Estados Unidos y Europa suben en el ranking de los mejores lugares para pasar la pandemia

Campaña de vacunación en Florida, Estados Unidos, con la candidata de Pfizer y BioNTech.
Campaña de vacunación en Florida, Estados Unidos, con la candidata de Pfizer y BioNTech.

REUTERS/Octavio Jones

Singapur cae de la cima del Ranking de Resiliencia al COVID-19 que elabora Bloomberg, mientras que los países que lideran la vacunación siguen subiendo peldaños.

La región de Asia-Pacífico protagonizó los 7 mayores descensos de mayo en la medición de los mejores y peores lugares para estar durante la pandemia. Taiwán y Japón salieron de los 10 primeros puestos por su floja campaña de vacunación y un rebrote de los casos.

Al otro lado de la balanza se encuentran Estados Unidos y algunas partes de Europa, que poco a poco han ido escalando en la clasificación por el ritmo de las vacunas, la reapertura a los viajes y el fin de la obligatoriedad del uso de la mascarilla en ciertos lugares. Así, Reino Unido ha logrado alcanzar la séptima posición, mientras que Estados Unidos ocupa el puesto 13. 

Francia, República Checa y Polonia son algunos de los países que también han dado saltos de gigante en la actualización de este ranking. España ocupa el puesto 17 tras haber subido 7 peldaños en la última evaluación.

El certificado COVID se pondrá en marcha el 1 de julio y la UE se compromete a imponer más restricciones solo si es estrictamente necesario

El Ranking de Resiliencia al Covid de Bloomberg utiliza una amplia gama de datos para revelar cuáles son los lugares en los que la pandemia se está gestionando de forma más eficaz, con la menor perturbación social y económica, desde las tasas de mortalidad y pruebas hasta el acceso a las vacunas y la libertad de movimiento. Cada mes, puntúa a las economías de más de 200.000 millones de dólares (163.000 millones de euros al cambio actual) basándose en 10 métricas básicas.

Nueva Zelanda recuperó la primera posición que ocupó durante 5 meses consecutivos hasta abril,  pese a que la campaña de vacunación apenas ha comenzado en el país, con sólo un 5% de la población cubierta, por lo que podría volver a caer.

Mientras, Singapur y Taiwán han descendido en la clasificación por las posibles nuevas restricciones a raíz de la aparición de nuevos casos positivos pese a sus estrictos controles fronterizos. Taiwán ocupaba el quinto lugar en abril y ahora ha bajado al 15º por el reciente retorno de los casos de transmisión local, tras meses sin propagación.

Esta tolerancia cero ante cualquier contagio –que también se observa en Australia (ocupa el puesto 3), China (el 9) y en Hong Kong (10)– puede convertirse en un talón de Aquiles a medida que otras partes del mundo acepten que el COVID-19 es endémico y sigan adelante, según señala Bloomberg.

Japón ha descendido 7 puestos al ampliar el gobierno el estado de emergencia para contener las infecciones antes de que Tokio acoja los Juegos Olímpicos en julio.

El país que ha caído en picado ha sido India tras su última y devastadora ola de COVID que deja cada día más casos y muertos.

Siguiendo con América Latina, Argentina cayó a la última posición en mayo, ya que las nuevas infecciones superaron los récords anteriores y esto provocó estrictas restricciones.  

La cuestión ahora es si las nuevas y preocupantes variantes que surgen de los brotes en la India y América Latina obstaculizarán la búsqueda de la normalización en lugares como Estados Unidos e Israel, que ocupa el cuarto lugar, y si Asia puede ponerse al día en la carrera de la vacunación.

La brecha entre ricos y pobres se ha hecho cada vez más evidente en este ranking desde que Bloomberg comenzase a hacer el seguimiento en noviembre y, según señalan, es probable que el impacto de la pandemia en las economías emergentes sea más largo y sostenido.

Otros artículos interesantes:

17 actividades al aire libre que pueden darle la vuelta a tu verano en medio del coronavirus

Las vacunas contra el coronavirus no están funcionando bien en algunas personas con enfermedades previas

Las vacunas contra el coronavirus son más extraordinarias en el mundo real que en los ensayos, incluso frente a las variantes