"Si no quieres ir a la oficina, tendrás que pagar": es la solución que ha encontrado una empresa japonesa para que los trabajadores vuelvan a la presencialidad

Trabajadoras en una oficina
Reuters
  • La empresa japonesa Disco ha implementado un modelo para atraer a los empleados a la oficina. 
  • Gracias a su moneda llamada Will, han creado una especie de entorno de libre comercio donde todo se paga. Desde las reuniones hasta las mesas u ordenadores de la oficina. 
  • Ahora, las personas que decidan quedarse en casa pagan un precio en Will que a su vez es un incentivo para las personas que sí van a la oficina. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Disco Corporation, el fabricante japonés de equipos semiconductores, ha buscado la manera de que los trabajadores quieran volver a la oficina, o más bien, encuentren un incentivo para querer ir. Aquellos que eligen quedarse en casa "pagan" a los compañeros que sí asisten a la oficina. 

Pero no es algo inusual ni una medida nueva a raíz del COVID-19 sino que en Disco todo tiene un precio. Desde 2011 se implantó un modelo de trabajo en que el que diferentes aspectos del trabajo tenían un coste.

El método de pago es mediante la moneda virtual llamada Will cuyo balance se paga en yenes al final de cada trimestre. “Hemos creado una zona de libre comercio, tal y como la que existe fuera de la compañía”, dice Toshio Naito, quien diseñó el programa. 

Cómo encontrar el equilibrio para que el modelo de trabajo híbrido funcione de verdad, según los expertos

Cuando llegó la pandemia, la empresa no tenía la opción de permitir que todos sus empleados trabajaran desde casa. Alguien tenía que ir para mantener las fábricas en funcionamiento. Entonces, decidieron utilizar su modelo de pago con Will como incentivo para quienes iban a la oficina.

“Ordenar a algunas personas que vayan a trabajar mientras que otras se quedan en casa es injusto”, asegura el director ejecutivo de Disco, Kazuma Sekiya, en una entrevista que ha recogido Bloomberg. “La moneda de la empresa ofrece incentivos de comportamiento y la elección depende de ti. Ese es el poder de Will ".

Pero en Disco no solo se paga la presencialidad: los escritorios de oficina, ordenadores y hasta el espacio para poner tu paraguas también tienen un precio Los equipos se facturan unos a otros, mientras que cada individuo opera como una startup, con subastas diarias para tareas de oficina y batallas para generar las mejores ideas.

Sekiya, cuyo abuelo fundó la empresa en 1937, introdujo este sistema inspirándose en los videojuegos. La compañía le da crédito a Will para reducir las horas extra y las reuniones innecesarias. Este enfoque ha tenido un impacto positivo en el resultado final. 

Al comienzo de la pandemia, alrededor del 40% de sus empleados optaron por presentarse en persona, ganando bonificaciones considerables, asegura Sekiya. Ahora casi el 90% de su personal ha regresado a oficina y el pago se ha reducido. 

“Tuvimos que demostrarles a los empleados que ir a trabajar no da miedo”, explica Sekiya. 

Otros artículos interesantes:

Cómo encontrar el equilibrio para que el modelo de trabajo híbrido funcione de verdad, según los expertos

Microsoft se prepara para las reuniones de trabajo del futuro: un modelo híbrido con participantes en la oficina y en remoto

Estos son los puestos de trabajo en remoto más demandados ahora mismo, según los últimos datos de LinkedIn

Te recomendamos

Y además