14 errores que no debes cometer cuando viajes en caravana

Caravana hoguera campamento
Getty
  • Los caravaners más novatos cometen el mismo error: infravalorar la caravana como un vehículo recreativo con sus propias características y condiciones. Obviarlas puede conducir a accidentes y situaciones desafortunadas.
  • Documéntate bien antes de empezar tu primera ruta en caravana, no tengas miedo a preguntar a expertos ni vergüenza de pedir ayuda a tu copiloto para superar ciertas situaciones.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

¿Planeas viajar por primera vez en caravana este verano? Es una forma diferente de viajar que además se adapta muy bien a la situación actual de pandemia. No obstante hay algo que debes tener en cuenta: una caravana es su propio mundo con sus reglas y condiciones. Conócelas a fondo y así evitarás cometer estos 14 errores de novato.

1. Viajar dentro de la caravana

Autocaravana conducir
RV Talk en Unsplash

Una vez la caravana esté en marcha, todos los viajes deben estar sentados en el coche. Al contrario que una autocaravana, el interior de una caravana no está preparado para hospedar personas durante el trayecto. Y ya a efectos prácticos, está prohibido.

2. Llenar completamente el depósito de agua

Interior de una autocaravana
Getty

En la teoría parece una buena idea: llenar el depósito de agua al máximo antes de partir. Al fin y al cabo, usarás más agua de la que crees en el viaje y no sería agradable encontrarte sin este preciado elemento en el peor momento posible.

Ahora bien, en la práctica ocurren 2 problemas. El primero es que el tanque de agua de tu caravana puede superar perfectamente 100 litros. Tamaña cantidad va a sumar a la capacidad de carga máxima del vehículo y eso se traducirá en un mayor consumo de combustible. El segundo problema es que el agua de un depósito al máximo puede volcar hacia afuera pero también hacia dentro. Si se filtra en el interior de la caravana, repararla puede ser toda una odisea.

3. Desechar las aguas grises y las negras en cualquier sitio

Casa caravana en el desierto
u/RubyWink

Las aguas grises son las que provienen del uso del fregadero o la ducha, mientras que las negras son el resultado de las aguas fecales tras pasar por unos productos químicos. Las aguas negras deben desecharse en las zonas designadas de áreas de reposo, camping o gasolineras. En cuando a las grises, es de buena educación tapar su tubo de escape con un depósito para vaciarlo en algún lugar que nos ea en plena carretera.

4. Dejar la nevera por limpiar después del viaje

Caravana puesta de sol
Pixabay

Las neveras de las caravanas no son como las de casa. Una vez se dejan de usar, permanecen apagadas y por lo tanto su interior se calienta. Toda la suciedad como resultado puede quedar incrustada y será difícil limpiarla o hacer que desaparezca el mal olor en próximos viajes. Evita que ocurra eso limpiando su interior al acabar de usar la caravana y dejando la puerta entreabierta para que se ventile por dentro.

5. Aparcar sin tener en cuenta la temperatura del lugar

Autocaravana familias acampada
Getty

Debido a las dimensiones de la caravana, es normal que quieras aparcar en el primer sitio bueno que veas; quién sabe si habrá otro lugar similar o mejor. El problema es que si a la zona de aparcamiento le da el sol todo el día, ¡quedarse dentro de la caravana será un infierno! Y lo mismo si está siempre cubierto por sombra. Intenta elegir un lugar parcialmente soleado y parcialmente sombreado, aunque tardes un poco más en aparcar.

6. No comprobar la presión o el desgaste de los neumáticos

neumatico
Reuters

Los neumáticos de una caravana son más propensos a desgastarse o sufrir reventones si no son revisados regularmente, debido al peso del vehículo recreativo que soportan. Si alquilas una caravana, infórmate sobre la presión adecuada de los neumáticos. Otra posibilidad es usar sistemas de monitoreo que te avisarán si la presión baja durante la conducción.

