Elon Musk dice que su ideología es "de centro", pero los expertos alertan de que usa Twitter para alimentar a la extrema derecha

Hannah Getahun,
Katherine Tangalakis-Lippert
| Traducido por: 
Elon Musk, CEO de Twitter y Tesla.
Elon Musk, CEO de Twitter y Tesla.

Aditya Soni / Reuters

  • Desde que mostró interés por la compra de Twitter, Musk ha empezado a difundir con regularidad teorías conspiranoicas contra el Partido Demócrata.
  • Los expertos alertan de que la actual forma de Twitter de moderar contenidos está fomentando el extremismo y el discurso del odio.

Durante mucho tiempo, Elon Musk se definió a sí mismo como un político "de centro". Pero en los últimos meses, las opiniones políticas que ha ido compartiendo por Twitter se han tornado cada vez más conservadoras.

Desde que mostró interés por la compra de Twitter, Musk ha empezado a difundir con regularidad teorías conspiranoicas contra el partido de los demócratas estadounidenses, al tiempo que respalda a candidatos republicanos de todo el país.

"En el pasado votaba a los demócratas porque eran (en su mayoría) el partido de la bondad", escribió Musk en un tuit en mayo, para añadir, a continuación: "Pero se han convertido en el partido de la división y el odio, así que ya no puedo apoyarles y votaré a los republicanos". 

En noviembre, Musk pidió a los "votantes de ideología independiente" que votaran a los republicanos para frenar la mayoría demócrata. 

Aunque este tipo de apoyo puede parecer habitual en el panorama político actual, los críticos advierten de que la amplia influencia de Musk y sus mensajes cada vez más conspiranoicos parecen estar favoreciendo el extremismo de ultraderecha.

"Creo que está empoderando intencionadamente a los extremistas de derechas", dijo a Insider J.M. Berger, investigador sobre extremismo en redes sociales como Twitter. "Cualquier argumento de que está tratando de potenciar el centro es obviamente mentira".

Elon Musk vuelve al centro de la polémica: publica una foto de su mesita de noche con dos pistolas y varias Coca-Cola

Teorías conspiranoicas de ultraderecha

Berger, que ha escrito varios libros sobre movimientos extremistas y es miembro de VOX-Pol, una red de investigación centrada en el extremismo político violento en línea, declaró a Insider que cada vez es más difícil hablar de extremismo sin referirse a la política dominante, ya que las opiniones compartidas por los candidatos republicanos "se solapan cada vez más con puntos de vista extremistas".

"Por ejemplo, un candidato del Partido Republicano de Florida fue expulsado de redes sociales tras afirmar que legalizaría disparar a agentes federales en el acto, y otro dijo que los agentes federales saldrían de su casa "en una bolsa para cadáveres" si intentaban ejecutar una orden de registro, como hicieron en Mar-a-Lago con Trump. 

"Una plataforma de centro no potenciaría el activismo y la violencia anti-LGBTQ+, porque la mayoría de la gente apoya la igualdad de derechos para las personas LGBTQ+", afirma Berger. 

Pero Musk amplificó recientemente un rumor desmentido de que el marido de la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi (demócrata), Paul Pelosi, fue atacado por un amante en una cita sexual, compartiendo un enlace a un artículo que afirmaba que Pelosi y su atacante se conocieron en un bar gay, y diciendo que "podría haber más en esta historia de lo que parece".

El marido de la presidenta de la Cámara, de 82 años, fue golpeado con un martillo en un ataque "políticamente motivado", según el fiscal del distrito de San Francisco.

"Lo que hemos visto desde que asumió el poder es que empezó posicionándose como políticamente neutral", afirma Berger. "Pero desde entonces, lo que vemos es que cada vez se relaciona más con algunas de las peores personas de la extrema derecha por Twitter".

De ser acosado en el colegio a convertirse en el hombre más rico del mundo: la increíble historia de Elon Musk

Últimamente, las menciones y respuestas de Musk en Twitter incluyen prometer a usuarios como la tristemente conocida cuenta derechista Libs of TikTok, famosa por promover teorías de conspiración anti-LGBTQ, que Twitter será "mucho mejor" de lo que era antes de que lo comprara.

Moderación "sesgada" de contenidos

Además de las continuas interacciones de Musk con figuras populares de la ultraderecha, Berger y otros expertos están preocupados por que la actual forma de Twitter de moderar contenidos esté fomentando el extremismo y el discurso del odio en la plataforma.

"La forma en que la moderación de contenidos de Twitter ha cambiado desde que Musk asumió el control se está inclinando definitivamente a favor de la extrema derecha", dijo Berger.

