España presentó a la Oficina Europea de Patentes un 8,9% más de solicitudes que el año anterior, un crecimiento mayor al de Alemania, Francia, Italia o Reino Unido

Cultivan en un laboratorio la variante delta para ensayos humanos, con el fin de desarrollar nuevas vacunas y tratamientos

Dylan Martinez/Reuters

Buen momento para la innovación española. Los datos de la Oficina Europea de Patentes (OEM) revelan que las solicitudes de patentes que se registraron ante este organismo desde España crecieron un 8,9% en 2021 con respecto al año anterior. Supone el mayor crecimiento de solicitudes registrado en una década.

También es una cifra superior al de la mayoría de países europeos. El número de solicitudes de patentes que Italia registró creció un 6,5%; en Suiza, un 3,9%; en Bélgica, un 3,3%; en Países Bajos, un 3,1%; y en Alemania, un 0,3%. Esta cifra disminuyó en Francia (-0,7%) y en Reino Unido (-1,2%). España queda atrás de países como Suecia (+12,0%), Finlandia (+11,2%) o Dinamarca (+9,2%).

En el cómputo global, la Oficina Europea de Patentes (OEP) recibió en total 188.600 solicitudes en 2021 de todo el mundo, un 4,5% más que en 2020. De esta forma, se puede afirmar que el número de solicitudes de patentes presentadas por España en 2021 está por encima de la media global de las que registró la OEP el año pasado.

"¡Salid a conquistar al mundo, dejad de ser tan tímidos!": el director general de la Oficina Mundial de Propiedad Intelectual reivindica el potencial de España en innovación

Son los datos que refleja el Índice de Patentes de la OEP 2021 que se publica este martes, y que arroja otros tantos datos, como que 6 de cada 10 solicitantes de patentes españolas son universidades e institutos de investigación y un cuarto de las innovaciones propuestas han sido este 2021 tecnologías sanitarias.

De hecho, la tecnología número uno con más solicitudes de patentes en la Oficina Europea de Patentes por parte de España ha sido la farmacéutica, cuyas solicitudes crecieron un 7,4% con respecto al año 2020. En segundo lugar, las patentes relacionadas con aparatos, energía y maquinaria eléctrica, en el que se circunscriben las innovaciones en energías limpias y que creció un 22,2% con respecto a las solicitudes presentadas en el año anterior.

Por detrás aparece la tecnología médica, con un crecimiento del 17,6%, y la biotecnología. Las patentes españolas solicitadas ante la OEP con esta última rama aumentaron en 2021 un 24,8% con respecto al año anterior. En quinto lugar figura el campo tecnológico que más ha crecido en España, con un aumento del 77,4%: "motores, bombas, turbinas".

De esta manera, según detalla la propia OEP en un comunicado que acaba de difundirse, las tecnologías sanitarias (productos farmacéuticos, tecnología médica y biotecnología) representan un cuarto de las innovaciones que desde España se elevaron a la Oficina Europea de Patentes durante 2021, año marcado por la crisis sanitaria.

Daren Tang, responsable de la agencia de la ONU que vela por las patentes: "Creemos en la igualdad vacunal, pero también en que la propiedad intelectual es parte de la solución"

En términos nacionales, Cataluña, Madrid y el País Vasco son las tres regiones más innovadoras. Lidera Cataluña, que presentó en 2021 a la OEP un total de 653 solicitudes de patentes, el 33,5% de las elevadas desde el país. Madrid aparece detrás con el 19,5% y el País Vasco con el 11,4%. Las tres juntas suman el 64% de las solicitudes de patentes propuestas a la OEP.

Esto se puede refrendar por la concentración de universidades e instituciones de investigación en la Ciudad Condal y en la capital española. Solo en el área metropolitana de Barcelona se registraron 385 solicitudes, por las 371 que se presentaron desde la ciudad de Madrid. 6 de cada 10 solicitudes de patentes españolas se presentaron desde estos centros académicos.

De hecho, la OEP destaca que España figura entre los principales países solicitantes de patentes "por el papel particularmente fuerte que desempeñan sus institutos de investigación y universidades" en el panorama de innovación nacional.

Para José Antonio Gil Celedonio, director de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) considera que estos datos son una "excelente noticia". Explica que la OEPM cuenta las patentes que se registran a través de su oficina, a través de la OEP y a través de la OMPI (la oficina mundial, dependiente de Naciones Unidas).

