Google cede a la presión de los despidos: qué departamentos que pueden verse más afectados

Logotipo de Google de Alphabet Inc.
Logotipo de Google de Alphabet Inc.

Ng Han Guan/AP Photo

  • Alphabet, la matriz de Google, ha hecho públicos sus planes de prescindir de unos 12.000 trabajadores.
  • Las acciones de la empresa han bajado un 31% en el último año, y su CEO, Sundar Pichai, estaba bajo presión.
  • Pichai se ha fijado el objetivo de hacer que la compañía sea un 20% más eficiente en todas sus divisiones. 

Tras haber esperado más tiempo que el resto, Alphabet ha tomado una decisión: llevará a cabo despidos como el resto de sus compañeros de Silicon Valley, debido al entorno económico actual.

Su CEO, Sundar Pichai, comunicó el viernes en un correo electrónico a los trabajadores la "difícil decisión" de reducir su plantilla en unas 12.000 personas, y a los afectados en Estados Unidos ya se les ha notificado la medida por correo electrónico.

"Esto significará decir adiós a personas de mucho talento con las que nos ha encantado trabajar. Lo lamento profundamente. El hecho de que estos cambios afecten a sus vidas me pesa mucho, y asumo toda la responsabilidad por las decisiones que nos han llevado hasta aquí", escribió Pichai en un blog.

La medida era muy esperada por los analistas del sector, ya que, en los últimos meses, gigantes tecnológicos como Amazon, Microsoft o Salesforce han prescindido de parte de sus plantillas.

"¡OYE GOOGLE! TU MOMENTO SE ACERCA", escribían el miércoles los analistas de Bernstein después de que Business Insider diera la noticia de que Microsoft iba a sufrir más recortes de personal.

Además de por el estado del sector, la decisión no sorprende debido a que Sundar Pichai no había descartado despidos, pero sí había reconocido que la compañía necesita tomar medidas por la situación económica actual. De hecho, anunció planes para hacer que el negocio sea un 20% más eficiente.

Los despidos parecen inevitables también por los retos de rentabilidad. Los márgenes de beneficio disminuyeron 740 puntos básicos interanuales el trimestre pasado, según las estimaciones de Bernstein. Microsoft planea despedir a 10.000 trabajadores y sus márgenes de beneficio habían disminuido solo 180 puntos básicos interanuales, según Bernstein.

Wall Street se mostraba escéptico ante la posibilidad de que la empresa pudiera evitar despidos masivos, pero aún es posible que Google capee el temporal con recortes selectivos inteligentes y consolidación.

"Será muy difícil convencer a los inversores sin anunciar recortes para mejorar la rentabilidad", señalaba a Business Insider Mark Shmulik, analista senior de Bernstein.

En su blog, Pichai comentó que se había llevado a cabo una revisión rigurosa de los departamentos de productos y funciones, pero no especificó qué áreas concretas se verían afectadas.

Estos son los departamentos de los que Alphabet puede recortar costes ante la compleja situación económica:

Hardware

Pixel 7, Pixel Watch y Pixel Buds de Google.

Shmulik, analista de Bernstein, destaca la categoría de dispositivos de Google como un negocio "apenas rentable" al que la empresa podría echar el ojo si quiere recortar algunos gastos en estos momentos. Google ha eliminado recientemente su plataforma de juegos Stadia.

Otra de las áreas que podría sufrir recortes según Shmulik, es la de la gama de dispositivos inteligentes para el hogar, que incluye sus altavoces Nest. El negocio de dispositivos inteligentes de Amazon ha perdido miles de millones, y Google podría inclinarse por reducir sus esfuerzos aquí también.

"La batalla de los altavoces domésticos ha desaparecido", afirma Shmulik.

Es posible que la empresa se consolide también en el sector de los wearables. Google ya está reduciendo sus dispositivos de la marca Fitbit para centrarse en su Pixel Watch, según publicó Business Insider.

El teléfono Pixel sigue siendo un activo valioso para la empresa. A pesar de las pocas ventas en comparación con Apple y Samsung, el teléfono de Google tiene valor por su vinculación con Android y Search. La compañía ha pagado a Apple hasta 12.000 millones de dólares al año por ser el motor de búsqueda predeterminado en iPhones y otros dispositivos.

