrizaje Chang'e-5 de China, cuyo objetivo es traer rocas lunares a la Tierra por primera vez en más de 40 años

El sitio de aterrizaje lunar de Chang'e 5 capturado por la NASA el 2 de diciembre de 2020.
El sitio de aterrizaje lunar de Chang'e 5 capturado por la NASA el 2 de diciembre de 2020.

LROC/NASA

La misión Chang'e 5 tiene como objetivo obtener una muestra de la superficie lunar de regreso a la Tierra antes de finales de 2020. Si tiene éxito, será la primera vez que un país traiga a casa roca lunar en más de 40 años.

"Esta es una misión realmente audaz", afirmó al New York Times  David Draper, científico jefe adjunto de la NASA. "Van a mover el balón por el campo a lo grande con respecto a entender muchas cosas que son importantes sobre la historia lunar", añadió.

Se cree que la región de la que el robot tomó muestras tiene 1.200 millones de años, casi 2.000 millones de años más joven que cualquier región lunar que los humanos hayan explorado antes. Por lo tanto, estudiar las muestras en la Tierra podría mejorar la comprensión de los científicos sobre las edades de las regiones lunares más jóvenes y la historia de la actividad volcánica de la Luna.

De vuelta a las investigaciones en la Tierra, la pandemia de coronavirus marcó el comienzo de una avalancha de nuevos descubrimientos. Los investigadores secuenciaron el genoma del virus solo 3 días después de enterarse de la misteriosa enfermedad

Una ilustración del coronavirus.
Una ilustración del coronavirus.

Reuters

El Instituto de Virología de Wuhan, parte de la Academia de Ciencias de China, decodificó la secuencia genética completa del virus el 2 de enero, aunque los laboratorios chinos tardaron otros 10 días en publicar el genoma en GISAID, una plataforma científica.

Los científicos descubrieron que el nuevo coronavirus, SARS-CoV-2, comparte aproximadamente el 80% de su genoma con el coronavirus que causa el SARS. Eso les dio una pista de que el virus había pasado de los animales a los humanos.

Luego, en mayo, un estudio reveló una coincidencia genética aún más cercana, más del 97%, entre el SARS-CoV-2 y un coronavirus llamado RmYN02 que circula en murciélagos chinos. El estudio ofreció más pruebas de que el virus saltó naturalmente de los murciélagos a una especie intermedia antes de llegar a nuestra población.

Es probable que el virus estuviera circulando por todo el mundo ya en diciembre

Sanitarios examinan a los ciudadanos para detectar COVID-19 en Qingdao, China.
Sanitarios examinan a los ciudadanos para detectar COVID-19 en Qingdao, China.

STR/AFP via Getty Images

Los registros gubernamentales muestran que el primer caso de coronavirus en China puede haber aparecido ya el 17 de noviembre de 2019. Pero algunas investigaciones han insinuado que el virus se estaba propagando incluso antes: un estudio del Instituto Nacional del Cáncer de Milán descubrió que 4 de los casos de coronavirus en Italia se remontan a la primera semana de octubre.

En febrero, investigadores chinos encontraron evidencia de que las personas podían transmitir el virus siendo asintomáticas

A un hombre le toman la temperatura antes de abordar un avión en el aeropuerto de París-Orly.
A un hombre le toman la temperatura antes de abordar un avión en el aeropuerto de París-Orly.

Reuters

En febrero, un hospital en Anyang, China, identificó a una mujer de 20 años de Wuhan que transmitió el virus a 5 miembros de su familia, pero no presentó ningún síntoma. Un informe de enero del Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades también decía que las personas podían transmitir el virus antes de que comenzaran los síntomas.

Pero la comunidad científica tardó un tiempo en reconocer estos modos de transmisión. En junio, un funcionario de la Organización Mundial de la Salud afirmó que la propagación asintomática era muy poco habitual. Más tarde, la agencia aclaró que no sabía con qué frecuencia las personas asintomáticas podían transmitir el virus a otras personas.

Los científicos ahora sospechan que al menos una de cada 5 personas infectadas son asintomáticas y que estas personas transmiten el virus, aunque con menos frecuencia que las que presentan síntomas. Los científicos también han descubierto que las personas pueden ser muy contagiosas uno o 2 días antes de que comiencen los síntomas.

Los científicos establecieron rápidamente que los sitios cerrados donde hay mucha gente son entornos ideales para la propagación del virus

MyPillow founder Michael J. Lindell greets people before the start of a campaign rally for President Trump on June 20, 2020 in Tulsa, Oklahoma.
MyPillow founder Michael J. Lindell greets people before the start of a campaign rally for President Trump on June 20, 2020 in Tulsa, Oklahoma.

Win McNamee/Getty Images

Para la primavera, los investigadores estaban comenzando a comprender y reconocer que el coronavirus puede propagarse a través de aerosoles: pequeñas partículas en el aire que se producen cuando las personas hablan o exhalan. Eso significaba que los locales interiores con poca ventilación, incluidos bares, colegios y oficinas, son entornos de alto riesgo.

En ciudades como Hong Kong, los brotes en los que se ha contagiado gente de forma masiva se han vinculado principalmente a los bares.

En abril, los científicos habían reconocido ampliamente que las mascarillas podían salvar vidas

Entrega de mascarillas en colegios.
Entrega de mascarillas en colegios.

AP Photo/Charlie Neibergall

Al comienzo de la pandemia, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU no recomendaban el uso de mascarillas para el público en general. Otros expertos en salud pública también advirtieron que la práctica era innecesaria fuera de China dadas las tasas de transmisión conocidas en ese momento.