"Cuando sumamos esos tres indicadores vemos que hay más solicitudes españolas de patentes en general. Eso siempre es una buena noticia y dice mucho del estado de la ciencia y de la tecnología españolas, que se está protegiendo", incide.

Más "en unos momentos como los actuales", "en los cuales hay tantos problemas en la logística, en la cadena de suministros, y ahora incluso en los costes del transporte y de la energía". "Tener capacidad industrial propia permite afrontar las necesidades que uno pueda tener. Tener patentes es tener tecnología y poder exportarla. Es una excelente noticia", enfatiza.

El papel de China y Asia

España es uno de los países europeos que más crecieron en solicitudes de patentes durante 2021. Pero a este organismo no solo pueden presentar patentes ciudadanos del Viejo Continente. También lo hacen con bastante intensidad innovadores de todo el mundo que ansían defender sus invenciones también en Europa.

De hecho, en su cómputo global, la OEP registró un incremento de solicitudes de patentes impulsado en buena medida por las que se presentaron desde China (un incremento del 24%, a doble dígito) y Estados Unidos (5,2%). Los 38 países que forman parte de la red que ampara la Oficina Europea de Patentes presentaron un 2,8% más de patentes que el año anterior.

Sin embargo, el papel de Europa sigue disminuyendo. Si en 2013 el 50% de las solicitudes que esta oficina provenían de países europeos, ese dato ha caído al 44% en 2021. En buena medida por, como se avanzaba, el papel de Asia. Huawei, firma china, fue la principal solicitante de patentes en la OEP en 2021. Ya lo fue en 2019.

En 2020 el líder fue Samsung. La compañía coreana es en 2021 el segundo mayor solicitante de patentes ante la Oficina Europea, seguido de LG, también surcoreana.

De almacén de falsificaciones a motor de la innovación global: la gran transformación de Asia, según el director de la Oficina Mundial de Propiedad Intelectual

El número de solicitudes de patentes es un indicador temprano de las inversiones de las empresas en investigación y desarrollo. Estas cifras crecieron en 9 de 10 campos tecnológicos clasificados por la propia OEP. Si en España la tendencia refleja que un cuarto de sus solicitudes están relacionadas con tecnología sanitaria, en el cómputo total la OEP pone el acento en la digitalización.

De esta manera, la comunicación digital y la tecnología informática registraron un mayor crecimiento, seguida de las innovaciones en farmacéutica y biotecnología. António Campinos, presidente de la OEP, considera que "la fuerte demanda de patentes en 2021 muestra que la innovación se ha mantenido sólida" a pesar de la difícil situación que provocó la pandemia.

"Destaca la creatividad y la resiliencia de los innovadores en Europa y en todo el mundo. Han presentado un mayor número de solicitudes de patentes y el fuerte crecimiento de las tecnologías digitales proporciona evidencia convincente de la transformación digital que se está produciendo en todos los sectores e industrias", abunda el presidente de este organismo.

La guerra de la que nadie habla: qué está haciendo la Oficina de Patentes y Marcas para impulsar la soberanía industrial española frente a potencias como EEUU o China

La OEP —no confundir con la Oficina Europea de la Propiedad Intelectual o EUIPO, un organismo de la Unión Europea— tiene sede en Múnich y oficinas en Berlín, Bruselas, La Haya y Viena. Se fundó con el objetivo de fortalecer la cooperación en el ámbito de las patentes en el Viejo Continente, con lo que es una entidad que no tiene que ver con la propia Unión Europea.

No obstante, la OEP y la EUIPO colaboran habitualmente, así como lo hace con la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM). La OEP europea cuenta con 6.400 empleados, y mediante la tramitación de las patentes que reciben en Múnich los inventores pueden gozar de protección de patentes en hasta 44 países.

Otros artículos interesantes:

Moderna podría ser demandada por las vacunas contra el COVID-19 por un conflicto de patentes

La guerra por las patentes de las vacunas se recrudece mientras las regiones más pobres siguen clamando por su liberación

Daren Tang, responsable de la agencia de la ONU que vela por las patentes: "Creemos en la igualdad vacunal, pero también en que la propiedad intelectual es parte de la solución"

Te recomendamos