7. Sobrecargar la caravana

Maleta
Pixabay

Por normal general, no te fíes de la carga máxima de la documentación de la caravana porque no suele tener en cuenta el peso de los viajeros, el del equipo especial o el del contenido de los depósitos. Así que evita cargar el vehículo con objetos de más. Habrá utensilios que podrás comprar una vez has llegado el destino. Además, que haya una decena de armarietes no significaba que debas rellenarlos todos.

8. No distribuir equitativamente los pesos

Caravana parejas
Getty

Una caravana es como un barco; pon casi todo el peso en lado y sufrirás serios problemas de equilibrio. Fíjate en que casi todo el vehículo recreativo tiene armarietes y espacios. No lo pongas todo en un mismo sitio, sino que reparte los objetos de la forma más equitativa posible. Tampoco cometas el error de novato de ponerlo casi todo en el coche porque entonces lo que vas a sobrecargar es tu vehículo principal.

9. Dejarse ventanas, puertas y armarios abiertos

Alquiler de Autocaravanas

GettyImages

No está estrictamente prohibido conducir una caravana con sus ventanas abiertas, pero todo viajero veterano te recomendará que no lo hagas por una sencilla razón. El interior de estos vehículos no ha diseñado para aguantar una corriente de aire que va a 80 kilómetros por hora o más. Hay riesgo de que algo se deforme, sea arrancado, se vuelque, se rompa…

10. Dejar objetos frágiles o peligrosos sin guardar durante el viaje

cuchillos

Getty Images

Antes de viajar, asegúrate que dentro de la caravana todos los objetos están bien guardados en su sitio. De lo contrario, un giro brusco puede tirar un cenicero al suelo y romperlo (con los accidentes que ello puede causar), o un cuchillo de cocina puede salir despedido y cortar parte del equipamiento.

11. Olvidarse de la existencia de las mosquiteras

¿Por qué los mosquitos pican más a unas personas que a otras? Una investigación analiza una nueva vía para erradicar la malaria

Reuters/CDC/James Gathany

Es raro hoy en día que haya una caravana sin mosquitera en cada ventana. Su uso es muy evidente: como normalmente se va de acampada a la naturaleza, siempre cabe la posibilidad de llamar la atención de insectos. Baja las mosquiteras por la noche si duermes con las ventanas abiertas o puede que te despiertes en forma de mega-picadura humana.

12. Apoyarse en las paredes interiores divisorias

Pareces interiores caravana

Cruzarse de hombros y apoyar la espalda contra la pared es un gesto muy normal, pero evítalo con las paredes interiores de la caravana que dividen habitaciones. Son más frágiles de lo que crees y se pueden romper en cualquier momento. No solo te puedes caer sino que te meterás en un lío si el vehículo es de alquiler. 

13. Creer que puedes aparcar sin ayuda

Autocaravanas en un camping.
Unsplash

Que no te dé vergüenza en el momento de aparcar pedir al copiloto que baje para que te ayude a hacerlo sin problemas. No, no es un signo de debilidad ni de poca experiencia: incluso los caravaners más veteranos lo hacen. Las caravanas son difíciles de maniobrar, su tamaño puede bloquearte la vista… Así que es mejor prevenir y aparcar en equipo para evitar sustos innecesarios.

14. No entrenar días antes del primer viaje

Autocaravana familia
Pixabay

¿Te imaginas conducir tu primer coche sin pasar por una autoescuela? Algo similar ocurre con las caravanas, autocaravanas y campers; aunque son vehículos no tienen nada que ver con los coches normales que has conducido hasta ahora. Antes de tu primer viaje, saca la caravana a conducir por espacios abiertos para practicar giros, aceleraciones o frenadas. Tu yo del futuro lo agradecerá.

Otros artículos interesantes:

5 rutas para disfrutar de Europa en caravana

Un padre de familia británico ha convertido un Boeing 737 en una caravana para las vacaciones familiares

Así son las espléndidas autocaravanas de 7 personas que decidieron convertir sus vehículos en casas permanentes