Las recomendaciones se dieron en un momento en que el riesgo de infección en EEUU parecía bajo, y los científicos aún no se habían enterado de la transmisión asintomática o presintomática. Lo mismo sucedió en otros muchos países.

Sin embargo, una vez que surgieron nuevos datos, los CDC comenzaron a recomendar cubrimientos faciales en entornos públicos el 3 de abril. Desde entonces, una gran cantidad de investigaciones han demostrado que las mascarillas ayudan a prevenir la transmisión y reducir la mortalidad.

Un modelo del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington ahora estima que se podrían salvar 66.000 vidas en Estados Unidos desde ahora hasta el 1 de abril si el 95% de la población usara mascarilla.

Los científicos también han descubierto que el COVID-19 puede ser una enfermedad vascular, lo que explica por qué algunos pacientes experimentan coágulos sanguíneos y problemas cerebrovasculares

Un paciente al que se le está realizando una tomografía.
Un paciente al que se le está realizando una tomografía.

SCIENCE PHOTO LIBRARY/Getty Images

Un estudio de julio en el New England Journal of Medicine sugirió que el COVID-19 puede ser una enfermedad vascular en lugar de respiratoria, lo que significa que puede viajar a través de los vasos sanguíneos. La investigación ha demostrado que puede provocar coágulos de sangre, roturas capilares e inflamación de los vasos sanguíneos, por lo que algunos pacientes pueden experimentar daño cardíaco o accidente cerebrovascular.

La investigación sugiere que las personas con COVID-19 pueden tener una inmunidad que dura desde varios meses hasta varios años

A face mask lies on the roadside in autumn foliage.

Sebastian Gollnow/Getty Images

Los científicos todavía están tratando de averiguar cuánto dura la inmunidad al virus.

Un nuevo estudio que está a la espera de revisión estableció que los pacientes con coronavirus recuperados probablemente tengan una memoria inmunológica robusta que persiste durante al menos 8 meses. Esta memoria se basa en glóbulos blancos conocidos como células T y células B que tienen un impresionante poder de recolección. Combinadas, estas capas de protección permiten que el sistema inmunitario reconozca y vuelva a atacar el coronavirus en caso de que el paciente se contagie otra vez, evitando así otra infección.

Los anticuerpos contra el coronavirus, por otro lado, parecen desaparecer en unos pocos meses. Una investigación llevada a cabo en España ha sugerido una vida útil de los anticuerpos aún más corta entre algunos pacientes: de 3 a 5 semanas.

Las vacunas contra el coronavirus se han diseñado muy rápidamente

Una ilustración de la vacuna de Moderna contra el nuevo coronavirus.
Una ilustración de la vacuna de Moderna contra el nuevo coronavirus.

Moderna; Samantha Lee/Business Insider

Antes de la pandemia, la vacuna más rápida jamás desarrollada, para las paperas, tardó más de 4 años.

Pero ya en enero, los científicos se pusieron a trabajar en vacunas contra el coronavirus. Menos de un año después, la vacuna desarrollada por BioNTech y Pfizer ha sido autorizada y se está distribuyendo. Otra de Moderna está al borde de una autorización y uso generalizados.

Ese ritmo vertiginoso no habría sido posible sin una nueva forma de tecnología de vacunas: las vacunas de ARN mensajero (ARNm). Estas vacunas pueden diseñarse en ordenadores utilizando solo un segmento de la secuencia genética del virus.

"Lo que probablemente podría hacer es una forma completamente nueva de fabricar medicamentos, vacunas, casi cualquier cosa", afirmó anteriormente a Business Insider Bob Langer, uno de los fundadores de Moderna.

Algunos tratamientos nuevos también se han mostrado prometedores entre los casos leves, moderados y graves

Un técnico de laboratorio trabaja en el remdesivir en El Cairo, Egipto.
Un técnico de laboratorio trabaja en el remdesivir en El Cairo, Egipto.

REUTERS/Amr Abdallah Dalsh

La Administración de Medicamentos y Alimentos de EEUU (FDA) ha aprobado un solo tratamiento para el coronavirus hasta ahora: el antiviral remdesivir. Aunque algunos estudios muestran que puede acortar la estancia hospitalaria de pacientes gravemente enfermos, no parece reducir la incidencia de muerte. 

No obstante, la FDA ha otorgado autorización de emergencia a algunos otros tratamientos, incluidos el plasma de convalecencia y los corticosteroides.

Para los pacientes gravemente enfermos, se ha descubierto que solo los esteroides reducen definitivamente las tasas de mortalidad.

Para casos de COVID-19 menos graves, las terapias que dependen de anticuerpos monoclonales son prometedoras. Estos utilizan anticuerpos fabricados sintéticamente similares a los producidos naturalmente por el sistema inmunitario humano. El fármaco más reciente en obtener la autorización de la FDA, la terapia con anticuerpos monoclonales bamlanivimab, se dirige a la proteína de pico del coronavirus para bloquear su entrada a las células.

Otros artículos interesantes:

Cómo puede la ciencia de los datos ayudar a los inversores a tomar decisiones más acertadas en tiempos de coronavirus, según el responsable de analítica de Schroders

Estos son los principales fondos que invierten en biotech y ciencias de la vida en España, su portfolio y su estrategia

19 mujeres brillantes que han cambiado para siempre nuestra historia con sus descubrimientos

Te recomendamos

Y además