La AEPD mantiene 6 meses después su investigación contra Mercadona por sus cámaras de reconocimiento facial, que terminará antes de julio de 2021

El presidente de Mercadona, Juan Roig
El presidente de Mercadona, Juan Roig
Mercadona
  • La AEPD inició en julio de 2020 una investigación contra Mercadona después de que la firma anunciara cámaras de reconocimiento facial en 40 de sus tiendas.
  • Una respuesta del Gobierno evidencia que el análisis continúa y que se conocerá, al menos, antes de mediados de 2021.
  • La empresa envió información que la propia AEPD requirió entre julio y septiembre de este año.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) inició en verano de 2020 una investigación contra Mercadona, después de que la cadena de supermercados anunciara la instalación de cámaras de reconocimiento facial en varias de sus tiendas.

El objetivo de la firma con esta tecnología era tratar de mantener seguros sus establecimientos: estas cámaras utilizarían tecnología de reconocimiento facial para alertar cuando en el establecimiento entrase cualquier persona con una orden de alejamiento preventiva o en activo contra el local o contra cualquiera de sus trabajadores.

Sin embargo, para que esta tecnología funcione es necesario que el sistema cuente con una base de datos de aquellas personas que deben tener restringido su acceso a la tienda. Es más, para que el sistema de reconocimiento facial pueda detectar a dichas personas, también es esencial que en esa base de datos también contenga los rasgos faciales de las personas vetadas.

Mercadona no aclaró cómo funcionaría la tecnología ni si contaba ya con una base de datos de ese estilo. Business Insider España pudo adelantar en primicia que la AEPD había abierto una investigación contra la compañía española el pasado mes de julio.

Ahora se sabe, gracias a una pregunta escrita al Gobierno formulada en el Senado por un parlamentario de Compromís, Carles Mulet, que la investigación continúa.

En noviembre, el Ejecutivo aseguró que "la inspección de oficio" continuaba "en fase de análisis". Lo que se estaba analizando entonces era "la información remitida por Mercadona" en contestación a un requerimiento que le remitió la propia AEPD. Solo un día después, el senador volvió a la carga preguntando cuándo la empresa había respondido con información, y si había concluido ya esa fase de análisis.

Esta vez, la respuesta del Gobierno se ha hecho de rogar un poco más. En una respuesta firmada el pasado 18 de diciembre se detalla que la inspección de oficio comenzó el pasado 6 de julio de 2020 cuando la directora de la AEPD insta a la Subdirección General de Inspección de Datos que inicie "actuaciones de investigación" a la vista de las noticias que habían aparecido en medios sobre las nuevas cámaras de reconocimiento facial de Mercadona.

Cámaras que, por otro lado, fueron dadas a conocer por la propia Mercadona en un comunicado de prensa.

La IA abre la puerta de un nuevo mercado en línea: caras falsas a la venta por menos de un euro

La cadena de supermercados respondió con la información que requirió la AEPD los días 25 de julio y 3 de agosto de 2020. A fecha del escrito del Gobierno —18 de diciembre de 2020— la investigación no ha concluido.

La propia Ley Orgánica de Protección de Datos determina en el apartado 2 del artículo 67 que estas investigaciones no podrán superar los doce meses, por lo que ahora además se sabe con exactitud que los resultados de esta investigación se conocerán antes del 6 de julio de 2021.

La instalación de cámaras de reconocimiento facial de Mercadona fueron causa de controversia: los clientes expresaron en redes sociales su malestar con la noticia de su instalación. Acusaban a la firma de vulnerar su privacidad

La noticia también llegó a altas instancias europeas. El supervisor europeo de Protección de Datos, Wojciech Wiewiorowski, puso de ejemplo la noticia en el Biometrics Institute Congress, un evento que se celebró en octubre en remoto debido a la pandemia. "La primera pregunta que nos deberíamos hacer no es si el sistema [de reconocimiento facial de Mercadona] es lo suficientemente preciso, sino si es realmente necesario y proporcionado para lograr su objetivo".

LEER TAMBIÉN: Una estación de autobuses de Madrid lleva años utilizando tecnologías de reconocimiento facial sin que casi nadie se haya dado cuenta

LEER TAMBIÉN: El reconocimiento facial va a llegar a tu oficina: por qué las compañías que desarrollan esta tecnología creen que la pandemia es un punto de inflexión para su adopción

LEER TAMBIÉN: En Moscú puedes espiar a cualquiera por menos de 200 euros gracias a las más de 100.000 cámaras de vigilancia y reconocimiento facial que hay instaladas en la ciudad

VER AHORA: Javier Gándara, director general de easyJet para el Sur de Europa: “Nuestro gran reto es conseguir que volar vuelva a ser asequible para todos los bolsillos tras la crisis”