Los drones con reconocimiento facial están más cerca de ser una realidad por una patente de una compañía israelí que ya trabaja con Mercadona

Un dron con una cámara de vigilancia.
Un dron con una cámara de vigilancia.
Pixabay
  • AnyVision, una firma israelí que ha trabajado con Mercadona, patenta un sistema que acerca a la realidad el uso de drones con cámaras de reconocimiento facial.
  • La tecnología patentada ayudará a estos aparatos a buscar el mejor ángulo de tiro para conseguir un sistema de reconocimiento facial efectivo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Una constante en obras de distopía y ciencia ficción es la de un futuro opresivo en el que los drones serán capaces de identificar a ciudadanos en búsqueda y captura.

Y esa idea fruto de la ficción está un paso más cerca de ser una realidad, según una patente de AnyVision, una compañía israelí con base en Tel Aviv.

Amazon está instalando cámaras con inteligencia artificial para vigilar a sus repartidores "el 100% del tiempo"

Según detalla Forbes, AnyVision ha registrado una patente que ayudará a los dispositivos voladores no tripulados a conseguir el mejor ángulo para obtener imágenes de alta calidad y de todo el rostro de los ciudadanos que tengan que ser identificados. Aunque no es la integración definitiva del reconocimiento facial en este tipo de aparatos, sí es un importante paso dirigido en esa misma dirección.

El CEO de AnyVision, la firma protagonista de esta historia, ha advertido que AnyVision no está produciendo todavía ningún dron con capacidades de reconocimiento facial integradas. Avi Golan, sin embargo, ha explicado en Forbes que está muy contento de contar ya con una patente en ese sentido.

AnyVision es una startup israelí que contó con el respaldo de Microsoft en sus inicios. Sin embargo, la multinacional de Seattle dejó de trabajar con ella tras la polémica por el uso de sus cámaras de reconocimiento facial en la franja de Gaza. Es, también, la compañía israelí que contrató Mercadona para instalar cámaras de reconocimiento facial. La Agencia Española de Protección de Datos tiene hasta el próximo mes de julio para pronunciarse sobre esta instalación.

El reconocimiento facial de Mercadona es "difícil de justificar", según el supervisor europeo de Protección de Datos

Mientras esta patente allana el camino del desarrollo tecnológico para integrar soluciones de reconocimiento facial en drones de vigilancia, fuerzas y cuerpos de seguridad de todo el mundo mantienen el debate sobre la pertinencia o no de contar con estas herramientas, avanza Forbes. Aunque las investigaciones se han dado desde el ámbito público —con trabajos avanzados por parte de unidades militares de EEUU, por ejemplo—, parece que el sector privado ha tomado la delantera.

De hecho, la propia AnyVision se asoció con otra firma de defensa también con base en Israel, llamada Rafael, para una joint venture llamada SightX. Las demostraciones de la tecnología de SightX consistieron en pequeños drones de vigilancia que por el momento no contaban con la capacidad de usar el reconocimiento facial, una utilidad que les sería instalada más adelante.

Aunque la tecnología existe, Golan, CEO de AnyVision, espera que el uso de esta tecnología sea más aceptado por la sociedad. "Creo que es una tecnología futurista, pero quiero tenerla en mi bolsillo hasta que sea más aceptada por la humanidad". De momento la firma no trabaja con las fuerzas de seguridad estadounidenses, recuerda.

LEER TAMBIÉN: Cómo nacen los sesgos tecnológicos que combate Eticas, la consultora que audita algoritmos a empresas e instituciones para evitar que sean discriminatorios

LEER TAMBIÉN: En Moscú puedes espiar a cualquiera por menos de 200 euros gracias a las más de 100.000 cámaras de vigilancia y reconocimiento facial que hay instaladas en la ciudad

LEER TAMBIÉN: Denuncian a Instagram después de que la beta de iOS 14 empezara a alertar de que la app activaba la cámara de iPhone sin permiso de los usuarios

VER AHORA: El Black Friday del año del coronavirus: una antesala de las compras navideñas con un consumo contenido