En octubre, The Information publicó que Google pretendía redoblar su apuesta por el hardware de marca propia para contrarrestar la amenaza de Apple, que ha arrebatado cuota a los teléfonos Samsung con Android.

X

Astro Teller, 'Moonshot Captain' en X, la división moonshot de Alphabet.

X, la división moonshot de Alphabet, sigue explorando negocios para el largo plazo y tecnologías revolucionarias. Recientemente, la unidad ha centrado su atención en ideas más comerciales y fáciles de monetizar. 

Por ejemplo, el año pasado la división se asoció con la empresa agrícola Driscoll's para ayudar a los agricultores a producir fresas más sabrosas con la ayuda de la inteligencia artificial y la robótica. El acuerdo indica ambiciones más prácticas. 

Algunas personas afirman temer que Alphabet elimine algunos de los proyectos más futuristas de X o reduzca la plantilla de la unidad en un futuro próximo, sobre todo porque X no ha logrado hasta ahora desarrollar ninguna idea ganadora. 

Su iniciativa de coches autónomos Waymo, que se había escindido de X, está empezando a generar ingresos, pero la rentabilidad podría estar a décadas de distancia.

Chrome

Google Chrome es el navegador web más utilizado.

El navegador Chrome es uno de los activos más valiosos de Google, con casi 2 tercios de la cuota de mercado mundial, según datos del servicio de análisis web Statcounter. Son más de 3.000 millones los usuarios activos que Google puede atribuir directamente a la búsqueda.

Los analistas de Bernstein señalaron en una nota que el equipo de Chrome podría estar a punto de sufrir un recorte. La empresa indica que hay unas 500 personas trabajando en el producto. Es probable que pueda recortar costes con un impacto mínimo en la cuota de mercado. 

"Que yo sepa, no hay ninguna guerra de navegadores", afirma Shmulik. 

Otras propuestas

El coche autónomo de Waymo.

Casi todos los ingresos y beneficios de Alphabet proceden de su enorme negocio de búsqueda, del que muchos analistas han dicho que podría ser uno de los mejores negocios jamás creados. 

Históricamente, la empresa podía desperdiciar parte de su presupuesto en distintas ideas, desde Gmail a Chrome, y los inversores no se quejaban dados los beneficios que proporcionaban las búsquedas.

Pero el tono iba cambiando a medida que el negocio de búsqueda ralentizaba su crecimiento. La directora financiera de Alphabet, Ruth Porat, lleva desde 2015 defendiendo que no se debe invertir tanto en las distintas ideas que se les ocurren a los empleados. A día de hoy, la empresa es mucho más cuidadosa con esto.

El 11 de enero, la unidad sanitaria Verily de Alphabet anunció que despediría a aproximadamente el 15% de su plantilla. Verily se centra en proyectos que van desde el seguimiento de la diabetes a la reducción de las enfermedades transmitidas por mosquitos, pero ha sido criticada por su enfoque disperso de la atención sanitaria. 

Otra gran apuesta que ha resultado ser un pozo sin fondo de gasto es Waymo, su unidad de coches autónomos, creada hace 14 años sin producir todavía muchos ingresos materiales. 

Google Fi y Fiber

Camiones Google Fiber.

Los productos de internet inalámbrico y de banda ancha de Google, Fi y Fiber respectivamente, están enterrados dentro de "otras propuestas" de la compañía. Es probable que estas inversiones produzcan ingresos cercanos a cero, según estimaciones de los analistas de Bernstein.

Google lanzó su servicio de internet Fiber en 2010 a bombo y platillo, con el objetivo de impulsar la adopción de velocidades de internet más rápidas. Desde entonces, no ha sido un proyecto relevante para Google, y en 2016 la empresa detuvo por completo su expansión. 

Una vez que proveedores de internet como Comcast y AT&T empezaron a desarrollar productos de la competencia, no quedó mucho espacio para Fiber. Pero, tras un largo paréntesis, anunció que comenzaría a expandirse de nuevo el año pasado. 

