EasyJet planea eliminar la última fila de asientos para poder volar con menos tripulación

Avión de Easyjet
REUTERS/Peter Cziborra

EasyJet planea eliminar asientos en algunos de sus aviones este verano, para poder operar vuelos con menos personal de cabina.

Al igual que otras aerolíneas europeas, la británica de bajo coste también está luchando contra la escasez de personal en su camino a la recuperación tras el impacto de la pandemia. 

Para ello, y según publica BBC, EasyJet ha decidido que lo más adecuado es eliminar la última fila de asientos de su flota de A319 –esto limitará el número de pasajeros a bordo a un máximo de 150–, lo que le permitirá volar con 3 tripulantes de cabina en lugar de 4.

Según la aerolíneas, los últimos 6 asientos suelen reservarse a última hora, por lo que la venta de un máximo de 150 billetes no afectaría a los clientes que planean viajar en verano.

Que las colas en el control de seguridad del aeropuerto no te hagan perder el vuelo: estos consejos pueden agilizarte ese proceso, según Aena

La compañía aérea afirmó que se trata de una forma eficaz de operar con la flota, al tiempo que "crea una resistencia y flexibilidad adicionales" en las operaciones de la aerolínea.

Como publica BBC,  los vuelos seguirán cumpliendo la normativa de la Autoridad de Aviación Civil (CAA) sobre el número necesario de tripulantes de cabina, que se basa en el número de asientos físicos, y no en el de pasajeros a bordo.

El problema de la escasez de personal

¿Podría la industria de la aviación enfrentarse a una crisis de capacidad tras la pandemia? Las primeras vacaciones con niveles cercanos a los de 2019 ya han mostrado señales de ello.

Las aerolíneas con poco personal de todo el mundo se enfrentaron durante Semana Santa a una gran cantidad de viajeros que tuvieron que soportar largas colas e interrupciones en los vuelos.

Aunque no todas las compañías se recuperan al mismo ritmo, el recorte general de plantillas ha complicado la vuelta a la normalidad, ya que ahora aeropuertos y aerolíneas tienen que manejar un aumento en los viajes a medida que gran parte del mundo elimina las restricciones.

Además de EasyJet, British Airways también tuvo que recortar cientos de vuelos el mes pasado. En concreto, la filial de IAG canceló 1.400 vuelos desde principios de abril, según el proveedor de datos de vuelos Cirium. 

Por ello, ambas aerolíneas británicas están contratando a nuevos tripulantes de cabina para sustituir al personal despedido durante la pandemia –British Airways creará su primera base en el extranjero para vuelos de corta distancia y lo hará concretamente en Madrid–. 

Por su parte, EasyJet ha señalado que había estudiado una serie de medidas para reforzar su capacidad operativa, puesto que espera acercarse a los niveles prepandemia este verano. 

Además del plan de recorte de plazas, la compañía destinará más recursos a la tramitación de la acreditación del nuevo personal.

Los expertos afirman que los trastornos en los aeropuertos británicos son ya los peores de los últimos 10 años, ya que se están sumando las ausencias relacionadas con el COVID-19 y los retrasos en los procesos de investigación de seguridad del Gobierno para el nuevo persona.

Otros artículos interesantes:

Los elevados precios del queroseno incrementan el coste de la recuperación del sector aéreo

¿Existen los 'vuelos fantasma'? El sector aéreo explica la polémica que cuestiona su discurso en favor del medio ambiente

El impacto de la pandemia en el sector aéreo: 6 gráficos que demuestran que ya se nota la recuperación tras los peores meses de la historia

Te recomendamos