Desde que compró la red social, Musk ha restablecido las cuentas de Kanye West, Marjorie Taylor Greene, Andrew Tate y Babylon Bee, todas ellas bloqueadas por publicar contenido antisemita, misógino o transfóbico, todos en contra de las políticas de Twitter. Musk también restableció la cuenta de Donald Trump, después de que el expresidente fuera vetado por incitar a la violencia el 6 de enero. 

Berger, que empezó a rastrear algunas de las cuentas reinstaladas en inglés que aparecieron en el sitio, dice que el grueso de las cuentas eran "abusadores, acosadores y trolls". En algunos casos, dijo, esto podría escalar hacia la violencia.

El Centro para contrarrestar el odio digital descubrió que, en la semana inmediatamente posterior a la adquisición de Musk, el uso de la N-word (Nigger, para referirse despectivamente a personas racializadas) triplicó la media de 2022.

Además, los insultos anti-LGTBIQ aumentaron entre un 39% y un 53%, y los insultos antisemitas aumentaron un 22%. The New York Times informó de que las publicaciones antisemitas que hacían referencia a los judíos o al judaísmo se dispararon más de un 61% en las dos primeras semanas, mientras que las cuentas que apoyaban a ISIS volvieron a rugir.

"Sean cuales sean las creencias [de Musk] al principio, o si ha habido una evolución, su mandato en Twitter se ha caracterizado por un enorme aumento tanto de la presencia de cuentas de extrema derecha en la plataforma, como de la forma en que él personalmente eleva algunas de estas cuentas al parecer tomarlas en serio y comprometerse con ellas en cuestiones de política", dijo Berger.

El multimillonario propietario de Twitter también ha sugerido recientemente que la bolsa de criptomonedas FTX, ahora en quiebra, se utilizó para blanquear miles de millones de dólares para el partido demócrata. 

"Con el paso del tiempo, algunos personajes públicos empiezan a interesarse por la extrema derecha y se orientan cada vez más en esa dirección", afirma Berger. "Y es difícil saber si es algo que siempre les ha interesado o si se trata de una transición en sus actitudes".

¿Qué desayunan Rosalía, Bill Gates, Amancio Ortega o Elon Musk? El primer bocado de las personas más exitosas del mundo

Musk y la 'mitología del centro'

En 2014, Musk describió sus opiniones políticas como "mitad demócratas, mitad republicanas" en una entrevista con el periodista de The Atlantic James Fallows, diciendo: "Estoy en algún lugar del centro, socialmente liberal y fiscalmente conservador." 

Aunque antes de este año no opinaba habitualmente sobre política, Musk dijo en mayo que había votado a Hillary Clinton y Joe Biden en las últimas elecciones, pero que "los ataques no provocados" contra él "por parte de destacados demócratas" le han hecho cambiar de partido.

Las publicaciones de Musk en Twitter parecieron tornar a ser explícitamente políticas en febrero, cuando compartió (y luego borró) un meme en el que comparaba al primer Ministro canadiense, Justin Trudeau, con Hitler, después de que se implantara un mandato de vacunación contra la COVID-19 entre los camioneros. Desde entonces, ha publicado con más frecuencia tuits que amplifican cuentas y puntos de vista de derechas.

"Así que hay una mitología del centro que la ultraderecha alimenta, y ese es el centro mitológico que Elon Musk está interesado en promover", dijo Berger. "La idea es que la mayoría de los estadounidenses, o los estadounidenses típicos, son votantes de derechas, de valores familiares, y eso evidentemente no es cierto".

Mientras que el Congreso estadounidense está cada vez más dividido entre posturas extremas, Insider ha detectado que los estadounidenses están más unidos en temas comunes de lo que la división podría sugerir.

El análisis de 2017 de Insider sobre el partidismo en el país encontró que el 71% de los estadounidenses creen que el cambio climático es real -incluyendo un grupo de tejanos que apoyan a Trump-. El 92% de los estadounidenses está de acuerdo en que el gobierno debería poder negociar con las compañías farmacéuticas y el 86% de los estadounidenses quiere más gasto en infraestructura. Insider también ha informado que 4 de cada 5 personas apoyan tener más miembros LGTBI en el Congreso.

"Pero al crear esa mitología", dijo Berger. "Lo que consiguen es inclinar toda la conversación hacia la derecha y luego dar cabida a más y más tipos de opiniones de extrema derecha que rozan el extremismo abierto".

Musk y representantes de Twitter no respondieron inmediatamente a la solicitud de comentarios de Insider.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.