El otro servicio de Internet de Google, Google Fi, es un servicio inalámbrico lanzado en 2015 que compite con Verizon y T-Mobile. 

Ambas ofertas compiten en mercados saturados con poco crecimiento. Como resultado, no es descabellado que Google pueda recortar en estas áreas. Sin beneficios ni crecimiento, puede que no haya muchas razones para invertir aquí. 

Mapas y Waze

Waze es una aplicación de navegación alternativa propiedad de Google.

Google Maps y Waze son productos fundamentales para la empresa. Generan ingresos directos a través de patrocinios y anuncios que se muestran cuando los usuarios buscan lugares de negocios, como restaurantes. 

Maps y Waze también alimentan el motor de búsqueda principal proporcionando servicios de localización, lo que facilita a los usuarios llegar a un lugar que han buscado. 

Es útil para el negocio de publicidad local de Google que la empresa pueda demostrar a los anunciantes que un usuario ha llegado a su negocio, como un restaurante o una peluquería, después de encontrarlo a través de una búsqueda. 

Desde que adquirió Waze en 2013 por 925 millones de euros, Google ha añadido sus funciones a Maps. Hoy en día, Maps puede hacer muchas de las cosas que hicieron popular a Waze, como mostrar el nivel de tráfico en las carreteras o si hay un accidente por delante. 

En los últimos años, Wall Street ha visto con malos ojos a Waze, ya que el servicio de mapas se ha centrado en un conjunto limitado de mercados y no parece tener un recorrido claro. Además, el número de usuarios de Maps es mucho mayor, ya que Waze cuenta con 140 millones de usuarios activos, frente a los más de 1.000 millones que utilizan Maps.

A finales del año pasado, Google anunció que trabajaría para fusionar los equipos de Maps y Waze para ayudar a lograr su objetivo de hacer más eficiente toda la organización. La CEO de Waze, Neha Parikh, dejará el cargo tras un periodo de transición. Con todo ello, podría haber más recortes en la plantilla, que actualmente cuenta con 500 personas.

Play Store

Play Store de Google es un negocio con grandes márgenes.

Google se lleva una parte de cada transacción que se produce a través de su tienda de aplicaciones Play, un sitio clave para los usuarios de Android. Los márgenes de beneficio aquí son altos, con un caso antimonopolio de 2019 que revela que la Play Store de Google generó ingresos de 10.362 millones de euros en 2019, con beneficios de 7.864 millones. 

Sin embargo, los reguladores han estado dando vueltas, al igual que los desarrolladores descontentos con las altas tarifas de la tienda de aplicaciones, lo que podría dar lugar a retrocesos. En consecuencia, Bernstein anticipa cierta contracción de los márgenes aunque los ingresos sigan creciendo. Google podría tratar de reducir su plantilla para compensar las pérdidas.

Podcasts

Google Podcasts.

Según los medios, Google está cambiando su estrategia de podcasting hacia YouTube, lo que podría significar la desaparición del producto Google Podcasts. Google Podcasts no ha recibido ninguna actualización en más de un año, a diferencia de años anteriores.

La popularidad de los podcasts se ha disparado en los últimos años (aunque se ralentizó en 2022), y YouTube ha empezado a invertir en este mercado a medida que cada vez más programas incorporan vídeo. Contrató a un jefe de podcasts en 2021, y ahora tiene una sección dedicada en el sitio donde los usuarios pueden encontrar programas populares.

No es la primera vez que Google podría trasladar un formato de entretenimiento bajo la marca YouTube. En su momento, ya interrumpió la actividad de su aplicación de streaming de música Google Play Music en favor de YouTube Music, un servicio de streaming incluido en YouTube Premium. 

Aunque Google no ha confirmado que vaya a interrumpir Google Podcasts, el movimiento tendría sentido teniendo en cuenta sus anteriores medidas para simplificar su oferta de productos

Otros artículos interesantes:

Porsche negocia con Google un acuerdo de software para integrar sus apps en sus coches

Apple y Google se enfrentan al mayor riesgo de disrupción en más de una década

Con Bing y ChatGPT, Google va a tener competencia en las búsquedas por primera vez en 20 años

Te recomendamos