Analizan la luz más antigua del universo y detectan materia oscura de hace 12.000 millones de años

Residuos de radiación del Big Bang, distorsionados por la materia oscura hace 12.000 millones de años.
Residuos de radiación del Big Bang, distorsionados por la materia oscura hace 12.000 millones de años.

Reiko Matsushita

Científicos han vislumbrado la distribución de la materia oscura alrededor de las galaxias hace 12.000 millones de años, lo que supone la primera detección de esta misteriosa sustancia.

En un nuevo estudio, publicado este lunes 1 en la revista Physical Review Letters, los científicos han detectado la materia oscura ?una misteriosa sustancia invisible que constituye la mayor parte de la materia del universo? hace 12.000 millones de años, poco menos de 2.000 millones de años después del Big Bang.

Cuál es el origen, el fin del universo y qué es la materia oscura: las incógnitas que pretende resolver DESI, una herramienta que ha creado el mapa más grande del cosmos

"Por primera vez, medimos la materia oscura desde casi los primeros momentos del universo", ha explicado Yuichi Harikane, coautor del estudio y profesor asistente de la Universidad de Tokio (Japón), en un comunicado de prensa.

"Hace 12.000 millones de años, las cosas eran muy diferentes. Se ven más galaxias en proceso de formación que en la actualidad; también empiezan a formarse los primeros cúmulos de galaxias", añade.

Aunque la materia oscura constituye alrededor del 27% del universo, los astrónomos no pueden detectarla directamente, en parte porque no emite luz. Sin embargo, los investigadores pueden observar el efecto gravitatorio que la materia oscura ejerce sobre la materia visible, como las galaxias, deformando la luz para que actúe como una lente sobre los objetos lejanos que hay detrás.

Este gráfico muestra las trayectorias de la luz de una galaxia lejana que se ve afectada por la gravedad de un cúmulo en primer plano. Esta técnica permite a los astrónomos cartografiar la distribución de la materia oscura en el espacio.

En el estudio, los investigadores han utilizado la misma técnica ?llamada lente gravitacional? para medir las distorsiones de la primera luz del universo. El fondo cósmico de microondas, o CMB, es la radiación sobrante del Big Bang, que se distribuye por todo el cosmos. 

Los científicos han seleccionado 1,5 millones de galaxias ?todas ellas vistas tal y como eran hace unos 12.000 millones de años? para que sirvieran colectivamente de lente gravitatoria y han analizado las distorsiones de esta antigua luz residual, lo que les ha permitido reconstruir la distribución de la materia oscura en estas galaxias lente.

La NASA publica las fotografías más nítidas del universo hasta la fecha, gracias al telescopio espacial James Webb

Los investigadores han descubierto que la materia oscura del universo primitivo no parece ser tan grumosa como sugieren los modelos físicos actuales.

"Nuestro hallazgo es todavía incierto", admite en un comunicado de prensa Hironao Miyatake, coautor del estudio y cosmólogo de la Universidad de Nagoya (Japón). "Pero si es verdad, sugeriría que todo el modelo es defectuoso a medida que se retrocede en el tiempo", complementa.

"Esto es emocionante, porque si el resultado se mantiene después de reducir las incertidumbres, podría sugerir una mejora del modelo que podría proporcionar una visión de la naturaleza de la propia materia oscura", añade Miyatake.

Otros artículos interesantes:

Una nueva búsqueda de materia oscura ha comenzado en una antigua mina de oro, a casi 1,5 kilómetros bajo tierra

Cuál es el origen, el fin del universo y qué es la materia oscura: las incógnitas que pretende resolver DESI, una herramienta que ha creado el mapa más grande del cosmos

La NASA publica las fotografías más nítidas del universo hasta la fecha, gracias al telescopio espacial James Webb

Te recomendamos