Pasar al contenido principal

España ha rebajado en un 21% su consumo de combustibles desde 2007

Precio del petróleo

Una de las principales consecuencias de los avances tecnológicos que en los últimos años han mejorado la eficiencia energética en España es la reducción en el consumo de combustibles. En concreto, en un 21% en la última década ─entre 2007 y 2017─, según un informe publicado por EAE Business School este lunes.

Las "políticas medioambientales", especialmente orientadas al uso de energías renovables en materia de transporte, así como los "cambios de hábito" de la ciudadanía han sido los principales catalizadores de este descenso en el consumo de combustibles.

Eso sí, en los últimos tres años el consumo ha repuntado, algo que no impide que los niveles se encuentren muy por debajo de la crisis. Algo a lo que ha contribuido el abaratamiento de las energías renovables: el consumo de gasóleos ha caído desde 2007 en un 19,6%, mientras que el de gasolinas ha decrecido en un 27,3%.

La bajada ha sido tan generalizada que todas las comunidades autónomas han visto decrecer su dependencia de combustibles. La única excepción es La Rioja que, en este tiempo, ha incrementado su consumo en un 2%.

Leer más: La UE fija que en 2030 el 32% del consumo de energía debe proceder de fuentes renovables

En el otro extremo, las Islas Baleares son la comunidad que más ha reducido su consumo en la última década, con un 41%. Le siguen Galicia (30%) y Asturias y la Comunidad Valenciana ( con un 26% ambas). Por su parte, Madrid ha experimentado una caída del 19% y Cataluña, del 17%.

La UE, motor de las renovables

Comparando los datos de España con el resto de Europa, se aprecia una bajada generalizada en el continente, aunque a un ritmo menor que en nuestro país: en los últimos seis años, el consumo de petróleo se ha reducido en un 3,5%, acorde a "la mayor concienciación" hacia la sostenibilidad y "el uso de energías renovables", según el informe.

Se trata de una tendencia en la que Europa sigue estando a la cabeza: en todo el mundo, la demanda de combustibles fósiles ha crecido en esta década en 1,57 millones de barriles diarios, hasta los 97,7 millones.

Leer más: España estancada en renovables: concentra sólo el 1% de potencia fotovoltaica del mundo

Las previsiones sitúan en 2019 el momento en el que se supere la producción de 100 millones de barriles diarios, con Asia como principal región dependiente de combustibles actualmente, ya que este año volverá a aumentar su consumo en casi un millón de barriles de crudo al día.

En cualquier caso, el reciente acuerdo alcanzado por la UE para fijar que en 2030 el 32% de toda la energía consumida en la eurozona tenga un origen renovable, permitirá sin duda que el consumo siga bajando en España.

La UE "está en camino de lograr su objetivo de cubrir el 25% de sus necesidades energéticas con renovables en el 2020", según el informe. Algo que podría transformar en pocos años algunos mercados, especialmente el de los vehículos eléctricos, actualmente con precios algo restrictivos a pesar de los incentivos como el plan VEA.

Te puede interesar